Edición Impresa, País

Principales centros turísticos

Alertan por pastillas de éxtasis trucho fabricado con antigripales

Alerta el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (Safyb). Dicen que planean venderlo en ciudades turísticas.


El Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (Safyb) alertó que bandas narco están detrás de la fabricación de pastillas truchas de éxtasis elaboradas con antigripales, y que se preparan para vender el producto durante el verano, sobre todo en los principales boliches de los centros turísticos.

“Faltan apenas unas pocas semanas para que arranque la temporada fuerte de las discotecas. Están haciendo un desastre en el mercado, y lo que decimos a las autoridades gubernamentales que los farmaceúticos podemos trabajar en conjunto con los especialistas antinarcóticos del Estado y aportar mucha información, con el objetivo primordial de evitar tragedias y ayudar a terminar con el lucro horrible del narcotráfico”, señaló Marcelo Peretta, secretario general del Safyb.

La conocida droga de diseño tiene una versión trucha, hecha con “picadura de antigripales”, en el marco de un nuevo negocio del narcotráfico. Se venden a un valor de 150 pesos, cuando una original ronda los 400.

Peretta denunció que “el narcotráfico viene desarrollando una fuerte estrategia para adquirir o apoderarse, muchas veces mediante robos de partidas de antigripales y también antialérgicos, cuyos componentes picados son la base de lo que se comercializa en discotecas como droga de diseño o éxtasis”, según publicó Diario Popular.

Fuentes sanitarias de la provincia de Buenos Aires indicaron que vienen registrando en las últimas semanas un ascenso alarmante de “intoxicaciones” de jóvenes por la ingesta de pastillas que supuestamente son drogas de diseño, cuando en realidad se trata de versiones falsas.

Peretta sostuvo, en ese sentido, que “los narcos siempre tratan de maximizar sus ganancias, y no les importa la salud de los jóvenes, y ahora están usando antigripales para fabricar éxtasis trucho”.

El 15 de abril pasado se realizó la denominada fiesta electrónica Time warp en las instalaciones del predio porteño Costa Salguero. Allí, se comercializó una pastilla que supuestamente era una droga de diseño, pero que causó la muerte de cinco jóvenes y gravísimos problemas de salud en muchos otros. La noche del drama, varios vendedores ofrecían la sustancia Superman. A pesar de esto, que destapó una vez más la ausencia de escrúpulos en el negocio de la noche, el consumo de pastillas en las discotecas no se detiene.

Comentarios