Policiales, Últimas

Zona noroeste

Asesinato de un joven y de su bebé: la primera hipótesis refiere a posible móvil narco

Una de las víctimas era pariente de Roberto Pimpi Caminos y tenía una causa penal por narcotrárfico. En su casa se encontró importante cantidad de material estupefaciente. La pista narco que sigue la Fiscalía

Foto: Fiscalía Regional II

Entre tres y cuatro personas llegaron en una Ford Ranger blanca que había sido robada el jueves pasado con la modalidad levante. Se bajaron y sorprendieron a los tiros a la familia integrada por: Marcos Caminos, su pareja Mecaela Bravo y los hijos de ambos, Ciro de un año y Bautista de 6, que estaba sobre el automóvil Audi. Los acribillaron en la puerta de su vivienda en barrio Larrea, donde el mayor de los niños logró salvar su vida de milagro cuando pudo escapar y entrar a la casa de su abuela. Su padre y hermanito murieron y su madre se encuentra internada en grave estado. Poco después del hecho hubo un allanamiento en la casa familiar y se secuestró importante cantidad de material estupefaciente. La fiscal Georgina Pairola estimó que el niño asesinado iba en la parte delantera en brazos de su madre cuando fue herido y agregó que había gran cantidad de disparos en el vehículo, más de 30, todos calibre 9 milímetros. El joven asesinado era pariente del ex jefe de la barra brava de Newell´s Roberto Pimpi Caminos y contaba con antecedentes por violación a la ley de estupefacientes.

Estos datos surgieron de una conferencia de prensa que la fiscal de Homicidios Dolosos brindó este mediodía. En el asiento del conductor perdió la vida Marcos Caminos, de 27 años, y su pequeño hijo Ciro de un año, mientras su pareja Micaela pelea por su vida en el hospital Eva Perón. Un cuarto integrante de la familia, un niño de 6 años se salvó de milagro cuando escapó del vehículo.

Pairola explicó que la familia estaba arriba del vehículo, llegando o saliendo del domicilio particular ubicado en Colombia 1320 bis cuando apareció la camioneta. Según las versiones había entre tres y cuatro personas. Estima la fiscal que eran cuatro y uno se quedó al volante mientras los otros tres bajaron y abrieron fuego contra las víctimas, Caminos recibió15 disparos en el cuerpo.

En el lugar quedaron gran cantidad de vainas servidas, todas calibre 9 milimetos, que fueron documentadas en grupo por el personal de balística para poder establecer la mecánica del hecho. El coche tenía más de 30 disparos. Este martes se hará una pericia más exhaustiva para determinar las trayectorias de las balas y saber donde estaba cada tirador y determinar la cantidad de armas utilizadas, explicó

La funcionaria contó que hicieron un amplio relevamiento de cámaras de seguridad no solo del lugar del hecho sino del eventual recorrido que podría haber realizado la camioneta desde el lugar del  crimen hasta donde se encontró una camioneta con similares características prendida fuego. Esta camioneta fue robada el 21 de abril con la modalidad levante en la vía pública. Por lo que se pidieron las actuaciones para ver el caso.

Otra vez una familia masacrada: un niño de 6 años logró escapar del auto y salvar su vida

En cuanto al joven asesinado la fiscal dijo que preliminarmente tenia antecedentes por causas vinculadas a la violación a la ley de estupefacientes, pero aún no tenía el informe. La versión que tiene es que estaba cumpliendo una condena dictada por otra jurisdicicón. A lo que sumó que tras el doble crimen se requizó el domicilio de la vícitma y se encontró gran cantidad de drogas y algunas armas.

En cuanto a la hipótesis del hecho Pairola dijo que hablar de una pelea entre bandas es muy general todo esto puede estar atravezado por el narcotrárfico, pero tenemos que establecer el móvil concreto para saber si es una lucha entre bandas o es un hecho vinculado a la misma banda a la que pertenecía la víctima. Además confirmó que Caminos era pariente de Roberto Pimpi Caminos.

En cuanto a la existencia de amenazas previas dijo que si bien tuvo un breve contacto con la madre del joven, este lunes estaban llevando adelante las exequias. La fiscal dijo que al llegar al lugar del hecho constataron que la casa había sufrido una balacera previa y hay algunas incidencias que dan cuenta de balaceras previas a la familia que están evaluando, afirmó.

Jefa policial

Este viernes asumió la jefatura de la Unidad Regional II Marganita Romero. La jefa policial brindó una entrevista a de 12 a 14 en Canal 3 e hizo referencia a la situación de extrema violencia que se vive en la ciudad.

El crimen del niño me ha movilizado mucho y me lleva a asumir aún más el compromiso que venía teniendo, dijo en relación al doble homicidio.

El compromiso lo asumí cuando el gobernador (Omar Perotti) y el Ministro (de Seguridad Jorge Lagna) me dieron esta resposabilidad de conducir la URII. El camibo de jefe no significa que el personal policial baje los brazos y no siga trabajando con el mismo compromiso, quizás no es lo que la gente quiere como respuesta imnediata, que no sucedan más este tipos de hechos, pero estamos trabajando y esperando material logístico (móviles policiales) porque personal tenemos, aseguró.

En cuanto a lo que puede dar en su gestión, la jefa policial dijo que sabiendo que cuento con el apoyo de la Agencia de Investigación Criminal y las Fuerzas Federales, busca cambiar la dinámica de trabajo. Sumar mayor presencia en la calle y en materia preventiva estar más cerca del vecino, “queremos llevar un poco de tranquilidad y frenar este tipo de hechos violentos”, aseguró.

En cuanto a la violencia que vive la ciudad asolada por las organizaciones criminales dijo que los cabecillas de estas bandas criminales están detenidos y “lo que quedó acá, lo tomo como una lucha de ganar territorio por los narcotraficantes, estamos trabajando para desalentar y terminar de desarticular estas bandas”, concluyó.

Comentarios