Policiales

Debate virtual

Arrancó juicio narco contra un policía y tres gendarmes vinculados a Luis Paz

El ex sargento Baigoría está sindicado de liderar la banda junto al Enano González. Entre los nueve imputados hay también tres gendarmes. Según la acusación, la organización estaba anclada en Santa Fe y tenía lazos comerciales con Paraguay y Bolivia


Nueve personas comenzaron a ser juzgadas este jueves en la capital provincial acusadas de integrar una banda dedicada al narcotráfico con anclaje en Santa Fe y lazos internacionales con Paraguay y Bolivia. La fecha de inicio del debate, que se lleva a cabo de forma virtual, fue fijada por el Tribunal Oral Federal de Santa Fe, que sentó en el banquillo a un policía, tres gendarmes y cinco civiles. Como la causa cuenta con más de 150 testigos se estima que el desarrollo del juicio se extenderá hasta el año próximo.

Según la acusación fiscal, se trata de la organización narcocriminal más importante del norte de Santa Fe que funcionó desde diciembre de 2015 hasta abril de 2018 bajo el comando del policía de Santo Tomé, Edgardo “Cabezón” Oscar Baigoría, de 48 años, y Emanuel “Enano” Maximiliano González, de 33, y vinculado a la familia del rosarino Luis Paz, ya que es hijastro del ex representante de boxeadores.

Al momento de su detención, Baigoría –hermano de un ex titular de Drogas Peligrosas y ex subjefe de la Policía de Santa Fe– prestaba servicios en la comisaría de San José del Rincón.

La nómina de imputados la completan Jorge Ramón Correa, un misionero de 41 años acusado de transportar un cargamento de cocaína desde Salta en la rueda de auxilio de una camioneta Chevrolet S-10. Y, por comerciar estupefacientes están acusados Cristian Pablo Alberto Mansilla, de 43 años y sobrino de Baigoría, y el matrimonio de Barranquitas y Villa del Parque conformado por Estela “La Mari” Castillo, de 57, y Osvaldo Ramón Salva, de 62 y conocido como “el Viejo” o “Diablo”.

En cuanto a los presuntos encubridores serán juzgados: el sargento de Gendarmería Nacional Damián Omar “Perro” Sosa, de 39, y los cabos Santiago Armando Alejo, de 37, y Jorge Ismael Britos, de 38.

Con la banda también había caído Carlos “Tincho” Ferrer, un arbolito acusado de proveer el dinero necesario para comprar los estupefacientes en Bolivia y Paraguay pero no será juzgado en el juicio ya que firmó una probation (suspensión del juicio a prueba) que consistió en hacer tareas comunitarias y dejar que el Estado se quedara con el dinero que secuestró en su casa, poco más de 700 mil pesos, 11 mil dólares, 8 mil euros y 800 reales.

El tribunal estará conformado por los jueces José María Escobar Cello, María Ivón Vella y Luciano Lauría, quienes estuvieron presentes en los Tribunales Federales de Santa Fe junto al fiscal de juicio Martín Suárez Faisal, ya que los imputados siguieron el debate en su contra desde los distintos penales en los que se encuentran detenidos.

La banda del Cabezón

Según la investigación que llevó adelante el titular de la Fiscalía Federal N° 2 de Santa Fe, Walter Rodríguez, el ex policía Cabezón Baigoría junto al Enano González eran los organizadores de una empresa delictiva dedicada a la comercialización y transporte de drogas que funcionó al menos desde diciembre de 2015 hasta abril de 2018, fecha de sus detenciones que se dieron en el marco de más de 20 allanamientos –uno de ellos en el centro de Rosario– donde fueron secuestrados más de 1,200 kilogramos de cocaína.

El fiscal Rodríguez vinculó esa investigación con otras cuatro que tramitan en otras ciudades el país –Formosa, Misiones, Salta y Reconquista– aunque sólo la causa de Salta será ventilada en conjunto a partir de este jueves.

Es que en esa jurisdicción, en la localidad salteña de Las Lajitas, fue detenido Jorge Ramón Correa a finales de 2017 con cuatro kilogramos de cocaína que llevaba escondidos en una rueda de auxilio de la Chevrolet S-10 que traía desde Bolivia.

Un mes antes, el mismo vehículo había estado en Santa Fe y contaba con una autorización de manejo a nombre de Baigoría hecha en una escribanía céntrica.

Como desprendimiento de este expediente fueron detenidos en 2019, José “Chato” Isidro Jesús Soria, oriundo de la localidad salteña de Embarcación, y el misionero Carlos Meaurio. Ambos fueron procesados por “transporte de estupefacientes agravado por la participación de personas, en forma organizada”, y la causa se encuentra elevada a juicio.

 

Comentarios