Ciudad, Edición Impresa

De vieja data

Alumnos reclaman obras de escuela tras 22 años de atraso

Son de la ex Técnica 10, de Vélez Sarsfield al 600. No se termina el edificio, cursan teoría en un lugar, taller en otro y los roban.


Acompañados por padres y docentes, alumnos de la Escuela de Enseñanza Técnico Profesional Nº 471 (ex Técnica 10) realizaron en el mediodía de ayer un “tablerazo” frente al edificio donde más de 500 estudiantes cursan la parte teórica, ubicado en Vélez Sarfield al 600, en reclamo por la demora de las obras de las nuevas instalaciones que les fueron prometidas hace más de 20 años, y cuya fecha de finalización estaba pautada para abril de este año. Minutos más tarde, marcharon hacia la sede del Ministerio de Educación ubicada a pocas cuadras del instituto, en donde fueron recibidos por Diana Gallo Ambrosis, delegada de la Región VI de la cartera que lidera Claudia Balagué. La funcionaria les aseguró que los trabajos continúan en marcha, pero que se frenaron debido a que desde Nación “no envían el dinero” para su concreción.

En este sentido, desde el Ministerio de Educación explicaron a El Ciudadano que las obras del nuevo edificio, en realidad una readecuación de los antiguos galpones ferroviarios ubicados en Junín y Canning, donde los alumnos asisten ya desde el año pasado a los talleres, “estaban bajo la órbita del Ministerio de Planificación Federal, el cual no existe más”. La referencia es el área que encabezaba el funcionario kirchnerista Julio De Vido.

“Con el cambio de gobierno, hubo consecuentes reestructuraciones y, tanto los trabajos en esta escuela, como en otras obras que también dependían de la Nación se paralizaron”, dijeron.

No obstante, aclararon que al nuevo edificio de la Técnica 10 “sólo le falta un 15 por ciento para concluirse”, por lo cual estimaron que estará finalizado en su totalidad en 2017.

Así las cosas, los estudiantes cursan la parte teórica en el edificio que el Ministerio de Educación de la provincia alquila, en Vélez Sársfield al 600, mientras que la práctica la realizan en los salones de lo que será la nueva escuela, situada a pocas cuadras una de la otra. Al respecto, Lautaro Kapp, de 5º año, dijo que en al contar con tres turnos (matutino, vespertino y nocturno) muchos de los alumnos suelen ser víctimas de robos y ataques, en especial durante la noche.

Reunión sin soluciones

Si bien el encuentro entre Gallo Ambrosis y el grupo de alumnos delegados se prolongó por más de una hora, Santiago González, presidente del centro de estudiantes de la escuela técnica, señaló a este diario que no les dieron “ninguna respuesta concreta”, salvo información de que los trabajos del nuevo edificio dependen del gobierno nacional “y que desde Nación dejaron de enviar plata”.

El alumno hizo referencia también a que una de las causas fue “el recorte del presupuesto” del gobierno de Mauricio Macri con respecto a Educación. “Pero es pasarse la pelota de provincia a Nación como ocurrió en todos estos años”, agregó González.

En este marco, Gallo Ambrosis les aseguró a los alumnos que las obras concluirán el año que viene. “Pero no lo garantizaron –insistió el presidente del centro estudiantil – ya que remarcaron que no depende de la voluntad del Ministerio de Educación provincial”.

En los próximos días, los jóvenes que asisten a la ex Técnica 10 tendrán una nueva reunión con el coordinador general de escuelas técnicas de la provincia.

“Es un reclamo viejísimo que empezó cuando algunos de estos chicos que hoy están manifestándose ni siquiera habían nacido. Hace más de 20 años que esta escuela pide por un edificio propio, sigue funcionando desde entonces en un lugar que está en condiciones muy precarias y, además, es una propiedad alquilada”, señaló Pablo Casiello, delegado de Amsafé, quien, además, contó: “Hace más de una década que se empezó a construir en los galpones detrás del Ministerio lo que iba a ser la nueva institución y que se iba a terminar en dos años pero fueron promesas tras promesas”.

Prometieron el traslado en 1994

La actual Escuela de Enseñanza Técnico Profesional Nº 471 se fundó a finales de 1934, siendo el ingeniero Federico Weihmüller su primer director, aunque entonces la institución se llamó “Escuela de Artes y Oficios de Barrio Arroyito”, pero al año siguiente fue rebautizada como “Escuela de Electromecánica y Mecánica de Rosario”. Siempre funcionó en el edificio de Vélez Sarfield 641, sobre el cual tanto delegados como docentes aseguraron que “está en pésimas condiciones”

Adriana Del río, quien fue regente y profesora de Formación Ética y Ciudadana durante más de 20 años, actualmente jubilada, acompañó a los alumnos ayer en su reclamo. “No podía dejar de estar presente en este reclamo que vivimos desde un comienzo”, aseguró. De hecho, recordó que el posible traslado completo de la institución empezó en 1994 con la promesa de instalarse en los terrenos que pertenecían al ferrocarril, en inmediaciones del shopping, cuando todavía la sede del Ministerio de Educación funcionaba en el edificio de la Biblioteca Vigil, de Gaboto al 400.

“Fueron pasando distintas gestiones: la de Alberto Reutemann, la de Jorge Obeid y las socialistas, hasta que en 2012 los estudiantes realizaron el primer tablerazo. Estoy orgullosa de estos chicos, esto es construcción ciudadana: están aprendiendo a defender sus derechos y mostrando su sentido de pertenencia con la su escuela”, enfatizó Del Río.

Por su parte, Ana Galletti, también profesora jubilada de la escuela que trabajó 25 años como docente en la institución, destacó la actitud de los alumnos: “Si hablamos de derechos, y en ese sentido la escuela debe ser un lugar digno. Hace años que estamos luchando para que tengan un edificio en condiciones, en donde aprender y realizar las actividades de manera gratificante”.

Comentarios