Ciudad

Ni Una Menos

Ataque femicida: su ex pareja la prendió fuego y pelea por su vida en el hospital Provincial

Vanesa Olguín ya lo había denunciado y le habia pedido a Adrián Bajo, su ex, que se fuera pero el hombre se negaba a dejar la casa. Este miércoles, la atacó y la quemó delante de su hija de 6 años. El atacante fue detenido en Rosario. La Multisectorial de Mujeres marcha en Villa Gobernador Gálvez


Vanesa Erika Olguín tiene 36 años y está peleando por su vida luego de que su ex pareja la atacara golpes y la prendiera fuego este miércoles pasadas las 11 de mañana en una vivienda de Levalle al 2500, de la vecina localidad de Villa Gobernador Gálvez. El agresor estuvo prófugo hasta cerca de las 17, cuando lo atraparon en la casa de un familiar en el barrio Latinoamérica en Rosario y este viernes será imputado por la tentativa de femicidio.

Familiares, conocidos y vecinos de Vanesa Olguín llenaron las redes para enviarle fuerzas. Desde el Movimiento Barrios de Pie, donde Vanesa integra el área de Salud Colectiva, emitieron un comunicado para reclamar justicia. Con la bronca a flor de piel, la militantes de la Multisectorial de Mujeres de Villa Gobernador Gálvez, se concentró a partir de las 17 en el Reloj de la plaza de la Madre para gritar “Ni Una Menos, hoy más que nunca”, y exigir que se declare la Emergencia Nacional por Violencias de Género.

La madre y una hermana de la víctima contaron desde la sala de espera del hospital Provincial que Vanesa estaba separada: lo había denunciado por violento y le dijo que se fuera pero su ex se negaba a dejar la casa. “Él no se quería ir. Ella dormía en el suelo en un colchón y él en una cama”, agregó.

Este miércoles pasadas las 11, una de las tres hijas de Vanesa, de 6 años, pidió auxilio a una vecina de la cuadra de Levalle al 2500. La nena le dijo que Adrián Bajo, el ex de Vanesa, le estaba pegando y cuando la mujer fue hasta la casa ya había otros vecinos intentando ayudarla. El atacante le había tirado un líquido combustible y la prendió fuego. Mientras intentaban llamar a una ambulancia, uno de los vecinos increpó a Bajo y le preguntó por qué lo había hecho. El atacante dijo que la quería asustar y después, huyó en una moto Honda Wave color roja

Vanesa fue llevada hasta el hospital Juan Anselmo Gamen, donde ingresó grave con quemaduras en el 70 por ciento del cuerpo. Una vez que lograron estabilizarla, la derivaron al hospital Provincial de Rosario, donde quedó en la sala de cuidados intensivos: allí permanecía estable con quemaduras en rostro, cuello, piernas y torso, según indicaron voceros judiciales.

Desde la Fiscalía señalaron que el intento de femicidio de Vanesa fue notificado recién a las 13 por personal de la guardia del Provincial. Por la gravedad de las lesiones, el caso quedó a cargo del fiscal de Homicidios Dolosos Adrián Spelta, quien libró la orden de detención del atacante.

Fue en ese marco, que alrededor de las 17 de este miércoles, los voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) anunciaron que el personal de la División Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) detuvo a la ex pareja de Vanesa, identificado como Adrián Maximiliano Bajo, de 40 años, en la casa de un familiar de Fontezuela al 2600, en el barrio Latinoamérica en Rosario.

La madre y la hermana de Vanesa seguían en la sala de espera del hospital Provincial mientras que sus compañeres del Movimiento Barrio de Pie Santa Fe emitieron un comunicado publicado en Facebook, donde contaron que Vanesa trabaja en el área de Salud Colectiva y exigieron justicia: “Hoy nuestra compañera Vanesa  fue atacada brutalmente por su ex pareja dejándola en grave estado. Toda nuestra fuerza para que puedas salir de esta situación lo más rápido posible. Nuestra compañera está peleando por su vida. Exigimos que la Justicia actúe con celeridad. ¡Hoy y todos los días #NiUnaMenos !

Manifestación en el Reloj

Rosana Menéndez integra Amas de Casa del País VGG y forma parte de la Multisectorial de Mujeres en dicha localidad. Las militantes la conocen como Chana y en medio de la bronca por tantos años de reclamos desoídos y la angustia por Vanesa dialogó con El Ciudadano para contar que a partir de las 17 se concentraron en el Reloj que está en la plaza céntrica de la ciudad para exigir que se declare la Emergencia Nacional por Violencia de Género en un intento por que no haya otras Vanesas.

“Desde la Multisectorial veníamos haciendo carteles con los reclamos históricos, ayer (por el martes) publicamos un documento y videos para no dejar de estar presentes en este 3 de junio para renovar el grito de Ni una Menos en el marco de la pandemia pero hoy pasadas las 11 nos enteramos del ataque contra Vanesa y decidimos reunirnos en el Reloj, que está en la plaza de la Madre, donde tenemos espacio para respetar las medidas de higiene. Parece una provocación, estamos muy dolidas y con mucha bronca por lo que le pasó a Vanesa”, empezó contando Chana mientras masticaba bronca porque sabe que a pesar de toda la lucha falta mucho camino para que las mujeres puedan estar contenidas.

“Parece una provocación. Acá (por VGG) venimos a los tumbos. Tuvimos el primero de los femicidios en la provincia con el asesinato de Marisa Molina y a pesar de todos los reclamos seguimos con muchas carencias y falta de políticas públicas para la atención de las violencias contra las mujeres”. Esta última parte Chana la va a remarcar a lo largo de toda la conversación y tiene su fundamento ya que, si el Estado decide declarar la Emergencia Nacional por la violencias contra las mujeres y disidencias. las organizaciones, los centros de salud, hospitales y los espacios destinados por la Justicia para la violencia de género podrán tener herramientas que puedan ayudar de manera integral a las víctimas.

“Las víctimas de violencias están en un círculo del que no es fácil salir. Todavía se hacen denuncias en la comisaría y a veces no se las toman. Otras no vuelven por muchos factores, pueden ser culturales, porque hace mucho tiempo que están aisladas sufriendo violencia psicológica y física, sin recursos económicos y también con la incertidumbre de cómo seguir, cómo reinsertarse laboralmente y más en esta época de crisis. El femicidio es el último eslabón de estas violencias a las que vienen siendo sometidas a lo largo de muchos años”, aclaró.

La militante feminista de Amas de Casa del País VGG puso un ejemplo claro para dar cuenta de la situación de las mujeres. “Hace poco y tras muchas gestiones del Movimiento de Mujeres se logró que en esta ciudad se abra un Centro Territorial de Denuncias (CTD) pero no tiene un espacio acorde para que las mujeres puedan acercarse a denunciar. Es chico y no tiene la privacidad que se necesita. Algunas, tienen que viajar a Rosario para terminar el trámite, sin tener recursos económicos para hacerlo”, dijo Chana, recuperando el tono de voz que se entrecortaba cada vez que hablaba del ataque de Vanesa.

 

Comentarios