Espectáculos

Argentinos homofóbicos "por la patria"

Argentores cuestionó a grupo ultramontano que pidió censura

A través de una página de Facebook pidieron dar de baja el programa "100 días para enamorarse" porque aborda sin prejuicios la diversidad de género. Antiabortistas, antifeministas, antimarxistas y bajo el estandarte de un carapintada, recibieron el repudio de la sociedad de autores


Los programas en horarios centrales de los principales canales de TV del país comenzaron a hacerse eco de problemáticas y debates de género e identidad sexual. Un ejemplo es Las estrellas, en la que una de las parejas protagónicas estaba integrada por Florencia, interpretada por Violeta Urtizberea, y Jazmín, a cargo de Julieta Nair Calvo. La historia generó aceptación, apoyo y también debate en las redes sociales. Ahora le toca a 100 días para enamorarse, que aborda en una de sus historias a una joven en pleno proceso de cambio de género. En este caso, las cosas pasaron a mayores y excedieron la controversia: el autodenominado Argentinos por la Patria pidió que censuren la serie. El grupo se presenta en Facebook con los rostros de San Martín, Belgrano, Rosas y el también fallecido militar carapintada Mohamed Alí Seineldín. Antiabortistas, antifeministas, contrarios a las políticas de derechos humanos y reivindicadores tácitos de la última dictadura se definen los editores de la cuenta. El reclamo de prohibición no pasó desapercibido: en duros términos le respondió la Sociedad General de Autores de la Argentina, Argentores.

El viernes, Argentores lanzó un comunicado en el que repudia toda forma de discriminación e intolerancia. Lo que pasó fue que la historia de Juani, ahora Juan (interpretada por Maite Lanata), hijo de Antonia (el personaje de Nancy Dupláa) en 100 días para enamorarse no sólo generó debate (bienvenido sea) sino el reclamo para que no se emita más. “Repudiamos a este programa llamado 100 días para enamorarse por difundir el neo marxismo repugnante de las ideologías asesinas del aborto, la ideología de género como algo normal y la destrucción de familias como algo cómico y cotidiano. Y es por eso que debemos terminar con esta programación zurda que destruye las mentes de la juventud llevándolos por un camino confuso y distorsionado psicológicamente”, publicaron los argentinos por su patria en la plataforma de Mark Suckerberg. El blanco es la serie que puede verse de lunes a jueves, a partir de las 21.45, por Telefe.

Argentores les salió de inmediato al cruce con un comunicado. “«Argentinos por la patria» escribió en su página de Facebook un comunicado (de alguna manera hay que denominar a eso que publicaron) en el que repudia al programa 100 días para enamorarse, escrito por nuestros socios y compañeros Ernesto Korovsky, Silvina Fredjkes, Alejandro Quesada, Javier Rozenwasser, Sol Rodríguez Seoane y Martín Vatenberg, diciendo: «…debemos terminar con esta programación zurda que destruye las mentes de la juventud llevándolos (sic) (está mal la concordancia, pero eso sería lo menos malo) por un camino confuso y distorsionado psicológicamente»”.

“Como escribía el franciscano Fray Antonio de Guevara en los albores del Renacimiento: «Es propio de hombres de cabezas medianas embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza». Cuando utilizó «cabezas medianas», sin duda el fraile se refirió a cabezas sin vuelo, mediocres, mentes estrechas donde falta espacio porque la mayor parte ha sido ocupado por la estupidez. Es una buena manera de definir a los intolerantes. Esos que atrasan, van en contra de la evolución de la sociedad, se oponen a la ciencia, son retrógados, oscurantistas, medievales, dogmáticos, ignorantes y, por eso mismo, peligrosos”, continúa el escrito publicado en la página oficial de Argentores.

“Esos que, amparados en palabras como patria, Dios, fe, justicia (que en sus bocas adquieren significados siniestros), no solamente condenan sino que exigen la desaparición de toda obra que represente ideas distintas de las de ellos”, agregan y postulan entre otros puntos: “Los que se apoderan de manera exclusiva y excluyente de banderas que son de todos. Los que no debaten sino imponen, los que no dialogan sino descalifican, los que no escuchan sino gritan. Los que persiguen al diferente. Los que acosan a las minorías. Esos, los que piden que desaparezcan nuestras obras y exigen boicot para nuestras ideas, son el huevo de la serpiente y encarnan lo peor del ser humano, su costado más despreciable. Por todo esto, Argentores luchará contra cualquier forma de discriminación y censura, contra la intolerancia y por la defensa de la libre expresión de todas las ideas”, concluye.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios