Policiales

Más sangre en el sur

Ataque en Tablada: un muerto y un herido

Desde un auto dispararon con una ametralladora contra un grupo que estaba cerca del histórico búnker de Alem al 4000. Un adolescente estaba internado grave y un hombre falleció por disparos en el torso. Presumen que la agresión se enmarca en las disputas de bandas en ese barrio


Un ataque a tiros dejó un muerto y un herido esta tarde en barrio Tablada, dijeron voceros policiales, los que añadieron que la modalidad de los homicidas fue similar a la observada en esa misma cuadra de Alem al 4000 en otras ocasiones en las últimas semanas: motociclistas que pasaron y gatillaron al bulto.

Según una versión, el ataque se produjo poco después de las 17 en el ingreso a un pasillo de Alem casi Doctor Riva, por donde pasó un vehículo –una versión habló de un Renault 12– desde el cual partieron disparos, que un testigo dijo se habían efectuado con una ametralladora.

Como resultado resultaron heridas dos personas: un adolescente que quedó  internado en grave estado en el hospital Provincial, con un disparo que le dio en el torso, mientras que un hombre de 38 años fue trasladado al Roque Sáenz Peña, donde falleció una hora más tarde al no poder reponerse de los tres impactos que recibió por la espalda. Un vocero lo identificó como Darío Leguizamón, de 38 años y domiciliado en esa cuadra, igual que el chico herido.

Investiga el caso el fiscal Florentino Malaponte, de la Unidad de Homicidios Dolosos, quien trabaja con el auxilio de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones. “No se trataría de un hecho de robo”, dijeron desde Fiscalía sobre el ataque, ocurrido en jurisdicción de la seccional 16ª.

En la zona donde ocurrió el ataque funciona un histórico búnker que hasta hace un año y medio estuvo gerenciado por Juan Carlos “Carancho” Flores Caminos, quien se mudó a Villa Gobernador Gálvez. Allí lo mataron el 3 de abril pasado, en el mismo lugar donde en diciembre habían asesinado a tiros a su yerno, Alberto Menéndez.

Tras el crimen de Carancho, uno de sus sobrinos, Bruno C., fue baleado en Alem al 4000, frente al mencionado búnker: le metieron cinco tiros el pasado 10 de abril y sobrevivió de milagro. De hecho, Leguizamón, el hombre asesinado este miércoles, vivía en Alem 2028, en el mismo lugar donde por décadas vivió Carancho.

En marzo del año pasado, en el mismo lugar fue asesinada una mujer de 32 años, Julia Guzmán, al quedar en medio de un tiroteo.

Las disputas, sostienen detectives, se dan en el marco de un enfrentamiento entre bandos que en los últimos 25 meses dejó al menos medio centenar de muertos. La disputa arreció en el último mes, al conocerse la sentencia contra la banda de Los Monos, tras la cual se produjeron reacomodamientos al interior de los bandos y cambios en las sociedades que disputan ese sector de Tablada para el narcomenudeo: por un lado los Funes-Ungaro; por el otro, y hasta el asesinato en la cárcel de Coronda de Rubén “Tubi” Segovia, referente del clan Cantero en este barrio, el clan que el fallecido encabezaba en alianza con el clan Caminos. Coalición que se rompió con el ataque a traición que sufrió Tubi en la prisión, en el pabellón que compartía con integrantes de los Caminos. Tras su asesinato, se produjo a las pocas horas un doble crimen en barrio Municipal, bastión de los Caminos, que se considera una represalia por el homicidio de Tubi, aunque las víctimas no estaban vinculadas con el grupo que maneja el barrio.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.