Ciudad, Coronavirus

Crisis e incertidumbre

Ante un eventual retroceso de fase: “Los gimnasios no son un foco de contagio de coronavirus”

Desde la asociación que nuclea a ese tipo de negocios advirtieron que no hay antecedentes de infectados en el sector. "Si se suspenden algunas actividades, entre ellas nuestro rubro, pueden cerrar sus puertas definitivamente más de la mitad", advirtieron


Durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus, los gimnasios, estudios de pilates, crossfit y entrenamiento funcional, estuvieron obligados a bajar sus persianas. El 15 de junio pasado y bajo un estricto protocolo sanitario, pudieron reabrir sus puertas. Ahora, por el incremento de los contagios, la provincia evalúa restringir algunas actividades -entre ellas-, este rubro. En ese marco, desde la Asociación de Gimnasios y Centros Deportivos Rosario, advirtieron que estos establecimientos no son un foco de contagio y en el caso de que esa medida se implemente, tendrán que cerrar más de la mitad: unos 200.

“En los gimnasios, cada persona que llega, hace una declaración jurada donde se dejan asentados los datos y en qué horario estuvieron haciendo actividad física. La capacidad ocupacional está reducida a un 50 por ciento y hay un estricto protocolo sanitario. Es casi un quirófano”, dijo a El Ciudadano Luciano Gottig, presidente de la Asociación de Gimnasios y Centros Deportivos Rosario, que nuclea a unos 170 establecimientos.

Gottig, aseguró que “desde la Secretaría de Deportes municipal manifestaron que no hay intenciones de cierre de los gimnasios porque no hubo contagios en el sector”.

En ese sentido, la ministra de Salud de la provincia, advirtió la semana pasada que si la situación epidemiológica lo demanda, suspenderán las actividades deportivas, entre otros rubros.

“La ministra de Salud de Santa Fe, dijo que en el caso de que la curva de contagios aumente, van a retroceder de fase los rubros que abrieron últimamente, que incluyen a los gimnasios. El problema es que es una posición negativa. Mucha gente tiene miedo y ante su reciente discurso, las personas que iban a empezar alguna actividad no lo hicieron, y otros no renuevan los planes”, lamentó el vocero de la asociación.

Cabe recordar que la fase 4 actual comprende el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO). Y la fase, 3 el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO).

“Usamos barbijos, higienizamos todos los elementos con alcohol, también las manos, se mantiene un distanciamiento social de no menos de dos metros, la capacidad de ocupación está reducida a un 50 por ciento. No se usan los vestuarios, cada alumno se lleva su botella de agua y su toalla, entre otras restricciones. Los gimnasios son prácticamente un quirófano. Por ese motivo nuestro rubro no va a ser el detonante de contagios. Nos estigmatizan”, explicó Gottig.

Según el último relevamiento que hizo la Asociación de Gimnasios y Centros Deportivos Rosario, hay aproximadamente unos 400 gimnasios activos en la ciudad.

“Durante el confinamiento, hay muchos gimnasios que quedaron en la cuerda floja y ya cerraron sus puertas definitivamente un 10 por ciento. Actualmente, muchos que siguen trabajando pueden cerrar”, aseguró Gottig.

En esa línea, el referente de la asociación, contó que están trabajando de manera conjunta con concejales para impulsar un proyecto de ley, donde se considere la actividad física en Rosario como un bien esencial. “El deporte es salud”, resumió.

Gottig, recordó que durante los más de tres meses que los establecimientos estuvieron cerrados, no se les perdonó ninguna quita ni rebaja de impuestos, ni de servicios, ni de alquileres.

Y cerró: “Somos agentes de salud. Respetamos el protocolo sanitario a rajatabla. Los gimnasios no son un foco de contagio, no hay antecedentes”.

Comentarios