Policiales

Barrio Alvear

Atacaron un quiosco a tiros

Perdigonadas de escopeta hirieron en el hombro al hijo de la dueña, de 13 años, y a su padrastro en una oreja. Uno de los agresores fue retenido a golpes y debieron suturarle el rostro antes de detenerlo. El móvil: una incógnita.


Una quiosquera de barrio Alvear fue agredida por tres clientes que luego de comprarle cigarrillos la insultaron y dispararon con una escopeta al frente de su comercio. El hijo de la mujer, de 13 años, se asomó a ver qué pasaba y resultó herido en el hombro. Su padrastro, que justo llegaba en un carro tirado a caballo, también fue alcanzado por una perdigonada en la oreja. Igual los persiguió y logró agarrar a uno de los tres. Lo retuvo a golpes con ayuda de vecinos hasta que llegó la Policía, según voceros del caso. El móvil del ataque no fue develado por los investigadores que no descartaron un ajuste de cuentas entre facciones de zona sudoeste. El detenido, de 28 años y domiciliado en barrio Tablada, debió ser suturado en el rostro y luego quedó detenido en la seccional 33°.

Voceros del caso informaron que el ataque ocurrió alrededor de las nueve de este sábado. Un llamado al 911 alertó que había un joven ensangrentado siendo retenido por vecinos. Al llegar al lugar vieron en una canchita de fútbol de Piamonte al 3000 que Nahuel David M., de 28 años, estaba sujetado en el suelo por Luis Alberto C., de 32, dueño del quiosco ubicado en la misma calle, a la altura del 2600. El hombre le dijo a la Policía que el muchacho se había presentado en su comercio con otros dos y agredido a su mujer, Valeria Paula C., de 38, momentos después de comprarle cigarrillos. Agregó que cuando disparaban contra la vivienda, el hijo de ella, de 13 años (Nicolás M.) salió de la ducha porque escuchó las detonaciones y resultó herido en la espalda, a la altura del hombro.

Ambos fueron atendidos en el hospital Roque Sáenz Peña y se encontraban fuera de peligro. El menor tenía escoriaciones por perdigones en la zona dorsal y el mayor en el brazo derecho y el cuero cabelludo.

Por su parte, los voceros informados que el detenido tenía escoriaciones en varias partes del cuerpo y debieron suturarle el mentón. Asimismo agregaron que no tenía pedido de captura y que tampoco le encontraron armas entre sus pertenencias ni en la zona rastrillada. El hecho es investigado por la fiscalía de Flagrancia en turno.

Cuatro baleados en La Cerámica

Cuatro jóvenes fueron baleados desde una moto este domingo por la mañana. El único que estaba fuera de peligro es un adolescente de 17 años que sufrió una herida en el pie. Los otros tres, de entre 21 y 35 años, quedaron internados en observación. El ataque ocurrió en una esquina de barrio La Cerámica, de zona norte, a la altura de calle Medrano al 2700, donde tiene jurisdicción la seccional 30°. Fuentes del caso informaron que los muchachos se encontraban juntos en una esquina cuando pasó una Honda Twister roja a toda velocidad que los roció a tiros. Dijeron que no conocían a los agresores y que desconocían el móvil del ataque, ya que no tienen problemas con nadie.

Los investigadores dijeron que a las seis de la mañana ingresaron Jonathan y Hugo M., de 25 y 35 años, al hospital Alberdi. El primero con disparos en el abdomen, fue traslado al Heca y el segundo quedó internado con heridas de arma de fuego en el rostro. Media hora después llegaron al hospital Eva Perón de Granadero Baigorria Agustín G., de 17, con un disparo en el pie y Jonathan V. con un tiro en la espalda, quien quedó en observación.

Más tarde fue detenido un sospechoso con cartuchos ocultos en sus genitales, a quien identificaron como Jorge F., de 34.

Si te gustó esta nota, compartila