Asociativismo

Futuro de la la Economía Social

Alexandre Roig: “El gran desafío es desprecarizar el trabajo cooperativo”

El presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), Alexandre Roig, regresó en las últimas horas de un viaje a Cuba en el cual mantuvo reuniones con autoridades caribeñas para la expansión del cooperativismo.


En diálogo con la Agencia de Noticias Solidarias (Ansol), Alexandre Roig repasó los principales temas de la agenda del sector de la economía social.

En ese sentido, lo primero que Roig repaso fue de qué manera se prepara el sector de la economía social frente a las elecciones de este año.

“Lo que se va a votar en esta campaña es entre una alternativa que va a buscar estabilizar la situación para generar cierta tranquilidad y una alternativa más represora. Del lado de la estabilización, el cooperativismo y mutualismo tiene mucho para aportar porque su anclaje territorial, su anclaje comunitario, su cercanía con la realidad argentina hace que sea un actor clave en muchos planos.

En caso de un gobierno más represor, que se articule más con la lógica financiera y con el achicamiento del Estado, el sector va a estar bajo amenaza.

Y agregó: “Lo hemos visto durante el gobierno de Mauricio Macri, cuando la agresividad hacia el sector ha sido muy fuerte. Ahora mismo ya hay varias personalidades del macrismo que han manifestado su agresividad con la figura cooperativa y mutual.

Todo el sector lo sabe y somos conscientes de que no es lo mismo quién vaya a ganar en octubre.

En relación a una suerte de balance del gobierno actual, el funcionario señalo que “Este gobierno ha jerarquizado al sector. Es un dato objetivo que el Inaes está hoy en la órbita de Jefatura de Gabinete. Un reclamo sectorial de muchos años es que el gobierno asuma la transversalidad y la jerarquía que tiene el cooperativismo y mutualismo en la sociedad argentina.

Eso lo hemos logrado; el Inaes ha crecido en recursos, en capacidad de acción. Ha tenido desde la gestión de Mario Cafiero y después con la nuestra a la primera línea de las Confederaciones representadas en el Directorio. Si uno toma las dimensiones económicas, políticas o simbólicas que permiten evaluar un crecimiento, hemos crecido en todas las dimensiones.

Y agrego: “Es objetivo que en distintos planos de la política del Frentes de Todos, en distintas territorialidades, en distintas responsabilidades, el cooperativismo y mutualismo tiene presencia y reconocimiento. Hay una toma de conciencia de que la Argentina, en gran medida, se sustenta sobre el cooperativismo y mutualismo y se ha creado y desarrollado gracias a ello.

Bienvenido el reconocimiento y esa conciencia del lugar que tiene la economía social.
Además, se va tomando conciencia de los límites de la acción del capital privado solo o del Estado solo. Estamos yendo hacia modelos de desarrollo que implican trabajar con.

El Estado con las cooperativas y las mutuales, las cooperativas y mutuales con el sector Pyme empresarial; es decir, cada vez más asumimos que ningún actor puede trabajar de manera aislada y que un buen modelo de desarrollo es un modelo que asume la heterogeneidad organizacional, la realidad de la organización productiva de los servicios del país y que nos potencia a todos.

La opción macrista es homogenizante porque piensa que debe haber un solo actor, que es la sociedad anónima, y que el Estado está el servicio de ese único actor. Es independiente de lo que uno crea ideológicamente. En la práctica, es una negación de la realidad. La realidad argentina es cooperativa y mutual.

En ese contexto, Roig preciso los desafíos que principales: “El sector tiene que construirse más allá de la variación electoral.

En primer lugar, hay que profundizar la modernización, la transparencia y la eficiencia del órgano de promoción y control, que es el Inaes, y estamos trabajando mucho en eso.

En segundo lugar, lo que tiene que ver con cuatro grandes proyectos de estratégicos:

  • El tema de crediticio
  • Las políticas de producción y distribución de alimentos a través del sistema cooperativo y mutual que garantiza más calidad, otro tipo de articulación con la distribución local, precios más baratos
  • Modificar y fortalecer el sistema cooperativo de trabajo, para que haya reconocimiento de la figura de trabajador asociado y que desde ahí podamos construir derechos colectivos y un sistema de protección social para cooperativas de trabajo, asumiendo que gran parte de la población argentina no se va a organizar bajo la forma de trabajo empleado pero sí bajo la forma del trabajo asociado;
  • El sector cooperativo y mutual es portador de gran parte de la agenda ambiental, desde reciclado hasta lo que tiene que ver con la transición de energía renovable.

El tercer eje es fortalecer a las juventudes como sujetos políticos del cooperativismo y mutualismo, y trabajar en fortalecer los programas de educación desde la primaria hacia el nivel superior, lo cual es una gran demanda del sector y es fundamental y se articula con el fortalecimiento de las juventudes.

Ese el gran desafío que tenemos.

La autoorganización del trabajo tiene una potencia enorme desde el punto de vista de la organización y de lo que significa también en términos político-ideológicos, y a su vez sigue siendo un trabajo precario. Entonces, el gran desafío es desprecarizar el trabajo cooperativo.

Estoy cada vez más convencido de que son los trabajadores y las trabajadoras quienes van a organizar la producción mucho más que el capital porque el capital, como cada vez es más capital financiero, puede cada vez menos organizar la vida productiva. Por eso, el futuro de la producción va a estar en gran parte en manos de trabajadores organizados”.

De su viaje a Cuba el presidente del Inaes indico: “Estamos trabajando desde el gobierno nacional en una cooperación con Cuba, para acompañar el proceso de institucionalización del cooperativismo en Cuba.

Cuba hizo una reforma de su sistema económico, a partir de la cual amplió lo que llaman nuevos actores económicos, que además del Estado amplía al sector pyme y a las cooperativas no agropecuarias.

Históricamente, Cuba tuvo cooperativas agropecuarias, en particular en el sector tabacalero, y ahora lo va a ampliar a otras cooperativas de trabajo. Y la experiencia argentina es un gran ejemplo para pensar el proceso institucional.

Desde Argentina estamos acompañando al Gobierno cubano en las reformas económicas que está haciendo y el viaje tuvo que ver con eso, participamos de reuniones en ese sentido”

Comentarios

10