Economía

Relevamiento Federación de Inquilinos

Alquileres: más del 70 % de su facturación es en negro

Alto porcentaje de evasión en el sector. El sondeo arroja también que, en promedio, el pago mensual por el techo insume el 45% de los ingresos de las familias que no pueden acceder a la casa propia, 4 puntos más que en enero. Presentan el informe en el Congreso nacional


 

En más del 70 por ciento de las operaciones de alquiler en Santa Fe, las inmobiliarias o propietarios de viviendas y locales no entregan las facturas obligatorias a los locatarios, aún cuando el contrato que firman las partes esté en regla y sellado. Es uno de los datos que sobresale de la segunda encuesta nacional que impulsó el Centro de Estudios Metropolitano de la Concejalía Popular mediante un cuestionario publicado en plataformas sociales de la web. Los resultados de la encuesta serán presentados en la tarde de este martes en el Congreso nacional, junto con el reclamo de que se reactive el tratamiento de la ley nacional de alquileres que corre el riesgo de perder estado parlamentario tras su media sanción en el Senado hace dos años.

”Es un dato muy fuerte que el 70 por ciento de las transacciones se hagan sin boletas. Si bien no es novedad, porque sabemos que el mercado inmobiliario trabaja en buena medida en negro, este dato debe servir para que se hagan los controles correspondientes y se corte con el círculo de la evasión fiscal y otros impuestos”, señaló a El Ciudadano Nire Roldán, referente de la Concejalía Popular.

En general se firman los contratos de ley entre locador y locatario, con la mediación de las inmobiliarias que se quedan con un porcentaje del monto total de la operación. La irregularidad surge después, según quienes respondieron la encuesta: en la ausencia de la documentación que da cuenta de los pagos mensuales, sobre las cuales se cobran tributos. La falta de control fiscal sobre el sector es lo que se desprende de estas operaciones en negro que son, en el promedio nacional, siete de cada diez en Santa Fe, que no es el peor distrito en ese sentido.

La Concejalía Popular aclara que estas irregularidades no sólo se dan en Santa Fe. El 78,3 por ciento de los encuestados afirmó que la inmobiliaria o el propietario no le extienden una factura al momento de pagar el alquiler. Ese promedio nacional aumenta en provincias como San Juan, con un 94,2 por ciento, Ciudad de Buenos Aires, con un 84,5 por ciento, provincia de Buenos Aires con un 79,9 por ciento y Santa Fe con el ya dicho 70,5 por ciento.

“Si bien es de público conocimiento (incluso para las autoridades de Afip) que el mercado inmobiliario opera mayormente en negro, esta es la primera vez que se tienen datos concretos sobre la magnitud de esa evasión multimillonaria”, alertó Roldán.

El alquiler que se lleva la mitad del sueldo

“Otro dato relevante es que, en promedio, la familia que alquila destina el 45 por ciento de sus ingresos al pago mensual de la locación, lo que representa un incremento de 4 puntos respecto de la encuesta que realizamos en enero de este año, que había dado como resultado 41 por ciento”, indica el informe.

Discriminado por provincias, en Santa Fe el alquiler se lleva el 41,9 por ciento de los ingresos del grupo que habita la vivienda. En Córdoba es peor: asciende al 46,7 por ciento y es el dato más dramático en el país. Los sanjuaninos sin vivienda propia drenan el 46,2 por ciento de sus salarios a procurarse un techo. Los bonaerenses le dedican el 45,6 por ciento y los porteños el 44,6.

“Cabe destacar que esta información hace referencia únicamente al pago del alquiler, excluyendo expensas, impuestos y servicios. Si tomamos en consideración todos esos gastos, un inquilino destina entre el 60 y el 70 por ciento  de sus ingresos en mantener su vivienda alquilada”, señala el informe.

Roldán explicó que para realizar la encuesta se tomó un salario promedio de 17 mil pesos, que es el que toma el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) para efectuar sus estudios y que “se saca de una media entre los salarios de docentes, empleados públicos y trabajadores de comercio”.

Acerca de la encuesta

El objetivo principal de la encuesta, aclaran sus promotores, es saber cuánto paga un trabajador en relación con su salario, qué porcentaje de su ingreso deriva al contrato de alquiler. Y en segundo lugar, qué tipo de formalización real tiene ese contrato. “Esta iniciativa surgió de la ausencia de datos oficiales y de la necesidad de medir el impacto del aumento en el precio del alquiler en las familias inquilinas”, concluyó Roldán.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios