Ciudad

Aborto legal, gratuito y seguro

Artistas rosarinas a favor de la legalización

Músicas, actrices y realizadoras audiovisulaes, gráficas y radiales juntaron firmas y enviarán cartas al Congreso para que los legisladores apoyen el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo.


Cerca de 20 artistas se reunieron en Buenos Aires y escribieron una carta abierta a los diputados y diputadas para pedir que apoyen la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Las firmas se multiplicaron y al tiempo se sumaron escritoras, cineastas y músicas. La propuesta llegó hasta Rosario donde un grupo de músicas tomaron la posta y convocaron a firmar una carta abierta. Le siguieron las actrices y dramaturgas y las realizadoras audiovisuales, gráficas y radiales. La idea central es luchar por el aborto legal y gratuito. La semana pasada artistas locales firmaron las cartas que enviaron a los legisladores y mostraron, una vez más, que el arte es un espacio político.

Músicas por el aborto

Hace poco que Evelina Sanzo empezó a usar el pañuelo verde que caracteriza la lucha por la lucha por el aborto legal y gratuito. Se lo regaló una chica cuando cantó en el recital del 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, más conocido como 8M. Desde ese día lo lleva con ella en la calle, arriba del escenario y en el salón donde da clases. “La idea es que la gente lo vea y pregunte. Que deje de ser un tema tabú. Que podamos charlar con las familias”, contó a <El Ciudadano<. Evelina siente que estamos ante un momento histórico y se emociona de sólo pensar que los legisladores y legisladoras van a aprobar el proyecto de ley presentado por la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. “A lo mejor son las ganas de que deje de demonizar a las mujeres que eligen interrumpir el embarazo. Estamos cansadas que nos digan qué tenemos que hacer con nuestro cuerpo”, explicó.

Hace unas semanas Evelina se sumó a un grupo de Whatsapp donde músicas de Buenos Aires participan de una campaña de visibilización iniciada por las actrices y escritoras. La rosarina pensó en replicar el movimiento en la ciudad y junto con la percusionista Victoria VIrgolini crearon un grupo local de Whatsapp y Facebook a los que se unieron más de 300 artistas rosarinas como Cecilia Petrocelli, Ethel Koffman, Sandra Corizzo, entre otras. Dejaron una carta en la Ciudad Universitaria de Rosario, las escuelas de música provincial y municipal, la oficina local de Sadaic y el bar La Popular (Jan Juan y Cafferata) para que las músicas se acerquen a firmar. Enviaron las cartas al Congreso y se sumaron a las actividades de los Martes Verdes en la plaza San Martín. “No es un llamado a abortar porque no es algo lindo. Queremos la ley para que las mujeres que no tienen dinero no mueran”, explicó Sanzo.

La música toca desde los 15 años y el año pasado lanzó su propio sello: Neptunia Discos. Es el único dirigido por una mujer en Rosario. La cantante dijo que se cansó de los tratos machistas dentro de la industria discográfica. “Es difícil ir a grabar y que algún hombre no te diga algo. Si reaccionás, te tratan de feminista y rompehuevos. Si damos un orden dicen que sos brava. Siempre se espera que seamos sumisas”, opinó. Con Neptunia Discos, Sanzo grabó Tabú, su último trabajo donde habla de abuso, feminismo y diversidad. A través del sello ella quiere editar grupos donde las mujeres tengan un rol protagónico. “Estamos tomando lugares que se nos negaron a diario. Los que deciden son varones y llaman a sus amigos. En los festivales de los ex combatientes de Islas Malvinas y en los 50 años de rock nacional tocaron hombres. Los sellos los dirigen los varones, los jurados de concursos son varones, y en los cursos de gestores culturales son varones. Me parece que atrasa”, compartió la artista. Con las músicas se organizaron como colectivo para reclamar por los derechos y participación en los espacios. También se comprometieron a participar de los Martes Verdes.

