Ciudad, Edición Impresa

Alerta

Assa prepara suba de tarifa en 2017

El titular de la empresa señaló que la devaluación provocada por el actual gobierno nacional provocó un déficit en la empresa estatal cercano a los 600 millones de pesos por lo que no descartó una nueva suba en la tarifa para 2017.


La devaluación provocada por el actual gobierno nacional desde que asumió, sumando a la inflación, provocó un incremento en el déficit de Aguas Santafesinas Sociedad Anónima (Assa) que obliga a la empresa estatal a comenzar a pensar en nuevos aumentos en la tarifa para el año que viene. Así lo dejó entrever el director de la compañía, Sebastián Bonet, quien informó que el actual “rojo” es cercano a los 600 mil pesos.

“Nosotros hemos atravesado este año 2016. El año pasado se hicieron audiencias públicas donde se terminó actualizando la tarifa para este año en función del año 2014, atravesamos todo el 2015 y en diciembre el Estado nacional, dentro de las medidas económicas, provocó una devaluación en la moneda del orden del 60 por ciento. Nosotros tenemos muchísimos insumos, químicos, bombas y motores dolarizados y en marzo tuvimos un segundo fuerte impacto. Triplicamos el costo de la energía eléctrica, lo que afectó de lleno a la compañía”, dijo el funcionario.

“Estamos trabajando con las proyecciones que el Estado nacional está haciendo para la inflación, ver cuáles son las políticas generales para la macroeconomía, tratando de hacer una proyección de gastos en esa misma proporción, tratando de adaptarnos a esa realidad”, añadió.

El titular de Assa recordó que el déficit se profundizó este año y estará cercano a los 600 millones de pesos en función de la diferencia entre los costos y los ingresos. “No hemos evaluado todavía en cuánto debería actualizarse la tarifa. Estamos trabajando permanentemente, hablando con legisladores provinciales y evaluando cómo enfrentar el año próximo”, afirmó Bonet.

“Un aumento en el servicio está incluido en el presupuesto 2017 y la idea es poder charlar con el Estado nacional, con el Enress para ver si se puede hacer un análisis diferente pero en principio nuestros números no son convergentes con los costos de las tarifas y el déficit nos provoca muy fuertes problemas. Nosotros necesitamos tener estabilidad económica y financiera para poder brindar un mejor servicio”, siguió.

Al ser consultado sobre el varias veces anunciado plan para la colocación masiva de micromedidores en los hogares, Bonet recordó que es una duda pendiente en todo el país. “Son cientos de miles los medidores que hay que instalar en la Argentina, millones en realidad. La verdad es que el país todavía no ha avanzado en esa materia y es una deuda pendiente. Hay un consenso general a nivel país para realizarlo y estamos en conversaciones con el gobierno nacional para tratar de avanzar con estas políticas, tratando de aprovechar las líneas de crédito de los bancos internacionales”, indicó.

“Capitán Bermúdez tiene un ciento por ciento de micromedición y es el único caso de Assa. Nosotros tenemos un plan en elaboración que comprende la colocación de más de 300 mil micromedidores en los próximos años. Creemos que hay que avanzar hacia allí porque uno de los pilares es que la gente consuma todo lo que necesita sin derrochar”, concluyó.

Comentarios