Coronavirus, Política

En plena pandemia

Amplio rechazo, incluso de opositores, a la marcha convocada contra el gobierno nacional

El gobierno, el kirchnerismo e incluso desde las filas de Juntos por el Cambio repudiaron la convocatoria en medio de la pandemia con la excusa de impedir la reforma judicial planteada por el Ejecutivo. El ministro de Salud, González García, dijo que la marcha "es una burla a las medidas tomadas"


El feriado por un nuevo aniversario de la muerte del General José de San Martín fue el día elegido para una manifestación opositora que, si bien no fue convocada formalmente a nivel nacional por Juntos por el Cambio, tiene entre a sus adherentes a varios miembros de esa coalición de partidos, sobre todo a los sectores más duros. Desde el gobierno, el kirchnerismo, e incluso de algunos referentes de Juntos por el Cambio salieron a criticar la marcha en medio de las medidas de prevención por la pandemia.

Con respecto a la marcha que lleva como bandera la prioridad de oponerse a la reforma judicial planteada por el gobierno, el presidente Alberto Fernández fue uno de los primeros en cuestionar la convocatoria, llamada 17A por el 17 de agosto, al decir que “no cabe ninguna duda de que es una invitación al contagio”.

Por su lado, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García señaló que “convocar una marcha hoy es una irresponsabilidad”, y resaltó que “la marcha es una burla a todas las medidas que estamos intentando con esfuerzo todos los argentinos”.

No muy distante fue la opinión del ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien pidió en relación a la convocatoria “que el esfuerzo de la población no corra riesgo por la necesidad de un subgrupo de expresarse” y dijo que, “quien quiera (manifestarse), que lo haga, pero con todos los cuidados correspondientes”.

Otra voz contraria a la marcha fue la del ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, quien aseguró que las marchas que se llevará a cabo contra el gobierno representa “una clara irresponsabilidad de un sector minoritario” y aseguró que la protesta traerá “consecuencias en el número de contagios”.

En sintonía con los anteriores, el diputado provincial bonaerense de Juntos por el Cambio Daniel Lipovetzky consideró que desde la oposición no se debe “ni impulsar ni participar de la marcha convocada”, ya que se pone “en peligro la salud de la ciudadanía” en el contexto de la pandemia de coronavirus. “Creo que desde la oposición no debemos ni impulsar ni participar de la marcha convocada”, dijo Lipovetzky.

El embajador argentino designado en España, Ricardo Alfonsín, también se sumó a las críticas: “No me parece el ejercicio prudente de un derecho. En circunstancias como estas, tenemos que extremar los cuidados. No me parece que se cumpla con esa condición en esa marcha”.

Al aluvión de críticas se sumó el sindicalista de la CTA y diputado del Frente de Todos, Hugo Yasky. El dirigente sindical aseguró que la convocatoria a una protesta con consignas diversas en contra del gobierno, impulsada por redes sociales y apoyada por referentes de la oposición, y está “encabezada por el poder económico” y sectores que buscan “tener un gobierno de los ricos para ricos”.

“Tendrían que hacer una marcha en plaza Francia para conectar con el líder que tienen –en relación a Mauricio Macri, actualmente en Europa–, que está lejos de los padecimientos que tienen los argentinos y viviendo en una burbuja y opulencia”, aseveró el legislador y dirigente sindical.

Otro sector gremial se sumó al repudio por la marcha del 17A. El secretario adjunto de ATE a nivel nacional, el rionegrino Rodolfo Aguiar, consideró que “quienes convocan a movilizar utilizan inmoralmente la figura de San Martín”, resaltó el sindicalista, quien entendió que “la oposición a la reforma judicial es una excusa para provocar contagios masivos y que fracasen las medidas sanitarias saturando el sistema de salud”.

Por su lado, el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, afirmó que las marchas convocadas por un sector de la oposición “no ayudan ni colaboran en nada” y llamó “al conjunto de la sociedad a la responsabilidad”, y agregó “no hay ninguna espontaneidad en la marcha de hoy” sino que existe “un sector “liderado por (el ex presidente Mauricio) Macri que con total desparpajo está convocando a estas movilizaciones”.

El legislador Eduardo Valdés del Frente de Todos, señaló que “es una marcha anti-gobierno, donde la cuarentena es un pretexto”. “Es la continuidad de otras marchas ridículas que se hicieron en el Obelisco que tuvieron actos de violencia” dijo y recordó que “arrancó con eso de la infectadura y siempre rondando el mismo tema”.

La senadora nacional por Jujuy de Juntos por el Cambio Silvia Giacoppo consideró que “no va a marchar porque es una irresponsabilidad”. Y resaltó que la convocatoria “no la hace ningún partido político, sino que se está realizando en las redes sociales para defender la República y en contra de la reforma judicial”.

Comentarios