Región

Educación

Alumnos que no hayan podido cerrar aprendizajes por la pandemia vuelven a clases este lunes

La propuesta abarca tanto al nivel primario como secundario y tiene como objetivo una intensificación pedagógica para reforzar aprendizajes y contenidos fundamentales de cara al comienzo de las clases en el mes de marzo


Alumnos y alumnas de la provincia de Santa Fe que hayan tenido trayectorias discontinuas o débiles en el ciclo lectivo 2021 regresan a las aulas este 7 de febrero. La propuesta abarca tanto al nivel primario como secundario y tiene como objetivo una intensificación pedagógica, es decir, reforzar aprendizajes y contenidos fundamentales de cara al comienzo de las clases en el mes de marzo. “La idea es que la pandemia no nos ponga más marcas de las que ya nos ha puesto y que en la escuela podamos seguir teniendo oportunidades de avance, que la desigualdad no condene trayectorias escolares”, dijo Adriana Cantero, ministra de Educación de la provincia.

“Aquellos chicos que habiendo transitado un bienio tan particular como fue el 2020/2021 y que no han podido cerrar los aprendizajes que la escuela considera fundamentales para cada grado, año o nivel, tienen en febrero la posibilidad de asistir a más días de clases”, explicó Cantero en comunicación con Radio 2.

En esa línea, sostuvo que el criterio para convocar a los alumnos y alumnas tiene como eje la necesidad del tiempo de exposición a vínculo pedagógico que necesita cada uno de ellos. Agregó: “Más días de clases para aprender lo que no pudimos hasta diciembre. Cada directivo con su equipo docente sabe a quien tiene que convocar para que estos estudiantes puedan asistir a la escuela a ser acompañados en un proceso para aprender lo que queremos que todo el mundo aprenda”.

“El año pasado el grupo prioritario lo determinamos nosotros desde el Ministerio, hicimos 7mos y 5tos años. Este año lo determina la escuela en función de sus evaluaciones. Si estamos atentos a esas informaciones estaríamos diciendo que algo más de 20.000 alumnos en todo el territorio provincial tendrían que estar recibiendo clases en el mes de febrero”, detalló la ministra.

Además, la titular de la cartera de Educación afirmó: “Uno lo mira en términos relativos y puede decir que es un porcentaje más que aceptable en relación a los procesos que han hecho los chicos en cuanto a la cantidad de alumnos totales, pero para nosotros cada alumno vale por lo tanto la estrategia que se implemente con cada uno de ellos la vamos a poner en valor”.

Por su parte, Carla Borgonovo, jefa de Supervisores de la Delegación Regional VI de Educación, explicó que “si bien hay trayectorias intermitentes, de baja frecuencia, o algunas trayectorias nulas también, en general se mantuvo el vínculo escolar”. Además expresó: “Hubo también programas específicos para convocar a aquellos con los cuales se había perdido el contacto o el contacto era muy difuso, como fue Verano Activo, programa centrado en actividades recreativas, lúdicas y deportivas que tiene como objetivo recuperar el vínculo pedagógico con las y los estudiantes”.

“Lo que sí es cierto es que va a haber que trabajar los años sucesivos para fortalecer los aspectos estrictamente de saberes y conocimientos, porque ahí puede haber una diferencia entre niños, entre cursos, entre instituciones. Juegan mucho los contextos, hay chicos que han tenido mayor acompañamiento del entorno familiar o disposición de algunos recursos tecnológicos y otros no”, detalló Borgonovo a El Ciudadano.

De cara al comienzo del ciclo lectivo 2022 el próximo 2 de marzo se han establecido modificaciones a los protocolos sanitarios definidos hasta el momento. La ministra Cantero planteó que la intención es que las clases inicien con “presencialidad plena, segura y cuidada”.

No se empezará con burbujas, según la idea de la cartera educativa, pero sí continuarán siendo obligatorios en el ámbito escolar el uso de barbijo, el distanciamiento social y la ventilación cruzada. Igual, desde el Ministerio acotaron que la situación sanitaria es evaluada constantemente en razón del dinamismo de la pandemia, y en consecuencia también lo son las disposiciones establecidas, por lo que podrían sufrir modificaciones.

“Tenemos que pensar cómo articulamos trayectorias que puedan tener continuidad en una escuela que debe ser de avance persistente, que nos pueda permitir planificar qué estrategias necesitamos en este ciclo que va a ser una transición entre la pandemia y lo que esperamos sea la recuperación de la presencialidad plena continua”, definió la titular de Educación, y concluyó: “La escuela tiene que poner mirada no sólo profesional, didáctica, pedagógica, sino amorosa, solidaria, de contención, de acompañamiento que ha sido la tónica de toda nuestra política educativa durante la pandemia”.

Comentarios