Policiales

Chamuyo en el centro

Astuta anciana se salvó de caer en un viejo cuento del tío

Tiene 88 años y la abordaron al salir del banco con 17 mil pesos. Una mujer le mostró lo que parecía un fajo de dinero (en realidad papeles de diario recubiertos por un billete) y quiso engañarla en la modalidad de fraude conocida como toco mocho. Sospechó e hizo detener a quien quiso estafarla


La joven fue trasladada a la seccional 2a.

Los milagros no existen pero hay situaciones que se les parecen. Tropezarse en la calle, en medio del ajuste y la crisis económica, con un fajo de billetes a la espera de ser levantados, es una.

Este miércoles, una anciana de 88 años salió del banco con unos 17 mil pesos y apenas caminó unos pasos encontró en la vereda un monedero lleno de dinero.

Luego de recogerlo se le acercó una mujer con la que caminó hasta la puerta de un edificio céntrico, donde se presume que lo dividirían, hasta que apareció otra que dijo ser la dueña.

Con ese particular cuento del tío conocido como toco mocho, la anciana estuvo a punto de perder los haberes que acababa de retirar a cambio de un montón de papelitos de diario.

La astucia no solo la salvó sino que al verse víctima de una estafa pidió ayuda e hizo detener a una de las mujeres, de 31 años.

La Fiscalía evaluaba imputarla por tentativa de robo dado que algunos testimonios indicaban que al final de la maniobra forcejeó con la anciana para sacarle la cartera.

La Policía informó que este miércoles al mediodía un llamado al 911 les pedía que se acerquen a Presidente Roca y Tucumán donde una mujer joven estaba siendo retenida en la calle por un hombre, y que a su lado se encontraba Fanny M., de 88 años, quien la acusaba de intentar quedarse con su dinero por medio de engaños.

Cuando los uniformados llegaron al lugar, confirmaron que la anciana tenía casi 17 mil pesos que acaba de sacar de la entidad financiera, mientras que la sospechosa, Noelia Sabrina C., de 31 años y con domicilio en la provincia de Tucumán, le encontraron un fajo de diarios dispuestos de manera tal que simulaban ser un fajo de billetes.

La joven fue trasladada a la seccional 2a.

La Fiscalía informó que la causa es investigada por el fiscal Marcelo Maximino quien ordenó que se tomen testimonios y se constate si la sospechosa tiene antecedentes penales.

Desde ese ministerio agregaron que no estaba claro si se trató de una estafa o un robo, ya que investigan si la sospechosa intentó sustraerle la cartera a la anciana.

Un ardid antiguo, pero casi siempre efectivo

En la modalidad conocida toco mocho  intervienen varios actores y factores.

Primero y principal, el desprevenido: la persona que de golpe se encuentra con una situación inesperada y reacciona sin dudar de lo que le está ocurriendo.

Segundo, aparece el descuidista, que armado del toco mocho (un fajo de papeles con un billete arriba y otro abajo que dan apariencia de que se está frente a una fortuna) construye una situación idílica y le arma un panorama mágico a la víctima.

Y, por último, el villano, el que pone en jaque la situación, el que amenaza con que todo se esfume; el que hace que el desprevenido se tire a los brazos del descuidista y caiga, generalmente, víctima de su propia codicia.

En la modalidad clásica, el descuidista le pregunta al desprevenido si se le cayó un fajo de billetes, éste dice que no; aparece el villano y propone repartir el dinero.

En algún momento de la actuación le proponen al desprevenido que se quede con el dinero (que sólo son papeles) y les entregue la plata que lleva encima. Así se consuma la estafa.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios