Ciudad

Amsafé no está de acuerdo

Apertura parcial de clases en unos 200 colegios privados de Rosario para encuentros presenciales

Según el protocolo establecido, la apertura es para alumnos de primer y séptimo grado del nivel primario, quienes concurrirán en horarios reducidos con presencialidad en "burbujas" de no más ocho estudiantes


Unos 60 colegios de un total de 200 abrieron este martes en Rosario sus puertas para encuentros presenciales, mientras que el sindicato de los docentes públicos rechazó la medida y decretaron un paro con quite de crédito laboral, informaron fuentes oficiales y gremiales.

Se trata de los colegios de gestión privada, quienes desde esta mañana comenzaron a recibir a los alumnos para lo que las autoridades del Ministerio de Educación de Santa Fe denominaron, “encuentros presenciales”.

Será una semana para reencontrarse con la escuela pero también una especie de cierre de año para muchos de ellos. Mientras los docentes nucleados en Amsafé no acataron la determinación del Ministerio de Educación para este regreso a las aulas y patios, en Sadop sí se decidió acudir en los colegios que tenían los protocolos presentados y las condiciones dadas.

Cada institución le envió a los padres el instructivo de cómo será cada jornada, en grupos de 8 y con horario reducido, mientras que algunos concurrirán sólo en una día de la semana y otros colegios acordaron dos días de concurrencia para cada alumno.

Padres, niños, docentes y empleados de las escuelas debieron acatar las normas al pie de la letra para minimizar los riesgos de contagio, y aunque la concurrencia no era obligatoria, la inmensa mayoría de los pibes y pibas quiso ir.

Los protocolos no se alejan de lo estipulado para locales o clubes, y comienza desde la prevención de no concurrir en caso de fiebre o síntomas, o si se estuvo en contacto con alguien con síntomas, y con el pedido de que los padres acompañen a sus hijos y no permanezcan en la puerta.

Después, limpiar las suelas de los zapatos al ingresar, tomar la temperatura y limpiarse las manos con alcohol. Permanecer con barbijo y no tener contacto físico (sólo saludarse con los codos) eran otras de las recomendaciones, en este caso mucho más difíciles de cumplir para los más pequeños, que además, extrañan a sus amigos.

En algunos de los establecimientos, en los salones los alumnos recibieron útiles y materiales previamente higienizados, para que no lleven nada desde sus casas, mientras que también se realizaron actividades en el patio. El máximo de permanencia fue de tres horas.

La apertura será por dos semanas hasta el próximo 15 diciembre para continuar en febrero de 2021, cuando formalmente será cerrado el calendario escolar 2020, según los previsto por el Ministerio de Educación de Santa Fe.

Al respecto, el secretario general del sindicato de docentes privados (Sadop), Martín Lucero, consideró en declaraciones a la prensa que esta apertura presencial tras ocho meses de inactividad por la pandemia, “sirve, porque dan la posibilidad de tener un cierre del año simbólico”, dijo.

En tanto, los docentes que pertenecen al sector público nucleados en Amsafé, rechazaron la medida y decretaron para este martes un paro con quite de “crédito laboral”.

“No están dadas las condiciones edilicias ni sanitarias en las escuelas de Santa Fe”, aseguró la secretaria general del gremio, Sonia Alesso.

La dirigente gremial cuestionó la medida dispuesta por el gobierno provincial al sostener que fue decidida en forma “unilateral, no nos convocaron”, aseguró.

“Queremos volver a la presencialidad pero con escuelas seguras”, consideró la también secretaria general de la Ctera y sostuvo que actualmente, especialmente en la zona centro-norte provincial, “hay riesgo epidemiológico con circulación comunitaria del virus”, dijo hoy en declaraciones Radio 2.

Comentarios