Ciudad, Edición Impresa

Alesso: “Las declaraciones de Rasino son poco felices”

La titular de Amsafé criticó que se esté pensando en extender el ciclo lectivo y descontar días de paro.

“Después de los conflictos y de estar la provincia prácticamente parada durante el mes de marzo ¿qué avizora para el futuro?”, se le preguntó ayer al gobernador Hermes Binner. “A nuestro entender fue desmedida la reacción de debutar con tres semanas de paro. Pero las cosas están solucionadas, están en marcha. Lo que tenemos que pensar de aquí en adelante es cómo cumplimos con los 180 días que marca la ley”, respondió el mandatario. La idea de extender el ciclo lectivo –tras los nueve días de paro docente– por parte de la Casa Gris ya había sido puesta oficialmente en el tapete el fin de semana por parte de la ministra de Educación, Élida Rasino. Esto fue ratificado por el secretario de la cartera, Jorge Márquez, quien confirmó que la intención del gobierno es “garantizar el dictado de los 180 días de clases”. Además, desde la Casa Gris no descartaron comenzar a descontar los días de huelga ya que, según destacaron, “Santa Fe es una de las pocas provincias que no lo hace”. Esto cayó “muy mal” en Amsafé, e hizo que su secretaria general, Sonia Alesso, remarcara que “no se aceptará un día de clase demás” para agregar que las declaraciones de la ministra amenazando con los descuentos en los salarios eran “poco felices”.

“Esperamos haber superado el conflicto y ojalá podamos seguir construyendo un vínculo de confianza fuerte con los docentes. La política será la que venimos implementando. Nosotros trabajamos fuertemente en todos los aspectos que hacen al sistema y en el tiempo que no hubo clases igual se siguieron trabajando otras cosas. Por eso ahora que los chicos se incorporan se encuentran con maestros fortalecidos que han podido circular por distintos ámbitos de trabajo. El tiempo que se perdió con los paros para nosotros es delicado y es grave en función de la pérdida de continuidad en la organización familiar, en la rutina, en el sostenimiento del esfuerzo. Creo que eso es lo que verdaderamente debe preocuparnos como sociedad”, remarcó ayer la ministra de Educación en la capital provincial.

Cabe recordar que como el calendario escolar aún no está cerrado –esto quiere decir que todavía no está estipulado el día en que terminan las clases en 2010– desde el Ministerio de Educación anunciaron que se respetarán los 180 días de clases, por lo que el cursado podría terminar más tarde. “Haremos todo el esfuerzo igual que siempre. No hay mejor lugar para un niño o un adolescente que la escuela. Hay una ley de obligatoriedad de los 180 días de clases y aunque no cerramos aún el calendario estamos pensando extender el ciclo en diciembre”, indicó Márquez.

“El objetivo es cumplir con la ley y comprendemos que la cantidad no alcanza para hablar de excelencia. Hay que trabajar también para que, pase lo que pase, sean procesos ricos y que el alumno pueda incorporar los aprendizajes”, continuó.

Por su parte, Alesso declaró que “la ministra está omitiendo en sus declaraciones que hubo un conflicto en el comienzo del ciclo lectivo, algo que no es menor en todo esto”. “El gobierno provincial fue responsable del paro al comenzar haciendo un ofrecimiento del 7 por ciento, lo que fue una invitación a la medida de fuerza. Tampoco hubo un llamado a paritarias mientras duraron los paros intentando resolver el conflicto”, subrayó.

Sobre la ley que obliga al dictado de los 180 días de clases, la secretaria general de Amsafé rememoró que esa norma “surgió en 2003 en un contexto distinto, con medidas de fuerza que eran interminables ante la falta de pago en las distintas provincias”.

“Todos queremos que haya clases, pero en condiciones dignas de enseñanza y aprendizaje, con maestros bien pagos y con los chicos en las escuelas aprendiendo. Y en esto siempre estuvo el compromiso de los maestros por recuperar los aprendizajes. No hay nada que indique lo que ahora la ministra quiere resolver unilateralmente. No vamos a admitir que se agreguen más días de clases en este sentido. Vamos a recuperar los aprendizajes como siempre lo hemos hecho”, explicó.

Cabe recordar que, mediante un comunicado, el domingo pasado la Ctera rechazó la decisión del Consejo Federal de Educación de acordar el descuento de los días de paro “como un intento de cercenamiento del derecho de huelga”, según se analizó. Además, desde la central sindical se adelantó que se está estudiando realizar una presentación al respecto ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“El incremento de unos pocos días de clase no resuelve la mejora de la calidad educativa. Exigimos el cumplimiento de lo pautado por la ley de educación nacional: la mayoría de las escuelas deberían ser jornada extendida o completa. Esto duplicaría las horas de clase”, se destacó en el escrito.

“Exigimos el cumplimiento del artículo 120º de la ley de educación que establece que no menos de dos veces al año el Consejo Federal debe convocar a los gremios con agenda previa. Rechazamos las decisiones unilaterales que legislen sobre el trabajo docente”, concluyeron.

Comentarios