Ascenso, El Hincha

Central Córdoba

“Armar un equipo competitivo para pelear en los principales planos”, el objetivo de Juan Rossi

El entrenador charrúa habló de todo con “El Hincha” y no dudó en afirmar que “sabemos que dejamos la vara alta”. Además, se refirió al armado del plantel para pelear por el ascenso en la Primera C, el proyecto de sumar más juveniles de inferiores y lo que será enfrentarse a Boca en Copa Argentina


Rossi paró la pelota y charló de todos los desafíos que tendrá el Charrúa este año. Fotos: Juanjo Cavalcante

Pasó la primera de trabajo de Central Córdoba en esta pre-temporada veraniega en el Gabino Sosa. Una buena parte física a cargo del preparador físico Ayrton Lewandowski y los trabajos con pelota bajo la atenta supervisión del entrenador Juan Rossi, quien se prepara de cara a esta segunda temporada al frente del Charrúa, tras una primera donde el equipo fue protagonista pero no pudo coronarlo con el ansiado ascenso a la Primera B Metropolitana.

Después del entrenamiento matutino en barrio Tablada, el director técnico del Matador se tomó unos minutos para charlar tranquilo con El Hincha y analizar lo que dejó el torneo anterior tanto lo bueno como lo malo y cómo está la preparación para este año tan competitivo de la Primera C. Además, hizo referencia al proyecto de promover juveniles de divisiones inferiores al plantel profesional e incluirlo en el funcionamiento del equipo y también habló de lo que será el desafío de enfrentarse contra Boca en los 32avos de final de Copa Argentina.

—Sensaciones de esta primera semana de entrenamientos.

—El comienzo de un nuevo año siempre trae muchas cosas consigo, la emoción, la formación del plantel, empezar a ver los jugadores después de un tiempo, regenerar las expectativas y todo eso lleva a un lindo clima, que esperamos podamos mantener durante todo el tiempo.

—Tras la temporada anterior, dejaron la vara muy alta.

—Sí, es un buen incentivo porque sabemos que quedó alta pero lo que tenemos a favor es que nos conocemos, sabemos lo que queremos y hacia dónde vamos. Como siempre trataremos de armar un equipo competitivo para tratar de pelear los principales planos del torneo.

—Se vieron muchos juveniles en este inicio, por lo que será volver a apostar por ellos apoyándose en una base de experimentados.

—Seguro, por eso hemos subido más o menos catorce jóvenes más los que quedaron en el plantel. La idea es ir viéndolos y que vayan sintiendo lo que es entrenar en un plantel profesional y jerarquizar el grupo. Todavía faltan llegar algunos jugadores que se sumarán con el correr de los días. Estamos con muchas ganas y muchas expectativas de armar algo lindo y especialmente porque vemos una gran predisposición de la comisión directiva a tratar de resolver las situaciones que nos contaron el año pasado.

—La temporada pasada antes del arranque del torneo charlábamos y me decías que esto era un proyecto a largo plazo, apostando a las inferiores y eso lo han mantenido para este 2022. Es raro que se apueste a eso en este fútbol argentino.

—Sí, pero eso es mérito de la dirigencia que realmente se compenetró con este proceso y entienden que el camino es por acá. Lo importante es tener la tranquilidad para ir desarrollando en el tiempo el proyecto, va a haber momentos buenos y malos pero si nosotros tenemos claros para dónde vamos, los malos los pasaremos porque sabemos que son lógicos del camino.

—Un premio de lo hecho la temporada pasada será enfrentar a Boca por los 32avos de final de Copa Argentina. ¿Cómo vivís lo de enfrentar a un grande de nuestro fútbol y vigente campeón del certamen?

—Lo lindo sería poder enfrentarlo en dos o tres fases si te toca pasar, no tener que medirte con el último campeón en la primera fase pero el fútbol es así. El fútbol te da esta oportunidad única de jugar contra un equipo de la jerarquía de Boca en una primera fase de Copa Argentina contra un equipo de la Primera C. Enfrentar esa clase de jugadores nos va prestigiar a todos, nos va a dar un mejor nivel, nos va a motivar para seguir trabajando y sobre todo, no debemos olvidarnos que el partido de Boca es uno, nosotros vamos a tener que preocuparnos por los treinta y seis cotejos que tiene el campeonato.

—En cuanto al armado del plantel, siempre se busca experiencia para acompañar a los juveniles. Casos como el Chino Vizcarra que no va a seguir y otros que sí estarán, ¿cómo lo manejas al tema?

—Estamos buscando, tratando de traer jugadores que realmente nos den lo que hoy necesitamos nosotros y la mayoría del plantel, la base está. Entonces el resto estamos viendo futbolistas para incorporar en lugares donde creemos que nos pueden servir para levantar el nivel colectivo e individual.

—Del campeonato anterior, ¿qué fue lo más positivo que sacaron?

—Lo principal fue la conformación del grupo, la convicción de cómo jugar cada partido, que jugábamos tanto de local como de visitante con la misma predisposición y con la misma manera de tratar de salir a ganar todos los encuentros. Después también rescatamos que en el transcurso del torneo tuvimos pocos altibajos y eso es mérito del sistema de entrenamiento y el esfuerzo que hacen los jugadores para mantenerse siempre en un nivel óptimo para esta competencia.

—¿Y lo negativo que deben mejorar?

—Por ahí lo que nos ha faltado ha sido la contundencia en los últimos metros de la cancha, que en algún momento tuvimos algunos altibajos y que en el segundo torneo nos costó un poco más mantener el nivel de juego en varios partidos. Por eso repito que fueron momentos y los pudimos replantear rápido.

Comentarios