Ciudad, Región

Protocolo de seguridad

Ante hechos de violencia, proponen cerrar guardias en hospitales públicos


La delegación Santa Fe de la Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra) propuso cerrar las guardias de los centros de salud públicos ante hechos de violencia contra los profesionales y restablecer el servicio una vez recuperada la situación de seguridad, medida que fue rechazada por la cartera sanitaria.

“No puedo seguir atendiendo si hay alguien con un arma o me quiere golpear”, dijo a Télam la titular de Amra Santa Fe, Sandra Maiorana, al graficar las situaciones que padecen los profesionales de la salud.

El gremio presentó el lunes al Ministerio de Salud provincial una propuesta de protocolo de seguridad para las guardias de efectores públicos, que incluye la interrupción del servicio ante situaciones de extrema violencia.

Si bien no posee estadísticas al respecto, desde el gremio señalaron que se registra al menos “un caso grave por mes” y que la mayoría de los leves “no se denuncia, porque se naturalizaron”.

Maiorana recordó un caso ocurrido a principios de mes en el Hospital de Niños Zona Norte de Rosario en el que la madre de una paciente arrojó una piedra a un enfermero y amenazó con un cuchillo a otro profesional.

“¿Qué hacés en esta situación?”, se preguntó la dirigente de los profesionales de la salud.

“Tenés que cerrar la puerta, no te queda otra, avisás a la dirección, llamás a la policía y cuando se restablece la situación de seguridad y volvés a trabajar”, se respondió.

Maiorana indicó que lo que Amra propuso como borrador de protocolo “está sucediendo en los hechos” como medida de “preservación”.

“Ante el hecho de violencia y de riesgo de vida se está haciendo”, admitió.

La titular de Amra aclaró que el objetivo del sindicato es “consensuar el protocolo” con el Ministerio de Salud y no imponerlo, a la vez que valoró una serie de medidas adoptadas en los últimos años para mejorar la seguridad.

“Hemos logrado muchas cosas. Se ha mejorado mucho, se ha hecho un esfuerzo importante”, dijo, y recordó la instalación de cámaras de seguridad y policía adicional en algunos efectores, así como el protocolo para que el paciente ingrese con un solo acompañante a la guardia.

Si bien las partes aún no se reunieron, el ministro de Salud santafesino, Miguel González, consideró hoy “totalmente inconducente” la medida.

“Las guardias están para resolver situaciones de urgencias y emergencias. Que se cierre ese servicio no nos parece una medida adecuada, de ninguna manera”, dijo en declaraciones a Radio La Ocho.

El ministro distinguió que “el fenómeno de la inseguridad es diferente al de la violencia” y dijo que “hubo situaciones donde a pesar de funcionar todos los protocolos de seguridad, en el contexto de un consultorio con un paciente y un profesional, hubo situaciones de violencia”. “Y eso –concluyó- es muy difícil de prever”.

Fuente: Télam

Comentarios