Edición Impresa, Policiales, Últimas

Asesinan a tiros a un joven y hieren a sus hermanos

Ocurrió ayer pasadas las 3 de la madrugada, en la zona de Jauretche al 8200. El atacante fue detenido más tarde.


“Anoche (por anteanoche) llegué a casa golpeado. Cuando mis hermanos me vieron decidieron salir a buscar al pibe que me había pegado con el arma en Jauretche y Manuel González. Fuimos por Márquez hasta Jauretche, no sabíamos que vivía con la mujer por ahí. Nos dejó llegar casi a la esquina donde me había golpeado y apareció por atrás. Nos ordenó que nos tiremos al piso, no le hicimos caso y ahí fue cuando pasó todo”, recordó Raúl N. sobre la trágica madrugada que le tocó vivir. Él y sus hermanos fueron atacados a tiros. Como consecuencia de la balacera, el más chico, identificado como Domingo Héctor Núñez, de 24 años, falleció en el lugar. Su hermano mayor, Hugo N., de 31 años, quedó herido de un disparo en el tórax; mientras que Sergio Darío N., de 27 años, recibió un tiro en el brazo. Raúl, quien contó la historia, no fue alcanzado por los plomos, pero quedó seriamente golpeado. Horas después del ataquela Policíadetuvo al agresor, un joven de 20 años apodado Pototo, en la zona sudoeste. Era buscado porla Justicia, ya que se lo acusa de ser el autor de otros tres homicidios ocurridos en barrioLa Granada(ver aparte).

“Venía por Jauretche para ir a mi casa, llegué a la esquina con Manuel González y apareció este pibe. Eran alrededor de las 3, y me empezó a gritar que con mis hermanos habíamos molestado a su esposa. que vive en esa cuadra. Le dije que no teníamos nada que ver, pero igual sacó un revólver y me pegó con la culata en la cabeza y en la cara”, aseguró Raúl N. en diálogo con El Ciudadano, mientras era consolado sus vecinos.

“Cuando mis hermanos me vieron, preguntaron qué había pasado. Les conté y salimos a buscar a este pibe. Caminábamos por Jauretche y cuando llegamos a la altura del 8200 nos salió por atrás”, reconstruyó el muchacho, quien recordó las palabras que en ese momento salieron de la boca del agresor: “Tírense al piso», les dijo.

“Nosotros nos dimos vuelta y ahí empezó todo”, recordó Raúl, con la mirada perdida en el piso.

Según las fuentes policiales, un vecino se comunicó al 911 y cuando llegaron al lugar del hecho encontraron el cuerpo de Domingo Héctor Núñez, de 24 años, con tres orificios de bala: uno en la región cervical y las otros dos en tórax.

Su hermano mayor, Hugo N., de 31 años, quien yacía junto a Domingo fue trasladado de urgencia al Clemente Álvarez con un disparo en el tórax. Quedó internado en estado reservado.

Por su parte, Sergio N., de 27 años, también recibió un disparo en el brazo derecho.

Al relatar los hechos, los pesquisas coincidieron  con la versión de Raúl. Horas después del hecho, Pototo fue detenido. Fue apresado ayer alrededor de las 16 en el asentamiento precario, ubicado en bulevar Avellaneda y Uriburu.

Pototo, el más buscado de barrio La Granada

Sergio Ramón P. tiene 20 años y es conocido como Pototo. Además, del crimen de ayer también está señalado como autor del doble crimen ocurrido la tarde del 20 de julio pasado en una plaza ubicada detrás del casino City Center, en barrioLa Granada.

Según relataron las fuentes policiales en dicha oportunidad, esa tarde Pototo discutió con Héctor Miguel Gómez, de 29 años, quien estaba acompañado de Diego Martín Fernández, de 33 años, en la zona de Moreno y Arrieta.

De acuerdo con la investigación, los insultos “entre los compañeros de rejas” –los uniformados indicaron que el atacante compartió un tiempo preso con estos dos muchachos– subió de tono hasta que Pototo amenazó con matar a Gómez. Fernández quiso minimizar la situación, pero el joven armado decidió terminar a los tiros. Héctor Gómez recibió un balazo en el pecho, mientras que dos proyectiles impactaron en tórax y abdomen de Diego Fernández.

Tras la balacera, Gómez murió minutos después de ingresar al hospital Roque Sáenz Peña; y Fernández falleció alrededor de las 19 de ese mismo día en el Heca.

Además del doble crimen, Pototo está sindicado como autor de los dos disparos que terminaron con la vida de Jonathan David Ávalos, un adolescente de 17 años conocido como Jonita. Al momento de su muerte, Jonita estaba sospechado de media docena de homicidios y tentativas, además de innumerables robos y balaceras atribuidas a los Cambichos, Chumbitas o Chumpitas, banda que conformaba con otros pibes del barrio conocidos como rastreros por arrebatar, mejicanear y cobrar peaje a sus propios vecinos de barrio Las Flores.

El crimen del adolescente ocurrió minutos después de la medianoche del 8 de junio, pasado cuando Ávalos caminaba junto a otro pibe de 15 años por Melián y Caña de Ámbar, en zona deLa Granada.

De acuerdo con la declaración de los testigos, un muchacho de 20 años conocido como Pototo los sorprendió, desenfundó un arma y abrió fuego sin mediar palabra. Tras la balacera, Jonita cayó sin vida como consecuencia de un tiro que le atravesó la cabeza mientras que otro proyectil quedó incrustado en el medio del pecho.

Comentarios