Región

Naturaleza viva

Aporte para que todos conozcan y protejan Jaaukanigás

El Ministerio de Medio Ambiente de la provincia entregó $280 mil a la ONG Incupo, de Reconquista, para trabajos de difusión del primer humedal de Santa Fe reconocido internacionalmente como sitio Ramsar


El ministro de Medio Ambiente de la provincia, Jacinto Speranza, entregó un aporte de más de 280 mil pesos al Instituto de Cultura Popular de Reconquista (Incupo), que será destinado a actividades de difusión del sitio Ramsar Jaaukanigás, en el marco del trabajo que realiza el Comité Intersectorial de Manejo del sitio (CIM).

Jaaukanigás es un humedal ubicado sobre el Paraná Medio, al noreste de la provincia, en el departamento General Obligado. Se trata de un complejo de cursos de agua, lagunas y estanques, pantanos de agua dulce permanentes y pastizales inundados estacionalmente, con una importante biodiversidad, que incluye a especies en riesgo de extinción que ya desaparecieron –por muerte o expulsión– de prácticamente todo el resto del territorio provincial.

Las actividades de difusión estarán a cargo de Incupo y se llevará a cabo a través de micros radiales, videos para difusión en redes sociales y medios de comunicación, y la elaboración de una página web con el objetivo de resaltar la importancia de conservación de los humedales en general y de Jaaukanigás (nombre originado en la voz abipona para nombrar tierras cercanas a los ríos) en particular.

El área, de casi 500 mil hecáreas a partir del extremo noreste del territorio santafesino, en el límite con Chaco y Corrientes, se declaró sitio Ramsar (humedales de importancia internacional) número 1.112 en el mundo y noveno en el país.

El Comité de Manejo se creó dos años después, a mediados de 2003, por resolución Nº 48 del Ministerio de Medio Ambiente de Santa Fe. Se trata de un organismo multisectorial y multidisciplinario compuesto por instituciones que trabajan en la gestión del sitio.

Actualmente la Argentina cuenta con 23 sitios Ramsar y  tres de ellos se encuentran en Santa Fe: uno es la laguna Melincué (2008), el otro es el Delta del Paraná (2016) que incluye los parques nacionales Predelta, de Entre Ríos, e Islas del Paraná, de Santa Fe, y hasta el límite con Buenos Aires (insólitamente forma parte el territorio sobre el que se vienen esparciendo fuego intencional). Y el tercero es el primero reconocido, que es Jaaukanigaás.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios