Cine, Edición Impresa, Espectáculos

Un relato teñido de sangre

Arrancó el rodaje de “El Ángel”, film que aborda la historia del asesino Robledo Puch

El talentoso realizador Luis Ortega habla de “El Ángel”, la película que protagonizará el debutante Lorenzo Ferro junto a grandes nombres de la escena nacional, que abordará la historia del asesino serial Carlos Eduardo Robledo Puch.


En el marco de una conferencia de prensa realizada en la semana, anunciaron el comienzo de rodaje de El Ángel, la inminente película que dirigirá Luis Ortega, y protagonizará el debutante Lorenzo Ferro, que abordará la historia del asesino serial Carlos Eduardo Robledo Puch, quien por sus numerosos crímenes fue condenado a reclusión perpetua por tiempo indeterminado hace 45 años.

A principios de la década del 70, el conocido como “El ángel negro” o “El ángel de la muerte”, era un adolescente al que se le comprobaron 10 homicidios calificados, uno simple, una tentativa de homicidio, diecisiete robos, ser cómplice de una violación, de una tentativa de violación, de un abuso deshonesto, dos secuestros y dos hurtos.

Además de Ortega, el encuentro con la prensa contó con la presencia de los productores y el elenco principal, con excepción de Ferro, que este año cumple 18 y es hijo del también actor Rafael Ferro, al que se vio en un gran mural, y es probable sea guardado por la producción hasta el gran estreno, anunciado para agosto del año próximo.

En el escenario también estuvieron el Chino Darín, Peter Lanzani (a punto de estrenar Un gallo para Esculapio, ver aparte), Cecilia Roth, Mercedes Morán y Daniel Fanego, además de Sebastián Ortega por la productora Underground (la misma que por televisión impactó con Historia de un clan, acerca de los Puccio, y El Marginal), Matías Mosteirin por K&S y Axel Kuschevatsky por Telefé.

“Es casi un sueño poder presentar este proyecto con este equipo”, arrancó diciendo Luis Ortega, autor de los films Caja negra, Monobloc, Los santos sucios, Verano maldito, Dromómanos y la reciente Lulú.

“Fue un casting de casi mil chicos, pero el que salió elegido fue el primero. Fue como un amor a primera vista”, reconoció Ortega acerca de la elección de Ferro, respaldado por sus amigos en la ficción, encarnados por Chino Darín y Peter Lanzani, que compusieron a Alejandro Puccio en sus versiones para tevé y cine, respectivamente.

“Había leído El ángel negro, del periodista Rodolfo Palacios, y me pareció muy impactante. Cuando un relato literario es tan bueno, es mejor no arruinarlo. Sin embargo, el haber trabajado con él en el guión de Historia de un clan lo cambió todo, y el proyecto volvió solo”, confesó Ortega, en referencia al libro publicado en 2010.

“Le tomé el gustito al mundo delincuencial y encontré que es dramáticamente muy rico para hablar de las mismas cosas pero quizás de una forma más directa, porque estás de frente al bien y al mal, y a la idea de la muerte, que en realidad hay que dar muchos rodeos para llegar ahí”, aseguró acerca del abordaje del género.

“Hay personajes que te facilitan ir al hueso más rápido, y de alguna manera esta historia es una inspiración, más que una recreación de los hechos, hay algo que queremos contar que es más grande que la anécdota: el mundo de lo delictivo nos habilita a hablar de cosas que son muy complejas, porque de alguna forma te las deja servidas”, analizó.

“Historia de un clan tenía condimentos de un policial pero no es el terreno que yo quiero abordar; me gustan las películas con personajes, me gusta profundizar en ese punto. Hay algo que atraviesa toda la película, que es una historia de amor en relación con la amistad en una edad en la que hay una entrega muy profunda”, sintetizó Ortega.

“Carlitos, básicamente, se enamora de su amigo, no un amor erótico sino profundo, el de cuando uno está muy solo y encuentra a otro que quizás ande en lo mismo. Robledo Puch es alguien que ve que todos a su alrededor está actuando, que el mundo es una puesta en escena, y descree de eso, un problema que puede transformarse en una patología”, explicó el director.

“El relato –continuó Ortega– parte de una percepción muy aguda en donde vemos que detrás de cada persona hay una batalla por querer ser alguien. No tenemos que perder de vista que el personaje tiene 17 años, por eso quizás cometa errores tan graves: está buscando una respuesta más grande de lo que puede abarcar cualquier vida, quiere saber algo que nunca se va a saber”.

“Con todo eso, con la historia de amor y sus familias totalmente opuestas, un poco se empieza a armar el mundo en el que va a cometer sus crímenes: por amor a su amigo, a esta otra familia que descubre, por querer sorprenderlos; él cree que lo están filmando, entonces se maneja de esa manera, actúa para alguien. No deja de ser una búsqueda que es común a todos. Puede aparentar ser una película muy oscura, también echará mucha luz cuando terminemos de montarla”.

“Un muchacho que hizo eso a su edad, fue preso a los 20 y lleva 45 años en la cárcel ya no es el que era. Estamos caminando con pie de plomo, porque es la zona donde el diablo mete la cola y no queremos pecar de hacer de esto un espectáculo, algo pintoresco ni nada parecido. Estamos tratando de ir al corazón de cada personaje”, concluyó el realizador.

El Ángel, proyecto al que Axel Kuschevatzky definió como portador de una “sensualidad esencial” con distintos niveles de lectura, tiene un aporte español de El Deseo, la productora de Agustín y Pedro Almodóvar, así como de Esther García, que está siguiendo al detalle la evolución del proyecto que mañana comienza su rodaje en locaciones porteñas.

Comentarios