Gremiales

Más ajuste

Amas de casa defienden jubilación

El derecho adquirido por millones de mujeres en la Argentina corre el riesgo de ser eliminado por los salvajes recortes del gobierno nacional. La dirigente Rita Colli señaló que resistirán cualquier intento de quitar el beneficio


El Sindicato de Amas de Casa delegación Rosario (Sacra) concretó días atrás una actividad, parte de una serie, en defensa de la jubilación por moratoria. “Es un derecho adquirido por millones de mujeres en los últimos años y que actualmente se encuentra amenazado por la política de ajuste del gobierno nacional”, denunció la titular del gremio, Rita Colli.

El Sacra movilizó a afiliadas y dirigentes a la esquina de las peatonales, donde junto a delegadas gremiales de distintos sectores y amas de casa entregaron material informativo, y recolectaron firmas de adhesión, en el marco de una campaña para sensibilizar a la comunidad sobre la situación de riesgo que atraviesan las jubilaciones de las amas de casa, que sin caja específica –histórico reclamo de Sacra– fueron incorporadas a la moratoria previsional junto a las trabajadoras que no pudieron completar sus aportes cuando estuvieron en relación de dependencia, las que nunca tuvieron aportes por trabajar en negro.

El histórico cambio se tejió en 2004, durante el gobierno de Néstor Kirchner, cuando se puso en vigencia una moratoria previsional por la cual todas aquellas personas que tuvieran edad para jubilarse pudieran hacerlo, aunque no contaran con la cantidad de aportes requerido: estos se descontaban mes a mes del pago de los haberes hasta culminarlos.

Ahora el jubileo está en riesgo. La reunión en San Martín y Córdoba  se enmarcó, además, en la campaña mundial “16 días de activismo contra la violencia de género”, impulsada por las Naciones Unidas. “La violencia de género también se manifiesta en estos abusos de poder, donde el derecho conquistado por millones de trabajadoras del hogar se ve amenazado por el gobierno de turno. Las mujeres tenemos que estar unidas y armar un frente común en defensa todos nuestros derechos adquiridos”, explicó Colli, al frente de la actividad.

La embestida contra las jubilaciones de amas de casa surgió del propio ministro de Economía, Nicolás Dujovne, quien en una entrevista televisiva confirmó que el presidente Mauricio Macri evalúa “eliminar” las jubilaciones de amas de casa. Y sostuvo que “mucha gente” –sin aclarar quiénes– pide dar de baja ese beneficio.

Acto seguido, el funcionario cargó contra el kirchnerismo por haber “jubilado a más de tres millones de personas” que “aportaron muy poquito”.

Dujovne, en medio de confusas explicaciones, insistió: “Durante el kirchnerismo, de dos millones de jubilados pasamos a cinco millones de jubilados. Es decir que tres millones y medio entraron por moratorias, en muchos casos aportaron algo que se licuó”.

Según los números que reveló en marzo de 2016 el titular de la Ansés, Emilio Basavilbaso, la moratoria incorporó hasta entonces al sistema previsional a 2.700.000 personas, de los que el 86 por ciento son mujeres. Dos años y medio atrás, cuando todavía estaba abierta la moratoria –hasta septiembre– el funcionario del gobierno de Macri confirmaba que no iba a haber una nueva reapertura. Ahora, en el marco del ajuste exigido por el FMI lo que está en riesgo es la jubilación misma.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios