Básquet, Edición Impresa

Básquet

Atalaya ganó el clásico y está a un paso del título

Fue un clásico de alto voltaje, que se definió en tiempo extra (empate en 69) por 91 a 80 para Atalaya.


De tanto en tanto el básquet de Rosario se rebela, le demuestra a todos que el potencial, enorme, está ahí, esperando por alguien que haga las cosas bien. Y en este fin de torneo repleto de hartazgo y de ganas de cambiar algo, entre los dirigentes de algunos clubes, los hinchas y amantes del deporte, salió a escena otra vez esa ilusión de que se puede tener algo mejor si los que están al frente dejan sus miserias de lado y suman en lugar de restar.

La dirigencia de los elencos que participan del cuadrangular, junto a los encargados de Sportivo América, generaron un marco en el que luego de mucho tiempo se pudo vivir una jornada apasionante y el plus de un clásico con público entre Sportsmen y Atalaya. Y más allá de algunas situaciones aisladas (sobre todo provocadas desde el rectángulo),  todo salió bien.

Fue un clásico de alto voltaje, que se definió en tiempo extra (empate en 69) por 91 a 80 para Atalaya, que sueña con rememorar aquel Top 4 de 2011 en el que una victoria ante Sportsmen le dio el festejo, o más atrás en el tiempo el éxito de 1997 con un equipo que es historia.

Pero para festejar y quedar a una victoria de la gloria, antes el Azul debió ganar un juego complejo, en el que no estuvo cómodo y que tranquilamente podría haber perdido.

Los dos salieron a imprimir el ofensiva el ritmo que prefieren, y mientras Sportsmen pudo darle juego a Topino y Belli (buen juego de parejas) cerca del aro, Atalaya corrió la cancha con Suárez para definir con Yanson. Con el ingreso de Dayer, el Verde pudo frenar el vértigo del base del Azul y le dio la llave a su equipo para tomar una ventajar en el marcador.

Ya temprano en el juego tanto Mariano Junco como Gonzalo Pastorino comenzaron a “jugar” su partido con los cambios defensivos y la zona fue moneda corriente. Moreno pudo frenar la sequía de Atalaya en la primera mitad y desde la larga distancia acercar a su equipo.

En el tercer cuarto, Sportsmen llegó a sacar 12 con el buen ingreso de Tzoiriff, pero cuando parecía que la diferencia se abría, fue Orellano el que cerró la grieta con sus triples. Otra vez a foja cero y el clásico palo a palo hasta el final.

El cierre del tiempo regular estuvo marcado por los tiros libres, y aunque ambos tuvieron posibilidades (Sportsmen la última) las dilapidaron y el clásico se fue a suplementario.

Allí fue Atalaya el que tomó el control del marcador, con Pérez acertando y Maruelli determinante desde la velocidad y el desparpajo. Sportsmen se consumió en los nervios y se escapó un partido que supo dominar.

El Azul es el dueño de la Sexta por unos meses y quedó a un paso de obtener el ansiado título, por eso el delirio de su impresionante hinchada.

El básquet de Rosario se subleva. Hay potencial.

SÍNTESIS

ATALAYA (91): Lautaro Suárez 9 (x), Mauro Moreno 16, Santiago Orellano 15, Maximiliano Yanson 21, Federico Pérez 22 (fi), Leandro Pugnali 0, Facundo Maruelli 6, Brandon Gargicevich 2. DT: Mariano Junco.

SPORTSMEN (80): Juan Cravero 0, Ignacio Tripelli 2, Gonzalo Caviasso 4 (x), Erick Topino 29, Ignacio Belli 10 (fi), Facundo Dayer 18, Mauricio Tzoiriff 8, Mateo Pastorino 6, Julián Mateini 3. DT: Gonzalo Pastorino.

ESTADIO: Amílcar Tamburri (Sportivo América)

ÁRBITROS: Walter Valente y Franco Petrone

PARCIALES: 16/19, 34/43 y 57/59

ECHESORTU GANÓ, PERO NO LE ALCANZA

La jornada del miércoles no tuvo desperdicio y el apasionante andar del cuadrangular final de la A1 comenzó ya en el duelo de primera hora, que se cerró con triunfo de Echesortu ante Caova por 77 a 75. Sin embargo, al equipo rojiblanco la alegría no le alcanzó para mantener sus chances de campeón, ya que Atalaya se impuso a segunda hora.

Entre las ganas de revancha de las finales perdidas contra el Funebrero, y la necesidad de ganar para mantener viva la llama del título, Echesortu mostró un juego efectivo para dominar a Caova en el inicio. Hubo doble marca y atrape contra Gabriel Domínguez, se negó la comunicación a Pablo Maggi, y allí fue más sencillo recuperar arriba y convertir en superioridad numérica. Cuando Sbarra y Bísaro calentaron la mano, Eche estaba 12 a 0 al frente ante un rival sorprendido. Poco a poco los de Gnass empezaron a hacer pie, pero recién pudieron cambiar el trámite del juego cuando desempolvaron la vieja y querida defensa zonal que les dio una gran mano en los títulos 2014 y 2015 frente a Eche. Con esa variante estratégica pudieron anular a los de Claudio González un rato y se metieron en partido.

Para cuando Marcos L’Abbate y sus triples despertaron a Echesortu, ya el juego era otra vez mano a mano.

Los rojiblancos comenzaron a hacer daño con rompimientos, y para evitarlo Caova recurrió nuevamente a zona, pero ya nada era garantía y la diferencia fluctuaba, como el dueño del marcador. Muñeca Muñoz fue factor largo rato en el tercer cuarto, mientras que Rojas era importante cuando el Funebrero podía correr. Como contrapartida, Echesortu crecía con Sbarra y la aparición de Lucas Boselli.

Pero en la etapa de definición, el aro se abrió para Echesortu, con el regreso de Esquivel a pura potencia y una defensa más aguerrida para negarle juego a Caova. Bísaro metió puntos clave y Sbarra se adueñó de la pelota para primero sacar una ventaja y luego prácticamente definir el partido con un doble de segunda chance tomando el rebote ofensivo de su propio tiro (en jugada que Caova protestó un golpe contra Gentile pero que ni siquiera tras verla muchas veces está claro si hubo contacto con alguna intención). Caova tuvo la última pero el triple no quiso entrar.

SÍNTESIS

CAOVA (75): Gabriel Domínguez 12, Sebastián Chianea 6, Gastón Rojas 17, Germán Muñoz 19, Pablo Maggi 14 (fi), David Gavio 3, Juan Pablo Lupo 0, Bautista Gentile 2, Adrián Molina 2, Franco Correa. DT: Néstor Gnass.

ECHESORTU (77): Franco Sbarra 23, Martín Bísaro 16, Dante Esquivel 12, Lucas Boselli 14, Sebastián Sánchez 4 (fi), Lucas Drab 0, Marcos L’Abbate 8, Nahuel Colaneri 0, Pedro Bravo 0. DT: Claudio González

ESTADIO: Amílcar Tamburri (Sportivo América)

ÁRBITROS: Daniel Olivera y Darío Bosio

PARCIALES: 7/17, 33/34 y 55/54

GATO VERDE

Muchos jugadores del básquet de Rosario y de Liga que están de vacaciones en la ciudad se hicieron presentes, pero el que se robó las miradas y los pedidos de fotos fue el Gato Formica, jugador de Newell’s y reconocido hincha de Sportsmen.

CÓMO QUEDÓ EL CUADRANGULAR

Atalaya lidera con récord de 2 partidos ganados y 1 perdido, mientras que Echesortu y Caova tienen 1-1 y Sportsmen quedó 0-2. Lo cierto es que de acuerdo a los resultados que se dieron, Echesortu puede llegar a triple empate pero no a ser campeón, por lo que son Atalaya y Caova los que mantienen posibilidades.

El lunes jugarán a las 20 Echesortu ante Sportsmen y a las 22 Atalaya frente a Caova. En el caso de que Sportsmen gane en el choque de primera hora, el campeón será el elenco que resulte ganador en el duelo del Azul contra el Funebrero. Pero si es Echesortu el que se impone a primer turno ante el Verde, allí podría producirse un triple empate si Caova se impone a Atalaya.

En ese triple empate, Echesortu quedaría con -8 (perdió ante Atalaya por 10 y le ganó a Caova por 2), por lo que puede incidir pero no podrá ser campeón. Caova necesitaría en ese caso ganarle por 6 o más a Atalaya para festejar. Atalaya, entonces, podría hasta perder por 5 para ser campeón en el caso de ese triple empate.

Lógicamente, si Atalaya gana no hay ninguna cuenta que sacar

 

 

Comentarios