Ciudad

Registro automotor

API detectó amplia evasión en impuesto a patente

Son al menos 70 mil vehículos que, aún radicados no se dieron de alta. La maniobra se hizo en varias localidades de Santa Fe. El conjunto se reparte entre 50 mil motos y 20 autos


La evasión involucra 200 millones de pesos anuales.

Tras cruzar datos con diversas fuentes oficiales, la Administración Provincial de Impuestos (API) detectó más de 70 mil vehículos que, aún radicados en los registros automotor en el territorio provincial, omitieron su inscripción ante el impuesto Patente Única sobre Vehículos.

De un análisis preliminar surge que la maniobra común consistiría en que los propietarios -a veces a través de gestores- realizaban los trámites ante el Registro Automotor, pero omitían comunicar posteriormente al municipio o comuna para que el vehículo sea dado de alta y pague la patente automotor. De esta forma evitaban abonar ese tributo.

Los casos se detectaron en la mayoría de las localidades santafesinas. El conjunto de vehículos supera las 50 mil motos y los 20 mil autos o vehículos pesados, entre los cuales se incluyen autos y camionetas.

El impuesto de patente automotor que deberá tributar este conjunto de vehículos supera los 200 millones de pesos anuales.

De ese total, 90% corresponde a los municipios y comunas de la provincia, a lo que se suma la deuda por los años anteriores estimada en 500 millones de pesos.

La API pondrá a disposición de cada municipio y comuna la información sobre los vehículos detectados en situación irregular y que, según la información obtenida, se encuentren radicados en tales localidades.

Con los datos disponibles, los municipios y comunas podrán intimar a los propietarios para que regularicen la situación administrativa y abonen el tributo.

Como resultado del mismo proceso también se detectaron vehículos que ya no se encuentran radicados en el territorio provincial, cuyos nuevos propietarios habían omitido el trámite de baja.

Este proceso, llevado a cabo por la API, es una medida articulada junto a otras que integran un plan de mejora en la eficacia de la administración tributaria.

Por ejemplo, desde el mes de junio, las altas de vehículos cero kilómetro se deben informar mediante un proceso web con uso de clave fiscal, mejorando en volumen y tiempo la información disponible por la API y con menores exigencias burocráticas al contribuyente.

Aportar justicia

“Esta medida aporta en eficiencia pero fundamentalmente en justicia, especialmente con el ciudadano que cumple todos los días con sus obligaciones. Detectar a quienes pudieron no cumplirlas y aplicarles todas las consecuencias que la ley prevé es el camino que queremos marcar”, expresó el ministro de Economía, Gonzalo Saglione.

“La tarea que ha realizado la API ha implicado un gran avance en modernización, pero no en un sentido abstracto sino puesto al servicio de altos principios como la equidad y la igualdad ante la ley. Y todo ello hecho con recursos técnicos y humanos con alto compromiso del propio organismo”, agregó, por su parte, el secretario de Finanzas, Pablo Olivares.

Más recursos

Los efectos de estas medidas implementadas no solo implican mejoras en la administración de un tributo puntual como la patente automotor, sino también en las bases de datos de los padrones de vehículos por los cuales se tributa el impuesto.

Esto posibilitará mayores recursos para los municipios y comunas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios