Gremiales

PLAN DE LUCHA

Alerta en Río Turbio por amenaza de despidos

Retenciones de tareas, asambleas en cada sector y movilización en reclamo por la falta de pago del salario de diciembre.


El gremio de estatales ATE, como parte de la Intersindical de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT), lanzó un plan de lucha, con retención de tareas, asambleas en cada sector y movilización, en reclamo por la falta de pago de los haberes de diciembre.

Días antes, los mineros organizados en los distintos gremios habían enviado una intimación al interventor de YCRT, Omar Faruk Zeidán, exigiendo se abonen en tiempo y forma los salarios adeudados.

Ante el incumplimiento, lanzaron las medidas de fuerza.

En las últimas horas, en tanto, los mineros se encuentran un problema todavía superior.

Es que están en alerta ante la amenaza de 500 despidos.

Miguel Páez, secretario General de ATE Río Turbio, señaló que la Intersindical (conformada además por Luz y Fuerza Seccional Patagonia, La Fraternidad y la Asociación de Personal Superior, Profesionales y Técnicos) le entregó una carta documento a la Intervención de YCRT, en la que exigió la regularización inmediata de los salarios.

Además, le informaron la decisión de lanzar un plan de lucha que incluye una retención de tareas en todos los sectores hasta tanto no se concreten los depósitos correspondientes en las cuentas de los trabajadores.

La medida se inició a las 00 horas de anteayer con “un alto grado de acatamiento”, señaló el dirigente.

Además, ayer se manifestarán frente a la Administración, en la localidad de Río Turbio, para exigir explicaciones al contador de la Intervención.

Así, porque tienen información respecto a que la gestión ya contaba con los fondos necesarios para efectuar los pagos.

“Creemos que esta operación es parte de la políticas impulsadas por el gobierno nacional y ejecutadas por Zeidán, en el marco de las cuales hostigan permanentemente a los compañeros para que acepten los retiros voluntarios. Generan una psicosis colectiva con el miedo y la paralización de obras”, expresó Páez.

El dirigente además agregó: “Es un incumplimiento más del gobierno, porque primero avanzaron con la denuncia de nuestro convenio colectivo, con los retiros voluntarios, las jubilaciones anticipadas y la violación sistemática de puntos convencionales, como por ejemplo, el no pago del reintegro de pasajes”.

La historia reciente señala que lo que ocurre en YCRT va en línea con la política de ajuste, desinversión y paralización de obras que aplica el Gobierno de Mauricio Macri y que apunta a recortar trabajadores en todas las áreas del estado.

“Eso lo vemos reflejado en lugares como Fabricaciones Militares o Senasa, entre otros”, indicó Páez.

En el caso de YCRT la decisión del gobierno de paralizar la obra para la construcción de la usina de 240 megas es un golpe contundente al futuro de la empresa estatal.

Por último, Páez manifestó: “Nos solidarizamos con todos los sectores a nivel nacional por esta política de despidos masivos en el ámbito del Estado. Nosotros no estamos exentos de correr con esa misma suerte, ya hemos tenido despedidos a poco tiempo de haber asumido el actual gobierno y esta intervención”.

Si te gustó esta nota, compartila