Mundo, Últimas

Alemania: condenan al obispo Williamson

Fue multado con 10 mil euros por minimizar la dimensión del Holocausto. Williamson dirigía un seminario de la orden a la que pertenece cerca de Buenos Aires.

El obispo católico renegado Richard Williamson fue condenado ayer en ausencia en Alemania a pagar una multa de 10.000 euros (13.500 dólares) por haber minimizado la dimensión del Holocausto, un caso que dejó mal parado al Vaticano. El religioso había sido expulsado de la Argentina el año pasado por decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Un tribunal de la ciudad de Ratisbona halló culpable al religioso británico, de 70 años, de incitación por haber dicho en una entrevista difundida en enero de 2009 que “sólo de 200.000 a 300.000 judíos perecieron en los campos de concentración nazis”.

El obispo –expulsado de la Argentina en 2009 al conocerse sus declaraciones– dijo también que no es cierto que los nazis hayan usado cámaras de gas para matar a judíos. Williamson había sido multado ya con 12.000 euros a principios de año por sus comentarios, pero como el prelado se negó a pagar la causa tuvo que dirimirse con un juicio público, en cumplimiento con las leyes alemanas. El obispo no acudió a la audiencia en un tribunal de Ratisbona por orden de su congregación conservadora, que se distanció de la Santa Sede tras el Concilio Vaticano Segundo, dijo su abogado.

La Hermandad de San Pío X, que tiene su sede en Suiza, ordenó obispo a Williamson sin autorización del Papa luego de romper con Roma por las reformas introducidas a partir de 1965. Benedicto VXI fue muy criticado el año pasado por haber levantado la excomunión sobre Williamson y otros tres obispos consagrados por la Hermandad San Pío X en un intento de superar la escisión con la confraternidad tradicionalista. La polémica entrevista de Williamson, con un canal de televisión sueco, fue difundida un día después del decreto del Papa de levantamiento de la excomunión. El Papa alemán reconoció después haber manejado mal el caso: dijo que desconocía los comentarios de Williamson y que cualquier cuestionamiento del Holocausto era “intolerable”. Hasta que se desató el escándalo, el polémico obispo dirigía un seminario de la orden a la que pertenece ubicado en La Reja, cerca de Buenos Aires. En febrero de 2009, la Argentina lo expulsó. Ahora reside en Londres.

Comentarios