Policiales

Ongamira y Mina Clavero

Asaltante de un súper chino murió a manos de la Policía

Un llamado al 911 permitió la rápida llegada de un móvil del Comando. Hubo una persecución de pocos metros que terminó en la esquina del comercio con resultado fatal. Fiscalía investiga si hubo enfrentamiento. La víctima estuvo mencionada hace 5 años en el atentando al ex gobernador Antonio Bonfatti


El robo a un supermercado chino de barrio La Cerámica, en la zona norte de Rosario, terminó con uno de los asaltantes muertos durante lo que las fuentes oficiales sostienen fue una persecución con posterior enfrentamiento a balazos con efectivos del Comando, a pocos metros del comercio. La víctima, un joven de 28 años residente de la zona, tenía una dificultad motriz por un accidente y había estado mencionada en la investigación por el atentado contra el ex gobernador de Santa Fe Antonio Bonfatti en su casa de barrio Alberdi, en 2013.

Al momento del robo, a las 8.10, hubo un llamado de alerta al 911 por parte de un vecino que permitió la rápida llegada de un móvil del Comando. Hubo una corta persecución, de pocos metros, que terminó en Ongamira e Yrigoyen, donde cayó herido de muerte un hombre identificado como Saúl Isaías Sánchez, de 28 años, por el disparo de una mujer policía, según confió una fuente del caso. La información apunta a que fueron dos las personas que ingresaron al súper Eterno, donde estaban el responsable del comercio, un empleado y una cajero de origen oriental. A uno de ellos lo golpearon. La secuencia fue captada por las cámaras interiores del local, a las que tuvo acceso El Ciudadano.

El fiscal de Homicidios Dolosos en turno Luis Schiappa Pietra quedó a cargo del caso. La participación de personal policial de la provincia, a la vez, motorizó la intervención de la Policía Federal para las pesquisas. En el lugar, los investigadores encontraron una pistola 9 milímetros que enviaron a peritar.

Ya por la tarde, el área de prensa de la Fiscalía Regional apuntó: “Los informes médicos primarios dieron cuenta que Sánchez recibió tres disparos de frente en zona de tórax, ingle y pierna”. Tal como indica el procedimiento de rigor, el cuerpo fue remitido al Instituto Médico Legal (IML) para que se le efectúe una necropsia.

“El fiscal solicitó medidas para determinar si se produjo un enfrentamiento, el cuál se corroborará con el resultado de las mismas”, dijeron voceros del caso. Y añadieron que en cercanías del cuerpo y en el trayecto de la persecución se recogieron un total de seis vainas servidas.

En tanto, los efectivos federales secuestraron las armas reglamentarias de los dos policías de Santa Fe que intervinieron en la persecución, para efectuar un peritaje balístico y exámenes de rigor.

Alrededor de las 11 de la mañana, la zona del barrio La Cerámica lucía alterada. Familiares del fallecido se acercaron al lugar y cuestionaron el accionar policial.

“¿Por qué lo mataron así?”

“¿Cómo va a correr él si es un pibe que estaba mal de la pierna?” Azorada por el destino de su sobrino, Rosalía, una mujer que vive en el barrio, expresó ante las cámaras de tevé su falta de certezas sobre los últimos segundos de Sánchez. “Me llamó mi hermana. Fue rápido. Supuestamente venía de robar. Pero por qué no lo detuvieron ahí nomás si él tiene problemas para correr: ¿cómo llegó hasta la otra cuadra?”, se preguntó.

La mujer puso en duda la versión del enfrentamiento tras la persecución, y sostuvo que su sobrino fue asesinado de un tiro en la espalda. “¿De dónde va a sacar un arma? Ni para comer tenía”, expuso.

Además, refirió que el asaltante tenía problemas de adicciones: “Tenía su vicio, habrá estado en abstinencia: él era adicto”. Sánchez había sufrido un accidente en moto y desde entonces se movilizaba con la ayuda de dos tutores de acero en las piernas.

Fugaz paso por la crónica policial

En 2013 Saúl Sánchez, estuvo mencionado en el ataque a tiros contra la casa del entonces gobernador Antonio Bonfatti, en Gallo y Darragueira, la noche del viernes 11 de octubre. Sánchez figuró en el expediente que instruyó la ex jueza Alejandra Rodenas, al parecer por sus vínculos con la barrabrava de Central y Ema “Pimpi” Sandoval, el único condenado por el ataque, en un juicio abreviado que estuvo lejos de develar las motivaciones y el entramado del ataque.

El 24 de octubre de 2013 Rodenas ordenó una serie de allanamientos en el marco de esa investigación; Sánchez cayó en Medrano al 2700. A fines de 2014 la magistrada le dictó la falta de mérito.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios