Coronavirus, Economía

Efectos del coronavirus

Argentina perdería 68.400 empleos formales en el escenario más optimista, según el BID

El Banco Interamericano de Desarrollo destacó que "la pandemia llegó en un momento de debilidad económica de la región", ya que desde 2015 se estancó la creación de empleo formal. Dentro de Latinoamérica, Uruguay sería el más afectado con un desplome del 7,5% del trabajo registrado


La Argentina podría perder entre el 1,2 y el 4,8 por ciento de los empleos formales en 2020 por efecto de la pandemia de coronavirus, dependiendo de la magnitud de la recesión y su impacto en el PBI, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En el escenario más optimista para el corto plazo, la pérdida rondaría los 68.400 puestos laborales en blanco.

En un estudio realizado por el organismo internacional sobre los efectos que tendrá la pandemia sobre el mercado laboral de América Latina y el Caribe, se plantearon tres escenarios posibles de corto, mediano y largo plazo de duración de la crisis, y de su eventual impacto en la economía de los diferentes países.

Bajo el cálculo de que Argentina posee 5,7 millones de trabajadores formales de 11,8 millones de trabajadores totales, se estimó que en una crisis a corto plazo, que contempla una caída del producto en torno del 4 por ciento en la región y que la emergencia sanitaria ceda hacia el segundo semestre, el país perdería 1,2% de los empleos formales, o sea, unas 68.400 fuentes laborales en blanco.

En el escenario de mediano plazo, que prevé que la crisis se extenderá hasta el tercer trimestre con un impacto negativo de 10 puntos porcentuales en la región y “leve mejora en el cuarto trimestre”, el país perdería un 2,6 por ciento de empleos, aproximadamente 150.000.

En un escenario a largo plazo, con un impacto de 15 puntos y sin recuperación económica de ningún tipo, las pérdidas de puestos de trabajo escalarían al 4,8 por ciento (273.600), según el Banco Interamericano de Desarrollo.

Respecto de Latinoamérica y el Caribe, que cuenta con un total de 263 millones de trabajadores empleados, de los cuales 116,7 millones son parte del sistema formal, la expectativa más benévola de pérdidas de empleos es del 4,4% durante 2020, mientras que la más negativa escala al 14,8%.

Economías en baja desde 2015

Según el BID, “la pandemia llegó en un momento de debilidad económica de la región”, ya que desde 2015 se estancó la creación de empleo formal.

En cuanto a las actividades, “la del sector de servicios será la más afectada como resultado de los esfuerzos de contención y el distanciamiento social. Esto incluye el sector de comercio, restaurantes y hoteles, así como el sector transporte”, determinó el informe elaborado por el organismo multilateral.

Adicionalmente, prevé que “la menor demanda agregada tendrá efectos importantes sobre los sectores manufactureros, pues las restricciones sanitarias ya han comenzado a interrumpir las cadenas de suministros globales”.

Uruguay, el más afectado

El BID estimó que en el corto plazo los países limítrofes de Argentina que tendrán un mayor impacto en la pérdida de empleo formal en 2020 serán Uruguay, con una caída de 7,5 puntos porcentuales; Brasil, 4,2%; Paraguay, 3,8%; Bolivia, 2,6%; y Chile, 2,5%.

En el largo plazo, Uruguay perdería 21 por ciento; Chile, 15,7 puntos porcentuales; Brasil, 14,8%; Paraguay, 11%; y Bolivia, 9,7%.

Comentarios