Ciudad

Capacitados

Aprendieron un oficio y sumaron solidaridad

Jóvenes del programa Nueva Oportunidad donaron muebles a un jardín de infantes de zona noroeste


El lunes el grupo de jóvenes que participa del curso de formación en carpintería en la Iglesia Evangélica Casa de Dios a través del programa Nueva Oportunidad se acercó hasta el Jardín de Infantes Nº 64 Daniel Esturel (Polonia 1657). Llevaron muebles que armaron a lo largo de la capacitación que hacen desde principio de año. Entregaron mesas y sillas para las niñas y los niños para que puedan tomar la merienda cada día.

El director provincial del Nueva Oportunidad, Luciano Vigoni, acompañaba a los jóvenes y recordó que la iglesia evangélica Casa de Dios fue uno de los primeros espacios donde funcionó el programa de capacitación laboral para chicas y chicos de entre 16 y 30 años. “Más allá de posibilitar a las y los jóvenes aprender una técnica, los lleva a enamorarse del oficio. Al mismo tiempo, les brinda la posibilidad de producir objetos que quedan en la comunidad. Esto ayuda a construir una sociedad más justa, más solidaria, donde el otro pueda tener un lugar”, dijo Vigoni.

Silvia Cantarella, referente barrial y coordinadora de los cursos de la Iglesia Casa de Dios, comentó que la idea desde un principio fue prestar el lugar con la condición de que parte de lo producido sea donado a alguna entidad. En anteriores ediciones ya fueron beneficiados el Hospital de Niños Zona Norte, la Maternidad Martín, entre otros.

Elián y Gerardo, que forman parte del grupo que hizo entrega de los muebles a la iglesia, contaron cómo fue el proceso de elaboración y se mostraron con expectativas de poder usar los conocimientos adquiridos en algún emprendimiento que les permita construirse una alternativa laboral. Alejandro, el capacitador a cargo del taller, hizo énfasis en el empeño y esfuerzo que pudo observar en el trabajo realizado por cada uno de los jóvenes.

El trabajo

El Nueva Oportunidad es un programa coordinado por el Gobierno de Santa Fe y la Municipalidad de Rosario, que brinda herramientas de inserción social y laboral a jóvenes en situación de extrema vulnerabilidad social. A través de un abordaje interdisciplinario, se centra en la construcción de redes de contención vinculadas al aprendizaje y la generación de trabajo para jóvenes de 16 a 30 años de diferentes barrios de la ciudad. La metodología de trabajo busca abordar de manera integral las dimensiones subjetivas, relacionales, sociales y culturales que hacen a la vida cotidiana de los jóvenes, a fin de dejar marcas que aporten a la construcción de un nuevo proyecto de vida. De este modo, las capacitaciones están diseñadas como estrategias para el acompañamiento, no sólo en la formación laboral del joven, sino en la construcción de un equipo de trabajo que genere intercambios, reflexión, deseo por el oficio y otros que le permitirán habitar el mundo de un modo diferente.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios