Coronavirus, Política

Preocupado en dos frentes

Alberto Fernández y la negociación de la deuda: “No se va a hipotecar el futuro de la Argentina”

El Presidente brindó una entrevista y también se refirió a la pandemia. Aclaró que todavía no se sabe si se "tocó el pico de contagios por coronavirus, o si puede ser mayor", pero admitió que actualmente “el país está en el peor momento desde que llegó el virus”

Foto: Télam

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que no está seguro de si Argentina “tocó el pico de contagios por coronavirus, o si el pico puede ser mayor”, pero admitió que actualmente “el país está en el peor momento desde que empezó la pandemia”.

En declaraciones a Canal 13, el mandatario admitió que puede ser que crezca un poco más la cantidad de contagios diarios, que actualmente están en alrededor de 900 por día, y dijo que el hecho de que no sigan creciendo depende de la actitud de cada uno de los argentinos.

Tras anunciar ayer la extensión de la cuarentena hasta el 28 de junio con diferenciación por región del país, Fernández reiteró que desde el Gobierno están “evaluando la vuelta de las escuelas rurales en el interior”.

Asimismo, defendió el establecimiento temprano de la cuarentena en el país, que rige desde el 20 de marzo. “De ningún modo, nos adelantamos a poner la cuarentena. Si no lo hubiéramos hecho, no se podrían haber equipado los hospitales”, dijo.

“Gracias a que hicimos la cuarentena evitamos un sinfín de contagios, y evitamos la circulación comunitaria del virus en el 85 por ciento del país”, recalcó.

“La cuarentena nos permitió que no ocurra lo que pasó en otros países donde debían decidir a quién atendían y a quién no”, graficó.

Por último, remarcó que, actualmente, en la Argentina “todos tienen condiciones de ser atendidos” y aseveró que el país cuenta con la cantidad de respiradores necesarios “para atender el mayor pico de la pandemia”.

La deuda

Fernández afirmó que los acreedores de la deuda externa “corroboran día a día la voluntad del gobierno argentino en encontrar una solución”, pero advirtió sobre la necesidad de que “el acuerdo se pueda cumplir en el futuro, ya que no se va a hipotecar el futuro de la Argentina”.

“Lo que los acreedores corroboran día a día es nuestra voluntad de encontrar una solución. No nos hemos encerrado en dogmas ni en actitudes tercas, lo que sí queremos es garantizar que el acuerdo que hagamos lo podamos cumplir en el futuro”, dijo Fernández.

En ese aspecto, advirtió además: “Hoy estamos mucho más necesitados que antes de la pandemia por coronavirus, por eso tenemos que ser mucho más prudentes”.

“Yo tengo confianza en que podamos encontrar un acuerdo en tanto y en cuanto los acreedores entiendan que no vamos a hipotecar el futuro de Argentina”, remarcó.

En ese marco, agregó: “Yo siempre digo lo mismo, yo no tengo ningún interés en decir que resolviste el problema para tu gobierno y le dejaste el problema al que viene. Yo quiero que esto no sea más un problema para los argentinos, que la deuda no sea un condicionante para el desarrollo de los argentinos”.

En ese sentido, contó que les explicó ese tema al grupo de empresarios que recibió el martes en la residencia de Olivos.

“Lo que ocurre también -apuntó el Presidente-, como siempre pasa en una negociación, es que hay posiciones más tercas, más duras, más firmes, y algunos acreedores que hacen más difícil la negociación, pero es una negociación”.

En ese sentido, reafirmó que el Gobierno “va a seguir negociando”, y señaló que se ha “escuchando la contrapropuesta de los acreedores y estamos trabajando con el ministro (de Economía, Martín Guzmán), para ver de qué manera podemos acercarnos a la propuesta de ellos sin que esto signifique poner en riesgo el presente y el futuro argentino”.

“Argentina tiene hoy muchas más necesidades que cuando empezamos esta discusión, porque esta discusión la empezamos antes de que el coronavirus se desatara”, concluyó el mandatario.

Comentarios