Ciudad, Policiales

Nene rompe; papá paga

Amenazas de bomba: otros tres padres imputados

Se trata de los progenitores de un adolescente de 17 años que quedó a disposición del Juzgado de Menores y de la madre del imputado del viernes pasado. Es en el marco de la causa que investiga las falsas amenazas en escuelas de la ciudad.


Tres de los cinco detenidos en el marco de los allanamientos del jueves pasado por las amenazas de bomba en escuelas de Rosario fueron imputados en una audiencia llevada a cabo este martes en Tribunales. Se trata de una pareja, María Eugenia C. y Oscar G. –cuyo hijo es menor de edad–, y de la madre del joven que ya había sido acusado el viernes pasado.

De esta forma, de los cinco detenidos los cuatro mayores recibieron imputación por intimidación pública, mientras que el chico de 17 años, hijo del matrimonio que también fue apresado en el procedimiento de Gálvez al 2500 hace 6 días, quedó a disposición del Juzgado de Menores.

Los imputados en la jornada de martes mostraron predisposición para someterse al proceso, por lo que no se les pidió reglas de conducta específicas.

 

Allanamientos

 

Vale recordar que los allanamientos del jueves se realizaron por la noche a la hora de la cena. El fiscal Gustavo Ponce Asahad, que investiga las amenazas de bombas en escuelas de la ciudad, también ordenó en aquella jornada el secuestro de todos los elementos encontrados.

En una casa de Gálvez al 2500 detuvieron a María Eugenia C. y Oscar G. de 44 años junto a su hijo de 17. En otro procedimiento realizado en Biarritz al 7800 los efectivos se llevaron detenidos a Andrea V. de 45 y su hijo J.P., de 18 años.

Según fuentes judiciales, en uno de los domicilios se procedió al secuestro de dos CPU, dos notebook y seis teléfonos celulares incluido el de la línea requerida. En la otra vivienda se secuestraron cinco celulares, dos tablet, tres notebook y una netbook. Entre ellos el celular con el número de línea requerida.

También allanaron un domicilio en Casaccia al 4900 con resultados negativos y otro en Berutti al 1900, dónde se secuestraron dos teléfonos celulares y una notebook.

 

Saga imparable

 

Los operativos se dieron en el marco de las continuas amenazas de bomba en escuelas de Rosario, las cuales crecieron en forma exponencial en el último tiempo.

En lo que va de este año fueron 128 y el fenómeno llegó a su punto máximo en agosto, mes en que se registraron 59 casos, muchos de ellos alertados a la Central 911 y otros a los mismos establecimientos educativos. Todos resultaron ser falsos.

Los primeros allanamientos se hicieron a comienzos de septiembre. Dos madres y un padre quedaron detenidos y fueron imputados por intimidación pública. Sus hijos tenían menos de 15 años y reconocieron ser los autores de los llamados.