País

Mercado negro

Alertan sobre el robo y falsificación de autopartes

El principal motivo para el incremento de estos delitos es el reacomodamiento de precios tras la devaluación del segundo trimestre y que esta situación reactivó el mercado ilegal automotor, evaluaron desde las Cámaras de Comerciantes de Repuestos Automotor


Foto: Sin Mordaza

Las entidades vinculadas a la producción y comercialización de autopartes alertaron este viernes sobre el incremento del robo, falsificación y contrabando de piezas y lo vincularon al reacomodamiento de precios tras la devaluación del segundo trimestre y señalaron que esas situación reactivó el mercado negro automotor.

“El robo, la faslficicación y el contrabando están en su apogeo” aseguró a Télam Ricardo Grosbard, presidente de la Federación Argentina de Cámaras de Comerciantes de Repuestos Automotor (Faccera), en el marco una nueva edición de la feria Automechanika que finalizaba este sábado en La Rural de Buenos Aires.

El directivo entendió como una de las principales causas del incremento del delito vinculado a autopartes a “la apreciación del tipo de cambio que ubicó a las piezas originales comercializadas por canales legales a precios hasta 3 o 4 veces más caros que lo que se ofrece en un desarmadero”.

Tanto desde la Asociación de Fabricas Argentinas de Componentes (AFAC) como de Faccera, se destacó que la industria impulsa “la lucha contra el mercado ilegal de autopartes a partir de reclamos que incluyen más controles, nuevos mecanismos de prevención y mayor conciencia de la problemática de parte los usuarios”.

Según datos de la Policía Federal, sólo en los primeros ocho meses del año se secuestraron 8.430.460 autopartes robadas con destino a abastecer el mercado ilegal.

Dicha cifra representa un valor superior a los $19.000 millones, y es casi el doble de la cantidad de piezas secuestradas en 2017, según datos del Ministerio de Seguridad que se analizaron en el marco de la feria sectorial.

A pesar del fuerte incremento del secuestro de autopartes en lo que va del año, Grosbard explicó que el sector reclama además que las piezas incautadas en los distintos operativos se destruyan y no queden en los desarmaderos como depositarios”.

“Es necesario generar la conciencia en el cliente que detrás de una pieza robada que puede conseguir a muy bajo precio en un desarmadero esconde detrás un producto malhabido y un posible baño de sangre”, en referencia al delito de robo de vehículos.

Al respecto, las entidades reiteraron los reclamos por la necesidad de hacer controles más profundos que acompañen la lucha contra los desarmaderos ilegales, ante el aumento de un 18,3% a nivel nacional del robo de vehículos para la venta ilegal de piezas.

“Ante la duda de por qué no conviene adquirir autopartes en el mercado ilegal, la primera respuesta es indiscutible: porque si sale barato, alguien lo pagó muy caro, y con esta acción el comprador está fomentando la existencia de este mercado ilegal”, afirmó el directivo de Faccera.

Además de “afectar directamente sobre el empleo nacional y la cadena de valor local del sector”, señaló que se debe tener en cuenta “la seguridad del usuario”, ya que estas piezas no cuentan con el aval necesario que garantice su funcionamiento al 100%.

Las entidades también destacaron que existe una ley de desarmaderos a partir de la cual se especifican las autopartes usadas que se pueden comercializar y adquirir, siendo este tema uno de los principales en la agenda de las cámaras e instituciones asociadas a la muestra.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios