Policiales

Más tiros para el lado de la Justicia

Atentado a Tribunales de San Lorenzo: abanico de hipótesis

Dos hombres en moto dispararon sobre la fachada del edificio tribunalicio. Fueron cinco plomos. Tres de ellos impactaron contra el colegio de abogados, situación que motivo encendido reclamo. Desconcierto: “Por los datos que tengo no hay ninguna causa que justifique este tema”, dijo Rafael Gutiérrez


Minutos antes de las 22 de este lunes dos personas que se trasladaban en moto dispararon al menos cinco tiros de arma de fuego contra la fachada del edificio del Palacio de Tribunales de la localidad de San Lorenzo, en San Carlos al 8000. Los plomos impactaron de lleno en la contra la puerta de la delegación del Colegio de Abogados local, acaso un blanco fortuito, pero que motivó la representación de letrados anuncie que se presentará como querellante en la causa que investiga el ataque. Las autoridades no arriesgaron línea investigativa alguna en cuanto al móvil, aunque sí existen trascendidos. “Estamos investigando si hay alguna causa penal que podría haber motivado esto”, dijo Rafael Gutiérrez, presidente de la Corte Suprema de Santa Fe.

La investigación del atentado, cuyo móvil es difuso, quedó en manos del fiscal Juan Carlos Ledesma, quién ordenó, entre otras medidas, la intervención del Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI). En la escena los pesquisas recogieron vainas servidas calibre 9 milímetros sobre las escalera y la vereda, además de plomos deformados. Los casquillos serán peritados y comparados con vainas levantadas de las escenas de hechos de naturaleza similar, comunicaron desde la Fiscalía Regional. Por la noche se tomaron testimonios primarios a posibles testigos que aportaron elementos que fueron reservados para la investigación.

Desde Fiscalía confirmaron que en el trascurso de este martes se ampliará la toma de testimonios. A la vez, comunicaron, “hay medidas en curso en cuanto a la identificación y motivación del hecho”.

Desconcierto

La balacera genera incertidumbre. La mayoría de los ataques de esa naturaleza que ocurrieron en Rosario fueron atribuidos a la banda los Monos, pero no tienen relación con el fuero sanlorencino.

“Hay que hacer inteligencia, conseguir datos para tener una solución definitiva y saber quiénes son los autores materiales e intelectuales”, sostuvo en declaraciones a LT8 Rafael Gutiérrez. presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe.

“Lo tienen filmado, aparentemente, a los agresores; también hay algunos testigos que vieron la situación por la hora que fue. El fiscal está investigando. Indudablemente, la preocupación va aumentando porque entre las balaceras de Rosario y ahora las de San Lorenzo estamos investigando si hay alguna causa penal que podría haber motivado esto”, sostuvo.

De todos modos detalló: “Por los datos que tengo de San Lorenzo no hay ninguna causa que justifique este tema”.

Para Gutiérrez, no hay vinculación entre los hechos de Rosario y San Lorenzo, ni tampoco en San Lorenzo una causa trascendente que podría haber motivado esta situación.

“Es un atentado más en contra de una sede del poder judicial”, reconoció el funcionario.

Conjeturas

Por lo bajo, las autoridades manejaban distintas hipótesis –en estricto off– en pro de desentrañar los móviles del atentado. Las conjeturas sobre los autores barajan a sectores vinculados con los investigados en el caso Paula Perassi, en el séptimo aniversario de la desaparición de la mujer. Una represalia tras el parcial desbaratamiento de bandas dedicadas al narcomenudeo en Capitán Bermúdez también asoma en el abanico de supuestos, ya que las causas tramitan en la órbita de la sede del Ministerio Público de la Acusación de San Lorenzo. La versión no es descabellada: la comisaría de esa ciudad del Cordón Industrial fue blanco de recientes ataques que demostraron el poder de fuego de las bandas que se disputan el territorio, con epicentro en el barrio Copello.

Letrados furiosos

Uno de los primeros datos periciales surgidos es que de los cinco disparos tres impactaron en la puerta de la Delegación del Colegio de Abogados, y los otros dos a escasos centímetros de distancia. Sobre el particular, el delegado Gabriel Filipini se quejó de que la sede judicial no cuenta con mínimas medidas de seguridad.

El abogado expresó su preocupación al portal sanlorencino Síntesis: “Hicimos gestiones para que pongan cámaras de seguridad, para colocar detectores de metales para controlar a las personas que ingresan al Tribunal, sobre todo en el sector donde se desarrollan las audiencias penales, pero no pudimos concretar ninguna de esas gestiones que realizamos con gente del Ministerio de Seguridad de la provincia y ante el jefe de la oficina de Gestión Judicial de San Lorenzo”.

Filipini amplió amplió su demanda: “De noche no hay luz en el frente del edificio, no se ve nada ni en el hall de ingreso ni en la parte exterior porque hace mucho tiempo que se rompieron las luminarias y no las repararon”. Y agregó: “¿Cómo puede ser que en los Tribunales no tengamos ni cámaras, ni luces y ni se controlen con detector de metales a las personas que ingresan? Ahí entra y sale cualquiera, alguien lo pude hacer armado y no lo notarían porque nadie los controla”.

“Nos vamos a presentar como querellantes en la causa para que el hecho se investigue y se llegue al esclarecimiento”, adelantó.

Filipini enfatizó: “Como delegado tengo la obligación de exigir que esto se investigue para saber de dónde proviene el ataque. Acá se van a ventilar juicios contra el narcotráfico de Capitán Bermúdez y hoy se cumple un aniversario de la desaparición de Paula Perassi y también podría estar relacionado. No descartamos nada pero nos llama la atención que la totalidad de los disparos estén direccionados contra la puerta de la Delegación del Colegio de Abogados”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios