Edición Impresa, Policiales

Audaz golpe a la madrugada

Tres personas armadas y a cara descubierta asaltaron el galpón de una empresa de transporte, donde luego de golpear a un vigilador y maniatar a empleados se llevaron la recaudación del fin de semana.

Negui Delbianco

Tres personas armadas y a cara descubierta asaltaron ayer a la madrugada un galpón de la empresa de transporte Monticas ubicado en el barrio Viaducto. Luego de golpear a un vigilador privado y reducir a varios empleados, se alzaron con alrededor de 20 mil pesos en efectivo junto a todos los celulares de sus víctimas.

El atraco ocurrió alrededor de las cuatro de ayer, cuando tres personas saltaron un tapial ubicado en el fondo de la empresa, ingresaron al galpón y golpearon y redujeron al vigilador privado, indicaron fuentes policiales.

Tras esto, el trío de asaltantes sorprendió a un encargado y a cuatro mecánicos, quienes fueron llevados hasta el medio del galpón que tiene entrada por Tucumán 4237, donde quedaron maniatados con precintos.

Luego, los asaltantes se dirigieron hasta las oficinas y se alzaron con la recaudación del fin de semana –alrededor de 20 mil pesos en efectivo– y los teléfonos celulares de los empleados del lugar y salieron por la puerta de acceso al galpón.

Según refirieron voceros de la UR II, varios minutos después los trabajadores lograron zafar de sus ataduras y mientras algunos salieron a la puerta a ver si podían dar con los ladrones o ver si alguna persona que pasaba por el lugar pudo ver en qué se fueron los delincuentes, otro dio aviso a la Policía y también a una ambulancia, ya que el vigilador había sido golpeado en la cabeza con la culata de un arma, prosiguieron los peritos. 

Unos minutos después llegó al lugar personal de la comisaría 7ª, con jurisdicción en la zona, que comenzó a buscar a los ladrones por la zona, aunque sin éxito.

Personal de la empresa refirió a este diario que el de ayer no fue el primer atraco del que son víctimas, ya que anteriormente hubo un par de robos, aunque aclararon que nunca tuvieron que lamentar víctimas porque antes no hubo hechos de violencia o agresión física hacia los trabajadores o los encargados de la seguridad.

“Esto es así, como en todo el barrio, yo muchas de las veces en que trabajo de noche dejo el auto estacionado frente al galpón, y me lo abrieron tres veces en menos de un año. Acá a la noche es tierra de nadie, porque es una zona especial”, concluyó el hombre destacando que en el barrio son muchas casas de familia. Además, está cerca del “puente Lima” donde no hay demasiado tránsito “ni de noche ni de día”.

En primer término se dijo que los ladrones se alzaron con alrededor de 20 mil pesos en efectivo, pero horas más tarde desde la empresa indicaron que podría ser una cifra mucho menor, aunque eso recién se sabrá cuando tengan el resultado del arqueo de caja, indicaron voceros policiales.

Comentarios