País

Aprovechan la necesidad

Allanan una vivienda donde se ofrecen créditos ”gota a gota”

Dos colombianos estarían detrás de un negocio de préstamos a tasa usuraria y con pagos diarios. Si no se cumple lo pactado inmediatamente llegan los aprietes y las amenzas


Foto: diario El Litoral de Corrientes

 

La Justicia correntina ordenó el allanamiento de una propiedad en la localidad de Caá Catí, utilizada por dos colombianos acusados de dedicarse a otorgar préstamos “gota a gota”, un sistema de microcréditos con intereses usurarios, y donde se secuestraron 200.000 pesos en efectivo, informaron fuentes judiciales.

Según indicaron los voceros judiciales, la investigación comenzó cuando la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) denunció las presuntas maniobras de los prestamistas, tras lo cual se convocó a la dirección nacional de Investigaciones y a la Gendarmería para que avanzaran con la pesquisa.

En tanto, de acuerdo a la documentación a la que tuvo acceso <Télam>, de la hipótesis delictiva se desprende que “dos personas de origen colombiano, mediante la fachada de venta de muebles en cuotas, prestan dinero en efectivo de manera informal”.

En relación al delito en cuestión, la Procelac alertó sobre los riesgos de los préstamos “gota a gota” y los califica como “una nueva modalidad de usura”.

El organismo también explicó que se trata de “microcréditos cuya tasa de interés es exhorbitante en relación a la de las entidades financieras o tarjetas de crédito, con cancelación exigible en cuotas diarias, y en algunos casos semanalmente o mensualmente y nulos requisitos de acceso”.

“Los denominados préstamos por goteo constituyen una modalidad de usura que pone en riesgo no sólo el patrimonio de los eventuales damnificados, sino también la integridad física y hasta la propia vida en caso de incumplimiento”, remarcó.
En tanto, la Procelac advirtió sobre la presencia de “redes delictivas detrás de esta modalidad”, que están “vinculadas al lavado de activos, la trata de personas y el crimen organizado”.

Si bien el crédito gota a gota está muy difundido, principalmente en Colombia, bandas de delincuentes encontraron esta forma para hacerse de dinero fácil.

Lamentablemente muchas personas que están marginadas del acceso a un préstamo por la vías normales terminan cayendo por necesidad en las manos de los usureros.

El crédito “gota a gota” consiste en otorgarle el dinero inmediatamente a quien lo pide, haciéndole firmar algunos documentos. Pero el dinero se lo dan con un interés usurero, que en algunos casos puede llegar a ser hasta 10 veces mayor al que se maneja en el mercado formal. Generalmente la devolución del préstamos debe hacerse diariamente. Si llega a quedar colgada una de las cuotas, allí empiezan los problemas.

Primero llega el apriete o advertencia del prestamista. Si la deuda no se cancela, aparecen las amenazas y posiblemente los golpes. Cuando los delincuentes pierden la paciencia son capaces de asesinar al deudor.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios