Ciudad, Edición Impresa

Allocco: van por los sueldos a la Afip

Por Paola Cándido.- La administración federal le debe 3 millones de pesos a la empresa.


allocodentro

Los trabajadores de la metalúrgica Allocco de Villa Gobernador Gálvez, una de las principales en su rubro a nivel mundial, siguen en reclamo por los cinco meses que les adeudan de salario en la Secretaría de Trabajo, ubicada en Ovidio Lagos esquina San Lorenzo. Los empleados de la fábrica explicaron que hicieron una presentación en la Afip para destrabar 3 millones de pesos que esa institución le adeuda a la empresa para que ellos puedan cobrar parte de los sueldos que les deben. Hoy al mediodía habrá una asamblea en la empresa para decidir cuáles son los pasos a seguir.

Aníbal hace ocho años que trabaja en Allocco. Está a cargo de la parte de programación de la producción. Tiene dos hijos chicos y su mujer es empleada administrativa. “Estamos pasando penurias económicas, estamos sobreviviendo. Hay compañeros que están pasando por desalojos con hijos menores. Hicimos una solicitud en un programa de radio para ver si alguna inmobiliaria se podía acercar a solucionar el problema de tres compañeros que están en situación de calle”, lamentó.

La reunión que iban a mantener ayer los empleados de la firma con el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, fue suspendida ya que no hay una respuesta concreta y es inútil generar gastos por la grave condición que están pasando.

“Los 3 millones de pesos serían para pagar una parte de los cinco meses de sueldos que nos deben a todos. Lo compañeros que estaban encadenados dentro de la Secretaría fueron desalojados anteanoche por la fuerza pública. Necesitamos que se destrabe esa plata porque en este momento, más allá de la continuidad de la empresa, necesitamos el dinero para subsistir hoy”, afirmó el empleado.

En la empresa ya no tienen insumos. Les cortaron el servicio de internet y de las cuatro líneas de telefónicas, sólo les queda una. Y no saben hasta cuándo tendrán el suministro de luz y gas.

“No necesitamos que aparezcan, necesitamos una respuesta positiva. Necesitamos el dinero para ayer, no nos sirve ya que den la cara. Es nuestro dinero, y es dinero que el Estado le está debiendo a la empresa. Y la empresa nos debe a nosotros, es simple. Hay que darse cuenta lo que son cinco meses sin poder cobrar un sueldo. Que la gente se dé cuenta y se imagine si les estuviera pasando a ellos. Uno piensa que en una empresa líder como Allocco no podía ocurrir algo así. Le puede pasar a cualquiera y es una situación desesperante. Nadie está acostumbrado a esto”, subrayó.

Aníbal detalló que reciben llamados a teléfonos particulares, ya que a lo largo de los años se estrechan lazos entre el trabajador y el cliente, solicitando repuestos y servicios y no se los pueden brindar.

“Entre otros pedidos, necesitamos que el Estado se haga cargo de nuestro sueldo. Tenemos más de 60 órdenes de trabajo para despachar y no podemos hacer nada porque la fábrica está operativamente detenida”, concluyó.

Comentarios