Edición Impresa, Policiales

Asesinan a tiros a dos jóvenes y hieren a otro en barrio Tablada

La Policía sospecha que todo comenzó en Ayacucho y Centeno, donde se escucharon disparos un rato antes de los crímenes.


tablada-dentro

Dos jóvenes asesinados y uno herido en una pierna fue el saldo de una madrugada violenta en barrio Tablada. Si bien las tres víctimas fueron encontradas en distintos puntos de la zona sur, la Policía presume que los hechos están relacionados y habrían comenzado en la esquina de Ayacucho y Centeno, jurisdicción de la comisaría 16ª, ya que vecinos de la zona denunciaron al 911 que se escucharon varios disparos cerca de la medianoche de anteayer. Fuentes policiales indicaron además que no se descarta que el hecho tenga relación con un crimen cometido el 23 de enero pasado, cuando un importante grupo de personas se tiroteó en un pasillo del barrio por una aparente disputa entre dos bandas. Además, la víctima fatal de aquella jornada tiene el mismo apellido y sería familiar de uno de los asesinados ayer (ver recuadro).

Cronológicamente, la primera víctima fue llevada al Hospital de Niños Víctor J. Vilela, de Virasoro e Italia, en un auto particular. Según fuentes policiales, dos personas llevaron a un joven bañado en sangre, lo dejaron en la puerta de la guardia y luego se subieron al rodado (que no pudo ser identificado) y se marcharon junto a una tercera persona que los esperó con el auto en marcha.

“Cuando lo revisaron los médicos, constataron que ya había fallecido, por lo que sospechamos que quisieron llevarlo al Hospital de Emergencias y como vieron que se les iba lo dejaron en el Vilela, que quedaba más cerca de Tablada”, indicó un vocero de la pesquisa.

El joven fue identificado por la Policía como Nicolás Horacio López, de 18 años, quien presentaba tres heridas de arma de fuego: una con orificio de entrada en el hombro y otra en el antebrazo derecho, ambas sin salida y una tercera con orificio de entrada en la pelvis y salida por el glúteo, que en principio sería la que le causó la muerte, agregaron las fuentes.

Entre las ropas de López los pesquisas hallaron un arma de fuego calibre 6.35, considerada por el Renar como arma de guerra, con el cargador vacío, por lo que se cree que la misma fue utilizada en los minutos previos al deceso del joven. “Esperemos que la autopsia determine si usó ese arma o alguna otra antes de morir”, acotó la fuente.

Mientras se estaban realizando las actuaciones por el deceso del joven en el Hospital de Niños, una llamada alertó sobre un segundo asesinato, también en jurisdicción de la seccional 16ª.

El cuerpo fue encontrado minutos antes de la 1 de ayer por personal policial tirado al costado de la calle, en la esquina de Abanderado Grandoli y pasaje Page, con un disparo en la cabeza.

Fuentes policiales identificaron al fallecido como Nicolás Iván Basualdo, de 17 años, quien había recibido un disparo con orificio de entrada en la región occipital y salida en el arco superciliar derecho.

Entre sus ropas, los investigadores hallaron una pistola calibre 32, con tres proyectiles disparados, por lo que se presume que participó de un intercambio de disparos. Además, a pocos metros del cuerpo, los agentes hallaron dos vainas servidas calibre 9 milímetros.

Familiares de ambas víctimas dijeron desconocer lo ocurrido durante la noche, algo que fue destacado por los pesquisas que investigan el caso.

Finalmente, minutos antes de la 1.30 ingresó en una ambulancia del Sies al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez otro joven de 18 años con una herida de arma de fuego en una pierna. Según indicaron voceros del caso, el joven, identificado como Alan Eduardo L., fue hallado en inmediaciones de Esmeralda y 24 de Septiembre, también de barrio Tablada, a sólo 3 cuadras de donde fue encontrado el cuerpo de Basualdo.

Para la Policía, los tres hechos están relacionados y habrían comenzado antes de la medianoche de anteayer, en la zona de Ayacucho y Centeno, ya que varios vecinos de la zona llamaron al 911 para denunciar que en ese lugar se escuchaban detonaciones de armas de fuego. Además, los tres episodios ocurrieron con poca diferencia horaria, en un radio de unas diez cuadras del mismo barrio Tablada.

Los hechos son investigados por la Brigada de Homicidios y la comisaría 16ª, junto al Juzgado de Instrucción en turno.

Comentarios