Espectáculos

Talento nacional

Aplausos y emoción en el homenaje al gran Héctor Alterio en la Cúpula del CCK 

Este martes por la noche en el Centro Cultural Kirchner, el destacado artista radicado en España, fue reconocido por el Ministerio de Cultura de la Nación. Figura singular de la actuación, a sus 93 años, se despide por estos días de la actividad con la obra teatral "A Buenos Aires"


Aplausos de pie, vítores y emoción se vio y vivió este martes por la noche en la Cúpula del Centro Cultural Kirchner (CCK) en el homenaje que le ofreció el Ministerio de Cultura de la Nación a Héctor Alterio, figura singular de la actuación argentina que a sus 93 años anunció el retiro de la actividad.

El sábado pasado, el actor oriundo del barrio de Chacarita había iniciado la despedida con su espectáculo A Buenos Aires, con la primera de doce funciones porteñas con las que dará un paso al costado de las tablas. En ese momento ya la emoción invadió a la platea del Teatro Astros, que lo aplaudió de pie.

Misma escena se vivió en el CCK, donde el intérprete de La Patagonia rebelde se rodeó de su esposa, Angela Bacaicoa, su hija Malena, amigos, familiares y una gran cantidad de colegas que le rindieron un tributo no exento de lágrimas.

Gerardo Romano se paseaba por el salón junto a Georgina Barbarosa, mientras Ricardo Darín y Pepe Soriano (homenajeado en el Festival de Mar del Plata de 2021) charlaban a la entrada del salón. Fue Soriano quien, justamente, recibió la primera ovación de la noche al ingresar por el pasillo armado entre los dos grupos de sillas, caminando directo a la primera fila.

Y fue Soriano, otro símbolo de la actuación nacional, quien recibió a Alterio. Fundidos en un abrazo, se dijeron cosas al oído, mientras los organizadores comenzaban a ubicar a los invitados en sus lugares. Gastón Pauls fue el maestro de ceremonias y, entre lágrimas, recordaba el backstage del rodaje de Corazón de fuego, film de Diego Arsuaga, que Pauls compartió junto a Soriano, Alterio y Federico Luppi.

“Su humildad es más grande que su calidad actoral”, fue la reflexión del ex Montaña Rusa sobre aquella experiencia con Alterio. Luego fue el turno de Víctor Laplace. “Ya lloré en el teatro, hoy no lo voy a hacer”, dijo Laplace, aunque no cumplió. También con lágrimas leyó un texto que incluía el poema de Antonio Machado, “Retrato”.

Tras un breve video que recorría los films de Alterio, el ministro de Cultura, Tristán Bauer, le entregó la placa que reconoce al actor como Personalidad Emérita de la Cultura.

“Cuando un artista sale al escenario, transforma todo. Y cuando entraste acá, transformaste el aura de esta cúpula”, le dijo Bauer. El ministro también recordó que Alterio estuvo en el exilio durante la última dictadura cívico-militar.

Héctor Alterio se despide de los escenarios argentinos con una sublime intervención escénica

Ese hecho también fue resaltado por el actor. “Mi partido político –sostuvo– siempre fue el teatro (…). Todos sufrimos una terrible barbarie, pero eso ya pasó”. Alterio reflexionó sobre la desigualdad en el mundo al afirmar que “los bienes están mal repartidos, mientras unos pocos tienen mucho, otros muchos tienen poco. Eso es injusto”.

A su vez, dedicó un párrafo a las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo y a los hijos y nietos de desaparecidos: “Madres, abuelas, hijos y nietos han luchado por la memoria. Ese es el hito más importante y podemos mostrarlo al mundo con orgullo”.

A su vez, si bien reconoció el achaque del tiempo, dijo que, como un tío suyo que fue arquero de fútbol, anhela “atajar algunos penales más”. “Espero seguir jugando todo lo que pueda”, expresó con una sonrisa en la boca y brillo en sus ojos.

En su extensa trayectoria, el actor participó de alrededor de 150 películas, 50 obras de teatro y 10 series televisivas, y recibió numerosos premios y distinciones entre los que se encuentran el Goya español y el Cóndor de Plata.

Alterio, además, tiene un hito: formó parte del elenco de cinco películas nominadas al Oscar: La Tregua de Sergio Renán, Camila de María Luisa Bemberg, La historia oficial (que ganó el premio de la Academia de Hollywood) de Luis Puenzo, El hijo de la novia de Juan José Campanella, y la española El Nido de Jaime de Armiñán.

Comentarios

10