Edición Impresa, Policiales

Empalme Graneros

Asesinaron a un adolescente

Le pegaron una puñalada en el abdomen en un presunto intento de robo a metros de su casa. Su padre lo cargó y lo llevó al Heca, donde otro de sus hijos está internado reponiéndose de un grave accidente. Murió ayer a la mañana.


Un adolescente de 17 años murió ayer mañana en el Heca, adonde llegó la noche anterior trasladado por su papá con una puñalada en el abdomen. De acuerdo con voceros judiciales, fue herido en la zona de Garzón al 6200, en Empalme Graneros, en un intento de robo. Kevin Nahuel Acevedo tenía 17 años y vivía a metros del lugar donde fue herido y sus familiares contaron a El Ciudadano que el domingo fue a la cancha a ver a Central, se quedó charlando con amigos del barrio y lo hirieron de regreso a su casa.

El domingo, alrededor de las 23, Kevin llegó al Heca llevado por su papá. Presentaba una profunda puñalada en el abdomen y, según las primeras informaciones brindadas por el Ministerio de Seguridad, su padre desconocía el lugar y las circunstancias en las que había sido herido. El chico quedó internado en estado reservado, pero falleció apenas nueve horas después, ayer a las 8.45.

Según su papá, el domingo Kevin fue a la cancha a ver a Central y al regreso se quedó tomando y charlando con sus amigos en un playón ubicado a unos 150 metros de su casa, en Garzón al 6200. Esa noche, el papá de Kevin salió de su vivienda de la calle Fray Mamerto Esquiú al 6200 en dirección al Heca, donde uno de sus hijos estaba internado por un gravísimo accidente de tránsito que el año pasado lo dejó al borde de la muerte y con una prótesis en la cabeza. Al pasar por Garzón, le dijo a Kevin que regrese a la casa.

De acuerdo con sus familiares, cuando transitaba los 150 metros que lo separaban de su casa, Kevin fue apuñalado por otro muchacho. Su papá estaba regresando al barrio cuando lo llamaron y le avisaron. Apenas llegó, no tuvo tiempo de hacer nada más que cargar con su hijo y llevarlo al Heca. “No tengo idea quien le hizo esto, si supiera quien fue no tendría problema en decirlo porque me mató a mi hijo”, dijo el hombre. Kevin era el tercero de sus cuatro hijos y, según describió, era un fanático de Central y le encantaba estar con sus amigos y su novia. Junto con sus hermanas y sus padres, se turnaba para cuidar a su hermano enfermo y asistía a una escuela especial en la zona.

Por su parte, desde el Ministerio Público de la Acusación, un portavoz judicial afirmó que, de acuerdo con las primeras averiguaciones a cargo del fiscal de Homicidios Dolosos Pablo Pinto, Kevin fue herido en un presunto intento de robo. Además, el fiscal ordenó medidas en reserva en base a datos que surgieron durante la jornada de ayer.  En la investigación también intervino la seccional 12°, que tiene jurisdicción en Empalme Graneros.

Comentarios