Ciudad

Intimidaciones a ex candidata

Amenazan a transexual con que le van a “tirotear la casa”

La joven de 26 años, aseguró que es la primera vez que recibe una llamada de este tipo, y que ignora su origen o motivos


Reina Xiomara Ibañez, de 26 años, recibió este miércoles a la madrugada un llamado a su celular de un número desconocido. Contó a El Ciudadano que, cuando atendió, la amenazaron de muerte y que le “iban a tirotear la casa”.

Reina es militante, en 2015 se postuló para las Paso como pre candidata a concejal por el Movimiento Independiente Justicia y Dignidad, cuyo referente es el dirigente social Raúl Castells. En aquella oportunidad, si bien contaba con el documento con su nombre de mujer, el padrón electoral no tenía actualizados sus datos y figuraba con su anterior nombre de varón, por lo que salió a reclamar su derecho a que la admitieran en la lista con su actual nombre: Reina Xiomara. Lo logró.

Este miércoles, la situación fue diferente. “Apenas recibí la llamada llamé al Comando y me llevaron a la comisaría 6ª. Uno de los agentes del móvil me trató como varón. Cuando llegamos yo pedí que baje el comisario, o que venga la fiscal, estaba muy alterada”, dijo.

También aseguró que es la primera vez que recibe una llamada de este tipo, con tintes amenazantes y que ignora “por dónde puede venir”.

“No sé si viene por cuestiones políticas, yo vengo denunciando a la Policía siempre las hice pública en medios de comunicación de radio y televisión, por violencia institucional y violencia que sufren mis compañeras, cosas que vi con mis propios ojos. Cuando yo trabajaba en la calle lo vi: que pasen a cobrarte la coima, que pase un comando con dos milicos que suba una compañera arriba y que suba alguna para hacer algún favorcito. En una de mis últimas entrevistas le pedí la renuncia al ministro de seguridad”, agregó.

“No quise hacer la denuncia en la comisaría porque sé cómo termina, cajoneada. Entonces, después de que agarré algunos cartones del volquete y los prendí fuego en la puerta de la comisaría, empecé a golpear las manos y vino una mujer policía que me atendió muy bien y me dijo que si yo no quería hacer la denuncia por las amenazas en la comisaría, podía dejar asentado una constancia de actuación de lo que me había pasado y de por qué yo no estaba de acuerdo con radicar la denuncia en la seccional”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila