Economía

Salario en picada

Alertan que el 80 % de los docentes cayó bajo la línea de pobreza

Las discusiones acerca de la paritaria docente han tenido desde 2017 una relevancia particular dada la decisión del gobierno nacional de evitar primero y suspender después por decreto la paritaria docente extendida para todo el país, apuntando a una descentralización de la misma


Cepa / Centro de Economía Política Argentina

Las discusiones acerca de la paritaria docente han tenido desde 2017 una relevancia particular dada la decisión del gobierno nacional de evitar primero y suspender después por decreto la paritaria docente extendida para todo el país, apuntando a una descentralización de la misma y esquivando de esa forma la instalación de un número salarial acordado que opere como referencia en paritarias posteriores. A la vez, este año el gobierno pretende, como sucedió en 2016 y como objetivo de mínima, acordar un monto salarial que compense la evolución de la inflación del presente año, pero que consolide la caída del salario real del 2018. Y, como objetivo de máxima, la posibilidad de un recorte en términos salariales en línea con la promesa de reducir el déficit fiscal.

Los gastos en educación representan el 27,30% en el promedio de gasto provincial y prácticamente el 22% del gasto provincial total promedio es destinado exclusivamente a sueldos docentes, dado que sobre el presupuesto de educación del total de las provincias los recursos destinados a salarios docentes orillan el 80%.

Comparando el promedio de poder adquisitivo de 2018 en relación a 2017 para el conjunto de las provincias, el último año los salarios docentes tuvieron una caída en promedio del 11%. El rango va de -7% a -20%, excluyendo el caso de Neuquén, única provincia con guarismos positivos. En pesos de diciembre de 2018, es decir, considerando el salario del último mes del año, la pérdida implica entre $ -15.994 y $ -72.536, excluyendo nuevamente el caso de Neuquén. En promedio, la caída del poder adquisitivo en pesos de diciembre de 2018 del conjunto de los docentes en las provincias alcanza los $ -28.263. Las variaciones en este caso dependen naturalmente del nivel de salarios de cada provincia, que también presentan mucha dispersión: entre $13.291 a $30.203.

Comparando el salario de diciembre de 2018 en relación al promedio de poder adquisitivo de 2017 para el conjunto de provincias, el último año los salarios docentes tuvieron una caída de 21% en promedio. El rango va de -6% a -30%. Sólo para el mes de diciembre de 2018, en promedio, la caída del poder adquisitivo del conjunto de provincias alcanza los $ -4.444, en un rango de entre $ -1.542 y $ -8.348. Como se mencionó, las variaciones dependen naturalmente del nivel de salarios de cada provincia, que presentan una importante dispersión

Durante 2018, la provincia de Buenos Aires no tuvo acuerdo paritario. La sucesión de reclamos y ofertas del gobierno provincial, muy por debajo de la variación de precios derivó en que a finales de 2018 la gobernadora María Vidal determinara por decreto un aumento de 32%, con $7.000 adicionales de bono en diciembre último.

El poder adquisitivo de los docentes bonaerenses fue cayendo repetidamente. Entre 2018 y 2017, la pérdida promedio de poder adquisitivo alcanzó el 7% en promedio si se considera el bono de $7.000. Sin embargo, el punto de inicio de la paritaria es mucho más bajo: 16% menos respecto del promedio de2017. Peor aún resulta la comparación con 2015. Si se considera el promedio de poder adquisitivo de 2015, el promedio de 2018 se mantuvo casi 12% por debajo, mientras que si se compara el salario de diciembre de 2018, la caída es algo más de 20%.

Si se considera el valor equivalente en pesos del salario docente, es posible concluir que si en 2017 un docente cobraba el equivalente a $25.795, en 2018 percibió sólo $24.005 mensual. Siguiendo esta metodología, en diciembre de 2018 ese mismo docente cobró $21.746. En términos equivalentes, ese mismo trabajador en 2015 se hizo de $27.2162 mensuales.

Otro dato es cómo se ubica el salario docente respecto de la línea de pobreza. El Indec publica la pobreza de manera regional, por lo que se utilizó cada región para comparar con el salario a diciembre de 2018. La canasta básica total (CBT) considerada es la de una familia tipo (dos adultos, dos menores). En el presente ejercicio se tomó en cuenta la cantidad de docentes de cada provincia y el promedio de salario bruto para un docente de educación primaria, jornada simple y enseñanza común con 10 años de antigüedad. Si el promedio del salario de la provincia se encuentra por debajo de la línea de pobreza regional, se consideró que los docentes de esa jurisdicción también lo estaban en su conjunto. A la inversa, si el salario superaba la línea, entonces el conjunto de los docentes provinciales así lo hacían.

Los resultados son contundentes: el 80% de los docentes se encuentra por debajo de la línea de pobreza regional de Indec, y sólo siete provincias presentan promedios salariales por encima de la línea. Si se considera el mismo cálculo para junio de 2017, los guarismos

se invierten: casi el 90% se encontraba por encima de la línea de pobreza regional para una familia tipo.

Cabe analizar cuál debería ser el aumento salarial docente para equiparar a finales de 2019 el poder adquisitivo de diciembre de 2017, considerando la evolución de la inflación. La paritaria debería alcanzar un aumento del 52%, subiendo los salarios de manera acumulativa 3,6% mensual durante todo 2019. Incluso considerando esta elevada paritaria, el promedio de poder adquisitivo de todas formas se mantiene por debajo de los años anteriores, lo que refleja la pérdida de poder adquisitivo durante todos los meses del periodo 2018-2019. Y además, esta paritaria tan elevada resulta muy limitada para recuperar los niveles de poder adquisitivo vigentes en 2015.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios