Ciudad, Últimas

Arranca la reconversión urbana de barrio Pichincha

En esta etapa se inicial inversores privados construirán tres torres sobre Rivadavia entre Rodríguez y Callao. Con la devolución de fondos por plusvalía, el municipio desarrollará obras de infraestructura pública sobre avenida Del Valle y el entorno de Rosario Norte.

El intendente Miguel Lifschitz presentó ayer el plan de reconversión urbana de barrio Pichincha, que comprende el sector delimitado por las avenidas Estanislao López al norte, Central Argentino y Francia al oeste, Del Valle/Rivadavia al sur y bulevar Oroño al este. Para ello se firmó un convenio con grupos inversores locales que unificarán 8 lotes en los que construirán 3 torres de 21 pisos cada una, ubicadas en la manzana de Rivadavia entre Rodríguez y Callao.

El acuerdo con el sector privado, se enmarca en el concepto de plusvalía urbana, es decir el dinero que tienen que pagar los privados por disponer de un espacio que se valorizó gracias a la inversión que hizo el Estado municipal. Ese dinero será utilizado para reconvertir la zona, trasladar el albergue del padre Tomás Santidrián que funciona en la ex Estación Rosario Norte, y desarrollar obras públicas de remodelación de la zona y reubicar construcciones precarias y asentamientos irregulares.

En el marco de una conferencia de prensa que tuvo lugar ayer en el Palacio de los Leones, el intendente y la secretaria de Planeamiento, Mirta Levín, brindaron detalles del plan de “Renovación urbana sobre avenidas Rivadavia/Del Valle – Plan especial Pichincha” que impulsa el municipio a partir de un convenio con inversores privados que permitirá intervenir en una superficie aproximada de 15 hectáreas, limitada por las avenidas Estanislao López al norte, Central Argentino y Francia al oeste, Del Valle/ Rivadavia y bulevar Oroño.

Esta parte del plan, que ingresó a finales del año al Concejo Municipal para su tratamiento y aprobación, tiene prevista la construcción de tres torres en altura y la remodelación integral del parque público y vastos espacios de la zona.

El anuncio se realizó ayer en una conferencia de prensa | Foto: Gentileza Prensa Municipalidad de Rosario.

En la presentación estuvieron presentes, además, los secretarios de Gobierno, Fernando Asegurado; de Hacienda, Gustavo Asegurado; el coordinador de Gabinete, José Garibay; la concejala Clara García, y la subsecretaria de Economía, Eleonora Scaglioti, entre otros funcionarios municipales.

Luego de compartir la proyección de imágenes que adelantaron el resultado final de la intervención, Lifschitz explicó que el proyecto aún no pudo ser tratado por el Concejo Municipal ya que fue presentado sobre la última sesión del año, pero que se espera su aprobación en el mes de febrero “para su pronta puesta en marcha”, que estimó para el mes de marzo.

También dijo que se trata de una iniciativa “muy importante en la que intervienen grupos inversores de la ciudad”, con la participación de reconocidas empresas constructoras que se proponen un emprendimiento de tres torres de 21 pisos cada una, ubicadas en la manzana de Rodríguez y Rivadavia, con frente en el parque Norte. “La idea es que esto permita renovar esos viejos edificios muy deteriorados que se encuentran en este sector de la ciudad, y además, con el recurso que aporten estas torres, nos permita mejorar la zona de parque, erradicar algunos asentamientos que están ubicados en edificios de la ex Rosario Norte y empezar a parquizar ese sector tan importante y jerárquico de la ciudad”, dijo Lifschitz.

En el mismo sentido abundó que “nos va a permitir trasladar un espacio que se utiliza actualmente para darle asilo a personas de todas las edades que están en situación de calle” –en alusión al albergue que administra el padre Tomás Santidrián– “para que podamos darle un destino y un edificio en mejores condiciones”.

“Es un proyecto que se encuadra en el plan especial de Pichincha que aprobó el Concejo hace 4 años atrás”, agregó, y destacó que cumple con la exigencia de que cada proyecto en particular sea discutido y aprobado por los ediles. En cuanto a las características edilicias agregó que se vale de la posibilidad que da la normativa de construir a esas alturas siempre y cuando sean “edificios exentos”, o sea que no sean “medianera con medianera” y que “dejen a su alrededor espacio público y libre”.

Lifschitz remarcó que se respetará el valor tradicional, histórico y patrimonial de este sector donde predomina la baja altura, para que la actividad económica, de  esparcimiento y residencial “se sostenga, se mejore y multiplique”.

Por otro lado, Lifschitz realizó una especial mención a la remodelación de la fachada de la avenida Rivadavia como “proyecto de envergadura” que supone una fuerte inversión privada, la creación de fuentes de trabajo, que implicará movilizar contratistas y empresas proveedoras y que va a tener un alto impacto en la calidad urbana de uno de los lugares más atractivos de la ciudad que “hoy está muy deteriorado”, aseguró el titular del Palacio de los Leones.

Según explicó por su parte la secretaria Levín, los convenios que enviaron al Concejo permitirán la unificación de ocho lotes donde se llevará adelante la parte del emprendimiento que involucra al sector inmobiliario privado, la que calificó como “importante”. Detalló que las tres torres liberarán espacios en la plantas bajas para generar galerías comerciales con un atravesamiento que va desde Aristóbulo Del Valle a Rodríguez en la esquina de manzana; además incluyen casas bajas que permiten integrar un tejido colindante. Todo se realizará en unos 38.000 metros cuadrados edificados.

Levín agregó a las modificaciones del entorno mencionadas por Lifschitz, las de iluminación, senderos, innovaciones en las ferias de artesanos, entre otros. Según se explicó, en la planta baja de las nuevas torres se ubicarán locales comerciales y de esparcimiento y en la planta alta de los edificios, viviendas y oficinas comerciales, entre otros espacios. “Son prototipos de edificios que hoy no existen” en la ciudad, enfatizó Levín.

Transformación de playa ferroviaria

La reconversión de la zona de Pichincha se enmarca en el proyecto para la construcción del Parque de las Vías y remodelación del entorno de la Estación Rosario Norte, como continuación de Parque Norte, y contempla la protección del patrimonio urbanístico-arquitectónico y la renovación de un frente muy deteriorado, conformado por lotes ubicados sobre la avenida Rivadavia/Del Valle, en los que se impulsa un proceso de sustitución y unificación parcelaria que facilite el desarrollo de nuevas tipologías edilicias y recorridos públicos, y la localización de usos comerciales e institucionales en las plantas bajas de los edificios. En este marco, se plantea en forma simultánea la transformación de la playa ferroviaria existente, mediante la incorporación de nuevos paseos con la construcción de senderos, ramblas peatonales, bicisendas, áreas de estar, equipamientos gastronómicos y la localización de juegos para la población joven. A fin de consolidar esta intervención, se pautan dos operaciones, una tendiente a la apertura total del límite establecido por el cerco y los edificios de menor escala que consolidan el borde norte de avenida Del Valle, integrando barrio Pichincha al sistema de espacios públicos planteados sobre la ribera del Paraná; y otra, consistente en la renovación del espacio público conformado en torno a la histórica locomotora, ubicada en Rivadavia y Pueyrredón, para consolidar el límite oeste del parque Norte. Sobre el borde sur del Parque de las Vías se plantea la puesta en valor de la antigua Estación Rosario Norte, la recuperación de su entorno para el uso público y el mejoramiento de las ferias de artesanos.

Comentarios