Actrices y dramaturgas

Lala Brillos se considera feminista desde que nació. Viene de una familia de mujeres fuertes que siempre trabajaron y llevaron adelante el hogar. “Viví en un matriarcado”, contó. Hace dos años empezó a ir a las reuniones de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito. Desde su militancia política dentro de la campaña recorrió los barrios y conoció los abortos clandestinos. “Son prácticas que existen aunque la gente se piense que queremos la extinción del ser humano. La interrupción voluntaria del embarazo es la mayor causa de muerte materna. Es hora de pedir la legalización”, explicó. Con las actrices Sofía Dibidino y Carla Saccani pensaron en replicar la experiencia de Buenos Aires donde cerca de 300 actrices firmaron una carta que enviaron al Congreso para respaldar el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. “Nos parece un gran momento para juntar a todas las colegas, amigas y compañeras a militar. Desde 2001 existe la campaña y el tema nunca estuvo tan expuesto y visible”, agregó.
Hace 15 días las actrices lanzaron la convocatoria en las redes sociales y el jueves 26 en el Centro Cultural La Toma lo firmaron actrices, dramaturgas, directoras y productoras locales. La semana que viene lo llevarán a la Plaza San Martín a los Martes Verdes. “La interrupción legal del embarazo es un hecho de autonomía sobre el cuerpo y la vida. El feminismo viene a abogar por el reconocimiento de este derecho. Es un posicionamiento político pelear para que la sociedad legitime el aborto como decisión personal de las mujeres. Es una cuestión de Derechos Humanos y de salud pública. El Estado tiene que garantizar que se haga en forma segura y digna”, aportó.
Para Brillos el arte es un espacio de mayor igualdad. Piensa que en los últimos 10 años se visibilizó el trabajo de muchas mujeres. “En el teatro siempre ocurrió porque es un arte popular. En la literatura o pintura hubo pocas mujeres. Eso está cambiando. Cada vez hay más poetas, fotógrafas y periodistas”, agregó.

Realizadoras

Lucía Kearney llegó hace una semana a Rosario después de vivir 14 años en Buenos Aires donde estudió dirección de cine y cámara. Conoció que las realizadoras convocaban a firmar una carta abierta y les preguntó si podía replicar el movimiento en Rosario. Se contactó con las fotógrafas Virginia Benedetto, Carla Scolari y Luz Nuñez Soto, y lanzaron la convocatoria en las redes sociales que después ampliaron también a trabajadoras gráficas y radiales. El miércoles en La Toma juntaron firmas que entregaran a los legisladores junto con las realizadoras de Buenos Aires.

“El debate se logró gracias a la movilización y la organización de las mujeres. Nuestra carta no sólo habla de ellas sino que incluye a las masculinidades trans”, explicó Kearney. La realizadora contó que siempre participó de actividades vinculadas a Derechos Humanos y sigue el debate por la legalización del aborto. “Es importante diferenciar entre despenalización y legalización. No sólo no debemos ser penalizadas. Tiene que ser ley para que las obras sociales y los hospitales públicos garanticen la atención de forma gratuita. Los abortos se hacen. Que sean clandestinos sólo favorece un negocio”, opinó.

“Hay que destacar la cuestión de clase y la vulneración que genera hacerlo a escondidas. La ley tiene que acompañarse de Educación Sexual Integral y la provisión de anticonceptivos”, agregó. Kearney tiene 34 años y siempre trabajó como camarógrafa, una profesión donde predominan los hombres. Contó que si bien entre los colegas recibió un trato igualitario, le costó conseguir trabajos por el hecho de ser mujer. “Varias veces no me quisieron contratar para filmar eventos porque soy mujer. Me pasa aún ahora que las cámaras son más livianas y el argumento de la fuerza no tiene sentido. En uno de los últimos trabajos que tuve para un canal de televisión era la única trabajadora entre 20 camarógrafos”, contó. El martes que viene llevarán la carta a la Plaza San Martín para que las realizadoras puedan acercarse a firmar en el marco de los Martes Verdes.

Ilustradoras

Un grupo de mujeres dibujantes de todo el país se unieron para mostrar sus ilustraciones a favor de la despenalización del aborto. Crearon un perfil de Instagram y lo llamaron Línea Peluda. El grupo, que empezó con 15 artistas, en la actualidad suma más de 24 mil seguidores. Ilustradoras rosarinas del colectivo Cuadrilla Feminista y las organizadoras de una feria de fanzines se unieron y replicaron la propuesta en la ciudad. Llevaron papeles y fibrones a la plaza San Martín y retrataron el debate y las actividades de Martes Verdes. “Llevamos materiales para que las ilustradoras puedan acercarse a dibujar. La idea es sostenerlo todos los martes y generar una publicación. Pensamos en un formato digital que condense todos los dibujos”, explicó Victoria Gómez, una de las integrantes de la Cuadrilla Feminista que a principios de abril lanzó la primera publicación con 17 obras hechas por mujeres de Rosario. Todas pasaron antes por Capitana, el taller de impresión montado por Victoria y su compañera.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.