El Hincha, Rosarina e Inferiores

Femenino

ARF Desorganizada: Social Lux jugó duelos claves con cuerpo técnico dividido por la programación

La B de Mercadito jugó a las 13 en Pablo VI contra Mitre, la A a las 15.30 en Provincial ante Newell's y los varones, donde uno de los técnicos es el capitán, inició a las 16 por el Molinas. La Rosarina hizo oídos sordos a los pedidos de cambiar el horario pero sí reprogramó otros cuatro encuentros


Avendaño, Kohan, Vera y Palacios, el cuerpo técnico de Social Lux dirigiendo el domingo en Pablo VI. Fotos: Juanjo Cavalcante

El domingo que pasó no era una jornada más para Social Lux. El calendario marcaba que por la fecha 12, tanto de primera como de segunda división del femenino se jugaba una fecha clave. La línea A se medía con Newell’s en el duelo directo entre los dos líderes y la misma situación se daba con la B en su encuentro ante Mitre de Pérez. Para colmo, el masculino jugaba la segunda fecha ante Pablo VI por la Zona Campeonato del Gobernador Molinas. Y lo que en la semana previa era ansiedad se transformó en molestia cuando la programación salió y marcaba que el B jugaba a las 13 en cancha de Pablo VI, el A lo hacía desde las 15.30 en el Country de Provincial y los varones serían locales en Ludueña a partir de las 16. Todo era complicación para los hinchas, el club y el cuerpo técnico del femenino.

Es que el capitán de los chicos, Mauro Palacios, es a su vez uno de los entrenadores del cuerpo técnico de las chicas en dupla con Kevin Kohan y acompañados por Ezequiel Vera como ayudante de campo y Rodrigo Avendaño encargado de la preparación física. Todo lo planeado se tuvo que rehacer, pese a que desde el club se hicieron las gestiones necesarias para cambiar los horarios, la respuesta de la Rosarina, la casa madre del fútbol local fue negativa para con ellos.

En charla con El Hincha, los técnicos de Mercadito contaron cómo se vivió todo esto y las sensaciones que tuvieron de algo que debía ser felicidad y alegría, terminó siendo un sufrimiento por el egoísmo y la necedad de algunas personas.

“Lo vivido el domingo fue angustiante porque creíamos que se podrían haber dado de otra forma si se ponía un poco de cada parte, que en algunos casos faltaron. Nos quedó que podría haber sido diferente, que se jugasen en otros horarios y además, al no haber estado con uno de los equipos, siento que les he fallado”, arranca expresando Pocho, como lo conocen todos en el mundillo local a Mauro Palacios y continúa: “Ojalá que no nos tengamos que acostumbrar a esto y todo se pueda desarrollar de otra forma y que se piense en un todo y no en algunos, porque a la Rosarina la conformamos todos los clubes y nosotros nos sentimos en desigualdad de condiciones de cómo enfrentamos a Newell’s en la línea A”.

Sobre cómo se vivió la semana, el entrenador/jugador explicó: “Desde el momento que nos enteramos cómo iba a ser la programación del fin de semana como que nos costó mucho asimilarlo. Saber cómo nos tendríamos que dividir, unos acá, otros allá y que no íbamos a estar completos en ninguno de los dos, sin dudas que fue importante. Entendíamos que era un domingo donde la gente de Mercadito quería alentar tanto a las chicas como a los chicos y disfrutar de tres partidos que eran muy lindos para el club”.

Palacios, tabla en mano, dirigió el partido del B y se fue rápido a jugar por el Molinas

Hay que marcar una situación que da más bronca por barrio Ludueña: la Rosarina les negó los cambios pero después se movieron de sede otros cuatro duelos ya programados, que debían disputarse en el Polideportivo de Tiro Federal y que finalmente se jugaron en el de Central Córdoba. De esto, Palacios no dudó en afirmar que “nos parece una lástima que tanto trabajo que se viene realizando con todo el femenino para que siga creciendo y se haga visible, entendemos que esto no favorece. Siempre estamos en colaboración y predispuesto que esto siga creciendo”.

Por último, Pocho se refirió a su situación particular de afrontar tantos partidos en tan poco tiempo: “En mi caso, tenía que dirigir a las chicas del B en zona oeste y si terminaba a tiempo, debía irme corriendo a jugar con los chicos en barrio Ludueña y en todos los partidos nos jugábamos un montón. Tenía que enfocarme en el partido contra Pablo VI pero sabía que a la misma hora, las chicas del A estaban jugando contra Newell’s en el Country de Provincial. Lo sacamos adelante como está a la vista pero creíamos que podíamos estar en igual de condiciones que nuestras rivales”.

Por su parte, su compañero en este desafío de comandar las dos líneas del femenino de Mercadito, Kevin Kohan explicó el por qué de la complicación para este grupo de trabajo y dejó en claro que “cuando comenzamos el proyecto nos propusimos conformar un cuerpo técnico de cuatro personas, donde hubiera un preparador físico, un ayudante de campo y nosotros dos como cabezas para cubrir todos los aspectos posibles del juego y poder estar en los partidos y en los entrenamientos, cada uno en una función ajustando todos los detalles”.

Kevin Kohan y Ezequiel Vera dirigieron el partido ante Newell’s en Provincial

De lo sucedido el fin de semana, el técnico verde no duda en afirmar: “Lo del domingo fue una complicación terrible porque si bien en cancha de Pablo VI comenzamos los cuatro, me tuve que ir en el entretiempo a Provincial para armar todo lo que era la entrada en calor, la planilla y la charla técnica y para colmo la citación para el plantel masculino era apenas terminaba el partido del B en Pablo VI, por lo tanto si se atrasaban o pasaba algo, Pocho y Rodrigo se tenían que ir y no iba a quedar nadie, por eso se quedó el Toro con ellos por cualquier eventualidad. Siendo cuatro y teniendo la organización de trabajo que manejamos y con la semana que propusimos por la importancia del cotejo, creo que nos complicó demasiado en la previa aunque no influyó en el desarrollo del cotejo del A ante Newell’s”.

Kohan lamentó que quienes también salieron perjudicados fueron los que siempre acompañan a ambos equipos y esta vez tuvieron que elegir entre uno y otro, al decir que “eran dos partidos que a la gente del club le hubiera gustado ir a ver pero los pusieron en dos horarios que no permitieron que tanto nuestra gente como la que le gusta el fútbol en general, pudiera ir. Poner el encuentro entre Newell’s y Social a la misma hora que los duelos de primera división del masculino hizo que mucha gente tuviera que elegir entre uno u otro”.

Y por último, expresó su deseo de que esta sea la última vez que deban pasar algo así, no solamente por ellos como grupo de trabajo, sino el fútbol como espectáculo. El DT pidió: “Es una situación a rever por parte de la Asociación Rosarina, la de promover un poco más la visualización del femenino y a su vez darle una mano en el tema organizativo a los clubes que tienen dos divisionales compitiendo”.

No es la primera vez que la desorganización de los encargados de la Rosarina, complica el andar de los clubes. Esta vez le tocó a Social Lux, pero la próxima puede ser otra institución. Muchas veces el no dejarse ayudar o hacer oídos sordos a los pedidos, genera todo esto. Por eso debería reverse la situación, ya sea la de los horarios o la de quienes definen estas situaciones.

Comentarios