País, Política

"Necesidades, disputas, intencionalidades"

Alberto sobre desalojos en Buenos Aires y Entre Ríos: muchos aprovechan para hacer ruido político

El presidente aclaró que desde su gestión nunca se promovió la ocupación de propiedades, cuestionó a medios y oposición por exacerbar conflictos, mencionó la complejidad de los hechos en Guernica y el campo Casa Nueva y felicitó a los gobernadores Kicillof y Bordet


Primero por Twitter y luego en una entrevista radial, el presidente Alberto Fernández se refirió este viernes a los desalojos en la provincia de Buenos Aires –las 100 hectáreas ocupadas por familias en Guernica– y Entre Ríos –el campo del clan Etchevehere y el proyecto agroecológico Artigas–: en la red social enfatizó que estuvo al tanto de ambos conflictos hasta su desenlace judicial-policial sin involucrar al Estado nacional, respaldó a los respectivos gobernadores y señaló que “se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone”. Más tarde, hizo foco en el uso de esos hechos por parte de sectores de la oposición: “Muchos aprovechan para hacer ruido político”, reprochó el mandatario y, contra la embestida de medios y dirigentes, recalcó que desde su espacio “nunca se ha promovido atacar la propiedad privada”.

En un hilo de Twitter, el mandatario remarcó que tanto el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, como el de Entre Ríos, Gustavo Bordet, lo mantuvieron este jueves “permanentemente” informado sobre ambos hechos y aclaró que este tipo de conflictos son “resueltos por los gobiernos provinciales”.

En esa línea, desmintió una nota del portal Infobae que hablaba de su supuesto papel del Ejecutivo nacional en ambos conflictos y roces dentro de la coalición Frente de Todos. “La necesidad de cierta prensa de insinuar fisuras o contradicciones políticas en un momento en que la Argentina exige el máximo del esfuerzo mancomunado, en nada ayuda a la acción de gobierno”, se quejó Fernández.


“Obviamente, como presidente de la Nación estoy atento a todo lo que ocurre en nuestro país. Pero como somos un Estado Federal este tipo de conflicto son resueltos por los gobiernos provinciales”, se despegó Fernández de las versiones sobre la promoción o condescendencia del gobierno con las tomas de terrenos.

Guernica

Sobre el desalojo en Guernica, que derivó en una fuerte represión a ocupantes del predio en los alrededores del mismo, los que se resistieron a abandonar el lugar, el presidente insistió en que hubo un “accionar policial dispuesto por la Justicia” y, más allá del desenlace, destacó que “previo a ello, hubo un enorme trabajo de reubicación de familias realizadas por el ministro Larroque”, añadió.

Casa Nueva

Sobre el conflicto de la familia Etchevehere que finalizó con el desalojo de Dolores y de los integrantes del Proyecto Artigas del campo Casa Nueva, Fernández remarcó que son sucesos “originados en una disputa familiar” y que el operativo policial –en el que Dolores Etchevehere fue detenida transitoriamente– fue “también resultado del accionar policial dispuesto por la Justicia local tras el fracaso de la conciliación entre las partes”.

El jefe del Estado volvió en la red social del pajarito a respaldar a los gobernadores que lidiaron con ambos conflictos, Kicillof y Bordet: “Ambos gobiernos debieron enfrentar situaciones críticas en donde se mezclaron necesidades humanas, disputas familiares y también intencionalidades políticas”. Y remató fernández: “A mi juicio, los conflictos se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone”.

Ruido sobre ruido

“Muchos aprovechan para hacer ruido político”, lamentó tras los tuits, y en una entrevista para Radio10, el presidente, que aprovechó para repetir que desde su gestión “nunca se ha promovido atacar la propiedad privada”.

Lo que no se vio

Alberto Fernández destacó el “trabajo enorme y silencioso” que realizaron el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, con los ocupantes del predio de Guernica, que este jueves fue desalojado en medio de incidentes entre la Policía Bonaerense y quienes se resistían a dejar el lugar.

“Hicieron primero todo un censo”, dijo el mandatario, en la que sostuvo que, no obstante, hubo “intencionalidad política en algunos” de los ocupantes.

Para el presidente, hay dirigentes de la oposición que tanto sobre el conflicto en Guernica como de la disputa familiar de los hermanos Etchevehere buscan “aprovechan para hacer ruido político”.

 

 

Comentarios