El Hincha

Copa América

Argentina jugará la final: venció por penales a Colombia y definirá el título ante Brasil


¡Argentina finalista! Con un Emiliano Martínez enorme en la dramática definición por penales, el seleccionado albiceleste se metió en el partido decisivo de la Copa América y el sábado irá por esa gloria que tanto tiempo se le viene negando nada menos que ante Brasil, el vigente campeón y anfitrión de un certamen que a Messi se le viene negando desde hace demasiado.

Qué manera de sufrir Argentina. De no creer. Y eso que arrancó ganando casi desde el vestuario, pero de nuevo volvió a ceder misteriosamente de la iniciativa y lo terminó pagando carísima. Por suerte lo salvó Dibu en la tanda desde los doce pasos: el arquero del Aston Villa de Inglaterra atajó tres de los cinco penales que le tiraron los colombianos y decretó el pasaje a la finalísima ante el Scratch de Tité, que defiende la corona lograda en 2019, cuando eliminó a nuestra selección en semis en un partido cargado de polémicas.

Se acordó de jugar al principio y al final Argentina, que como ya se le hizo habitual, salió a comerse crudo a su rival y logró ponerse rápidamente en ventaja gracias a una genial habilitación de Lo Celso para Messi, quien logró mantener el control de la pelota tras el cierre de Mina y se la dejó servidita a Lautaro para el 1-0. Iban apenas 6 minutos. Que mejor arrancar así. Pero…

Como por arte de magia, la Albiceleste renunció por completo a atacar y se refugió muy atrás. Y claro, Colombia lo fue arrinconando poco a poco y las ocasiones de gol no tardaron en llegar. Ni bien sacó del medio casi lo empata Cuadrado y más tarde la pelota dio en palo primero y travesaño después. Las balas picaban muy cerca. Y no aparecía Messi, tampoco Lo Celso ni nadie. El descontrol era total y la posesión no duraba ni dos minutos. De no creer.

Había que mover el banco y buscar alternativas entre los suplentes. Guido Rodríguez, tan alabado otras veces, nunca logró hacer pie dentro de la cancha. Al 10 se lo veía desconectado del resto del equipo y Lautaro lucía muy solo arriba. Pero Scaloni dudó y lo pagó carísimo. Colombia finalmente llegó al empate, casi por inercia y casualmente por el sector que defendía Montiel, el único cambio que hizo el DT.

Encima a esa altura del partido Messi ya estaba tan cansado como dolorido tras una tremenda plancha de Barrios. Por suerte el ingreso de Di María le dio el oxígeno que le faltaba a la selección, que con el empuje de Fideo y la jerarquía del capitán casi lo termina ganando. Pero no: tocaba sufrir en los penales. Aunque claro, al final pudo festejar.

Argentina está en el duelo decisivo y va por la corona ante Brasil, el caballo del comisario de esta Copa América que nuevamente lo tiene como organizador. En Brasilia jugó su peor partido en mucho tiempo y con muy pero muy poco le alcanzó para terminar festejando. ¿Será por fin el sábado el día que Messi se saque la mufa y levante su primer trofeo con la Selección? Jugando así va a ser dificil, sobre todo ante el rival de turno, aunque los partidos hay que jugarlos y la esperanza es lo último que se pierde. ¿O no Lionel?

Comentarios