Policiales, Últimas

Poliladron

Arranca juicio contra un policía que cayó con drogas, dinero y armas

La investigación surgió de una comunicación anónima que alertaba sobre las conductas de un oficial de 33 años, quien guardaba elementos de procedencia ilícita en un cofre, en la sede del Comando Radioeléctrico de Coronda. El allanamiento confirmó la denuncia

La investigación está a cargo de los fiscales Mariela Jiménez y Ezequiel Hernández.

Un oficial de la policía provincial comenzará a ser juzgado este lunes como autor de ilícitos cometidos en 2018 en Coronda. Será en el marco de un juicio oral que comenzará a las 8.30 en los tribunales de Santa Fe.

El acusado tiene 33 años, sus iniciales son M. F. y se le atribuyó haber tenido un arma de fuego de forma ilegal y encubrimiento, ambos delitos mientras prestaba servicio como oficial de la Unidad Regional XV.

Los fiscales que investigaron los ilícitos y que representarán al Ministerio Público de la Acusación (MPA) en el debate oral son Mariela Jiménez y Ezequiel Hernández. Al respecto, precisaron que “solicitamos una pena de cuatro años de prisión e inhabilitación por ocho años, tanto para tener y portar armas de fuego como para ejercer la función pública”.

Por su parte, el juez que tendrá a su cargo la conducción del debate será Leandro Lazzarini.

Según la acusación, el lunes 26 de noviembre de 2018 se le secuestraron al acusado una escopeta de la cual no tenía autorización legal y una pistola calibre 9 milímetros que tenía la numeración serial suprimida. Los fiscales dijeron que ambas armas de fuego estaban en su casa.

Los representantes del MPA también precisaron que por su carácter de funcionario público, no sólo no podía tener las armas de fuego sin la autorización correspondiente, sino que debía denunciar la supresión del número de serie de la pistola 9 milímetros. Asimismo, añadieron que “si lo hubiera hecho, hubiera permitido la persecución penal de ese delito, motivo por el cual se le atribuyó la autoría del delito de encubrimiento”.

Denuncia anónima

La investigación se inicio a raíz de una denuncia realizada a la dirección de correo electrónico de la secretaría de Control de las Fuerzas de Seguridad del ministerio de Seguridad de Santa Fe.

En esa comunicación anónima se informaba que M. F. tenía armas de fuego sin autorización, drogas, dinero y teléfonos celulares, además de otros bienes de procedencia ilícita, dentro de un cofre ubicado en la sede del Comando Radioeléctrico de Coronda, puntualizaron los fiscales.

“Luego de una requisa llevada a cabo en la dependencia policial, se le secuestraron dispositivos celulares y sustancias aparentemente estupefacientes, por lo cual se dio intervención a la Justicia Federal”, recordaron los fiscales.

Respecto de las armas de fuego, explicaron que “fueron secuestradas en el marco de otra requisa voluntaria realizada por personal de Asuntos Internos en el domicilio del acusado, junto con una gran cantidad de material balístico”.

Comentarios