Gremiales

ATE Rosario y Siprus concretaron un paro de 48 horas en reclamo de mejoras salariales

Los estatales y los profesionales de la salud realizaron medidas de fuerza, el martes y el miércoles, en rechazo al acuerdo alcanzado en paritarias por las cúpulas sindicales. Reclaman un aumento en blanco, el pase a planta de los contratados y medidas de seguridad en el marco de la pandemia.


En el marco del paro que llevaron adelante durante el martes y el miércoles, los trabajadores provinciales de ATE Rosario protestaron frente a la sede del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (SIES). El reclamo, que se suma al realizado en el Nodo Salud, fue por mejores condiciones laborales, móviles aptos para la atención de pacientes y la seguridad de trabajadores y trabajadoras, el pago de sueldos atrasados, el pase a planta y el rechazo de la paritaria firmada por la conducción provincial de ATE y el gobierno de Omar Perotti.

Daniel Albachiaro, chofer del SIES y delegado de ATE Rosario, expresó que “lo que venimos a reclamar son condiciones seguras de trabajo. Los móviles no están en condiciones y se pone en riesgo nuestra integridad física, nuestra vida y los pacientes trasladados, porque el nuestro es un trabajo de riesgo”.

Las cuadrillas de ambulancias del sistema de emergencias sanitarias brindan cobertura asistencial, realizan urgencias médicas en la ciudad de Rosario, además de gestionan la derivación de pacientes entre los diferentes centros de atención y efectúa los traslados de alta, mediana y baja complejidad. Un escenario complejo que se repite en los diversos efectores de salud.

“Por otro lado –continuó Albachiaro– estamos reclamando el pago de sueldos atrasados, tenemos compañeros que hace más de seis meses que no cobran, también el pase a planta de todas y todos los precarizados y por supuesto rechazamos el acuerdo paritario firmado por (Jorge) Hoffman, (Jorge) Molina y Perotti, un acuerdo a espaldas de las y los trabajadores, entregando el salario. Es un ajuste brutal para los estatales”.

El paro por 48 horas fue votado por los afiliados de ATE Rosario en rechazo de la paritaria suscripta por las autoridades provinciales del sindicato, que está compuesta mayoritariamente por sumas remunerativas y no bonificables. Asimismo, se quejan de que el aumento de las asignaciones familiares es totalmente insuficiente, dejando por ejemplo la asignación por hijo entre las más bajas del país, ya que es cinco veces menor que la otorgada a nivel nacional.

La prosecretaria gremial de la seccional, Cecilia Ferreyra, dijo que “esta paritaria deja a trabajadores por debajo de la línea de pobreza, es mentirosa, siguen sin cifras en blanco, es un porcentaje del 6% y venimos de un año con cero pesos en el bolsillo, cuando hemos estado en la primera línea de batalla durante la pandemia”.

La acción gremial que llevan adelante las y los afiliados a ATE Rosario que se desempeñan en la órbita provincial, se realiza en un contexto de incertidumbre ante la llegada de la segunda ola de Covid-19 y la grave situación que denunciaron trabajadores del SIES, quienes aseguran que los móviles de traslado de pacientes no están en condiciones para la coyuntura que sé está atravesando. El preocupante escenario se repite en diversos sectores, por lo que el sindicato ejecutará asambleas para coordinar medidas de lucha para el mes de febrero.

 

Paro de Siprus

Los profesionales de la salud nucleados en Siprus también realizaron un paro a nivel provincial de 48 horas y se movilizaron frente al Nodo Salud Rosario. Los trabajadores protestaron porque el gobierno de Omar Perotti “pretende cerrar la discusión salarial de 2020 dejando al 80% de los profesionales de la salud con sueldos por debajo de la inflación” y anunciaron un nuevo paro de 72 horas para la semana que viene.

Diego Ainsuaín, presidente de Siprus, recordó que la propuesta oficial además de ser insuficiente en lo salarial “no resuelve los pases a planta, el cambio de escalafón de licenciados en bioimágenes, trabajo social ni enfermeros”. Tampoco soluciona las deudas salariales “porque, aunque resulte increíble, hay compañeros en la provincia que hace un año y dos meses que no cobran su salario totalmente o hasta dos años que no cobran parcialmente porque no le abonan los adicionales”.

Durante la primera jornada de paro sin asistencia, se expresó la bronca tras la difusión como logro por parte del gobierno de la existencia de un plazo fijo de 18 mil millones de pesos, dado que consideraron que “este superávit de las cuentas públicas se hace a costas de nuestras condiciones de trabajo y en no invertir en enfrentar esta pandemia, por eso Santa Fe tiene de los peores resultados epidemiológicos del país”, fustigó Ainsuaín.

Comentarios