Policiales, Región

lo encontraron en su casa

Asesinaron a un docente en María Teresa


jotajotalopezvt

La localidad de María Teresa, en el departamento General López del sur santafesino, alteró con dramatismo su rutina este lunes tras hallarse sin vida al docente Juan Carlos Eterovich (Charly), de 45 años, en su domicilio de calle General Paz entre Rivadavia y Sarmiento.  Según fuentes de la pesquisa se trata de un homicidio, ya que el hombre presentaba varias puñaladas en el cuerpo. Si bien no había hasta la noche pistas sobre el probable autor del crimen, los investigadores presumen que se trata de un conocido de la víctima porque el ingreso de la vivienda no estaba forzado. En principio, apuntan a un conflicto interpersonal, ya que no hay indicios de robo.

Según el periodista Juan José López, de Radio Jota, la investigación corre por cuenta de la fiscal Paula Borrello –representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA)–, la Policía Científica y personal de la Policía de Investigaciones (PDI). El cuerpo del docente fue trasladado a la Morgue Judicial de Venado Tuerto para realizar la autopsia correspondiente y determinar los detalles en cuanto a las causas del deceso.

El cuerpo del docente fue hallado dentro de la vivienda, rodeado de sangre, y presentaba varias heridas de arma blanca en el pecho y rostro, aunque en principio no se hallaron rastros de defensa de su parte o pelea en el lugar. Uno de los perros de la víctima también fue encontrado muerto en las cercanías.

Preliminarmente, los responsables de la pesquisa estimaron que, por el estado del cadáver, el crimen se cometió el sábado último por la noche o la primeras horas del domingo.

Eterovich se desempeñaba como profesor en la escuela de educación secundaria orientada (Eeso) 554, y de la 224. En las redes sociales, alumnos y compañeros resaltaron su calidad humana y su lucha como delegado.

Según los datos del programa Primero La Noticia, la víctima, quien se desempeñaba como profesor de matemáticas, no se presentó a trabajar este lunes en el colegio donde daba clases. Una compañera lo llamó por teléfono y al no obtener respuesta, avisó a la Guardia Urbana, que envío a la Policía.

En el domicilio del docente, los uniformados habrían sido atendidos por un joven de 27 años, quien alquilaba una parte de la casa al propietario, quien señaló que estuvo el fin de semana y que al llegar fue directamente a su habitación. El cadáver de Charly fue encontrado en una sala con una mesa y sillas. Sobre una mesa, estaban las tarjetas y efectos personales de la víctima, quien salvo por el inquilino transitorio no tenía familia y vivía solo.

Comentarios